Escrito por Prensa Fundamusical Bolívar

El pianista, junto a los bailarines Brixio Bell y Oriana Chep, realizará un recital este martes 29 de octubre en el Centro Nacional de Acción Social por la Música en Quebrada Honda, como parte del Festival El Piano y los Períodos de la Música.

Kristhyan Benítez mostrará las distintas facetas del vals venezolano. Foto: Anastasia Camargo

Kristhyan Benítez mostrará las distintas facetas del vals venezolano. Foto: Anastasia Camargo


Mostrar cómo Venezuela adoptó el tradicional vals del salón europeo a su identidad musical es la intención del recital que ofrecerá este martes, 29 de octubre, el pianista venezolano Kristhyan Benítez en la sala Fedora Alemán del CNASPM a las 5:00 p.m.
Benítez pertenece a una generación de jóvenes músicos venezolanos que cuentan con una trayectoria internacional

Benítez pertenece a una generación de jóvenes músicos venezolanos que cuentan con una trayectoria internacional


“El vals forma parte de nuestra identidad por el legado que nos dejaron los grandes compositores venezolanos del siglo XIX y XX. Venezuela en la época de la colonia fue el único país que explotó la riqueza y la belleza de los valses de salón muy populares en Europa. Gracias a nuestra mezcla, logró trascender como icono dentro de los repertorios de la música venezolana. Es una joya del viejo mundo transformado en una orquídea, como parte de nuestra identidad”, asegura Benítez, quien se paseará en el recital por valses europeos y venezolanos.

El romanticismo musical del pianista y compositor polaco, Frédéric Chopin, y del húngaro Franz Liszt, así como la música impresionista de Claude Debussy y su contemporáneo Erik Satie, serán interpretadas por Benítez en la primera parte del recital. Para luego ejecutar valses tradicionales venezolanos, como Mañanita caraqueña, de Evencio Castellanos; Dama antañona, de Francisco De Paula Aguirre; y De Conde a Principal, de Aldemaro Romero, entre otras.

Como ha ocurrido dentro del Festival de Piano, los conciertos también contarán con puestas en escena. En esta ocasión, los bailarines Brixio Bell y Oriana Chep danzarán junto a las piezas que interprete Kristhyan Benítez dentro del recital, para recrear de manera clásica, con ciertos toques modernos, estos majestuosos bailes de antaño.

“A través de toda la literatura pianística, y a partir de Chopin, ha sido de gran interés para los compositores de valses poder recrear de alguna manera todas esas coreografías tan elevadas, que necesariamente no requieren la presencia de unos bailarines. Sin embargo, los valses también se refieren a poemas coreográficos escritos como es el caso de La valse, de Maurice Ravel. Su soltura rítmica y elegancia los hacen de mucha atracción tanto para intérpretes como para el público que los disfruta”, afirma el pianista, condecorado con la Orden José Félix Ribas en su segunda clase, el más alto reconocimiento otorgado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela a jóvenes que han contribuido al engrandecimiento cultural del país.