Vía: www.operaworld.es/

Sólo unos pocos elegidos llenan teatros y auditorios, son la joya de las casas discográficas, cuentan con miles de seguidores en las redes sociales y sus actuaciones se esperan con entusiasmo en todo el mundo. Estos son, segúnOperaWorld, los mejores tenores en activo del momento.

JONAS KAUFMANN

El tenor bávaro es el más cotizado en la actualidad. Su voz, que cuenta con una atractiva y varonil oscuridad, se desenvuelve en un canto expansivo, apasionado y profundo que hace estragos en su legión de aficionados, que lo siguen por todo el mundo. Jonas Kaufmann es hoy un artista consagrado gracias a una carrera que le ha hecho probar las mieles del éxito en su madurez. Pese a las reservas de algunos críticos, que le afean un excesivo apoyo en la gola, Kaufmann lidera la lista de los mejores tenores de hoy.

https://www.youtube.com/watch?v=IxIc2J1M7HM

El tenor, que cuenta con una potente imagen y una efectiva presencia sobre las tablas, ha cosechado triunfos en los mejores teatros. Su discografía incluye el repertorio verdiano y verista, aunque hoy es una referencia en el terreno wagneriano, para el que su sonido, casi baritonal, así como la amplitud de su instrumento, resultan perfectos.

CELSO ALBELO

Este tenor lírico canario está destinado a ser uno de los más grandes. Es el máximo representante de la escuela canaria, heredera del gran Alfredo Kraus, con el que comparte técnica vocal.

Con su depurada línea de canto que se apoya con elegancia en las consonantes, claridad sureña en los agudos y un bellísimo legato su voz es perfecta no sólo para el repertorio lírico italiano, sino también para el francés.

Su carrera, que compatibiliza con el cuidado de su familia, se encuentra en pleno crecimiento. Celso Albelo ha triunfado en España e Italia con papeles como Nemorino, Alfredo y el Duque de Mantua. También cosecha éxitos en teatros como la Deutche Oper de Berlín y la Staatsoper de Viena. En 2016 hará su debut en el Met de Nueva York como Roberto Leicester en Maria Stuarda de Donizetti.

JUAN DIEGO FLÓREZ

Desde que fuera descubierto internacionalmente en el Festival de Pesaro de 1996, y de que Pavarotti lo señalara como su sucesor, el tenor peruano ha tenido una carrera fulgurante que lo ha colocado como el rey de los tenores líricos ligeros. En el repertorio belcantista rossiniano son pocos los que le hacen sombra. Tal vez para no encasillarse ha realizado incursiones en Bellini y Verdi, con éxito limitado. Últimamente ha explorado el repertorio francés, donde gracias a su musicalidad y a la gracia natural de su estilo ha conseguido triunfar, más en el disco que sobre las tablas. Como un guiño a sus orígenes en la música popular, suele hacer homenajes en sus recitales a la música iberoamericana.

A sus indiscutibles dotes actorales se suman una técnica vocal que le permite servir a la perfección las intrincadas arias de Rossini. Un reto al alcance de muy pocos que para Flórez aparentemente no supone un gran esfuerzo, tal es su facilidad para proyectar la voz en el agudo y con las agilidades. Más allá de la homogeneidad de su timbre y su do de pecho, la elegancia de su canto legato es el verdadero secreto de su éxito.

VITTORIO GRIGOLO

Uno de los mejores tenores del momento es el italiano Vittorio Grigolo, todo un soplo de aire fresco al panorama tenoril. Con un aire de gentleman actual y seductor, este tenor lírico se ha metido en el bolsillo a las aficiones más exigentes. Ha triunfado en el Ducca de Rigoletto, como Rodolfo en La Bohème y recientemente como Hoffman en Nueva York.