Les recordamos que están todos invitados a Rockesta 2013, con la Orquesta Sinfónica de Venezuela en el Teatro Santa Rosa de Lima, el 19 de mayo de 2013, a las 6:00p.m. Las entradas las pueden adquirir en las Taquillas del Teatro Santa Rosa de Lima, ubicado en la Urb. Santa Rosa de Lima y tienen un costo que va desde Bs. 150 hasta Bs. 250. También pueden adquirirse en www.ticketmundo.com y en sus puntos de venta ubicados en los centros comerciales CCCT, Sambil y Tolón.

Y ahora disfruten de esta interesante entrevista a los Bellos Públicos, realizada por nuestra colaboradora Evelyn Navas Abdulkadir en Exclusiva para Venezuela Sinfónica

Desde hace varios años Los Bellos Públicos han estremecido con lo mejor del rock en sus conciertos. Su historia sobresale por el ferviente deseo de hacer música que les permitiera expresarse, liberarse de las tensiones y salir de la rutina. Destacados músicos, profesionales y empresarios reunieron talentos y voluntades para crear Los Bellos Públicos y compartir con una audiencia que conoce y disfruta del rock.

Los Bellos Públicos

Los Bellos Públicos

El rock sinfónico es un género que va en ascenso y que ha calado hondo en el gusto de los venezolanos. Venezuela Sinfónica –como primer noticiero digital del país dedicado al mundo sinfónico y a las expresiones musicales de fusión de género- conversó con Roberto Rimeris, integrante de Los Bellos Públicos acerca de sus orígenes y sus proyectos.

Roberto Rimeris

Roberto Rimeris

Evitando el diván

No son músicos jóvenes, hace tiempo que tienen trayectorias muy destacadas. Son empresarios, profesionales y músicos, que combinan de manera efectiva su tiempo para brindar a un público que ya es cautivo, muy buena música dentro del género de rock clásico (entiéndase el rock de los 60’ y 70’) a través de la propuesta que se conoce como Los Bellos Públicos. No tienen un disco grabado, si un DVD de un concierto de carácter sinfónico con la Orquesta Filarmónica Nacional y otro DVD con la Orquesta Sinfónica de Venezuela que está en postproducción.

Al parecer no les alcanza el tiempo para cumplir con tantas obligaciones que el mundo empresarial les da, pero de algo pueden estar seguros, en escena, conquistan el escenario con una altísima ejecución, nada que envidiarle a otras bandas de rock, y lo mejor, se amalgaman perfectamente con una orquesta sinfónica profesional.

Los Bellos Públicos están conformados por Iván Marcano en la batería y percusión; Rubén García en los teclados; Dina Saavedra, cantante; Jorge Julio Chapellín, cantante y percusionista; Richard Blanco Uribe en el bajo y Roberto Rimeris en la guitarra. En fecha reciente se les ha unido un nuevo cantante: Leonardo Lovera, quien según Roberto Rimeris hace un equipo increíble con Dina Saavedra, “nuestra cantante estrella”.

En el año 2004 iniciaron sus actividades como agrupación, y en un principio asegura el guitarrista, Roberto Rimeris: “empezamos para compartir nuestra forma favorita de disfrutar, bajar el estrés y evitar el psiquiatra. Tocando la música que nos es común y de la cual fuimos protagonistas, no sólo musicalmente, sino también vivencialmente”.

Los Bellos Públicos

Los Bellos Públicos

El encuentro entre amigos no fue casual. Al ser músicos profesionales con carreras emprendidas en diversos ámbitos y siendo exitosos, el fruto de la unión estaba asegurado. Cuenta Rimeris: “Era lógico que nos exigiéramos en los arreglos y ejecución y no quedarnos en una simple descarga. Así que al poco tiempo empezamos a tener muy buen feedback de nuestros amigos y círculo cercano de público que nos animaron a seguir componiendo arreglos para los clásicos del rock con nuestro propio sello sonoro”.

Bellos, ¿nosotros? Ustedes!!!

Además de la calidad musical, hay otro elemento que distingue al grupo, el buen humor. La madurez que da el tiempo les permite asumir las cosas como vienen. Al consultarle sobre el nombre de la agrupación, un poco extraño para una banda de rock, cuenta Rimeris que hay dos versiones, pero el tiempo borró cual era la verdadera: “Una cuenta como nos encontramos en un casting de Míster Venezuela y así empezó la idea del nombre. La otra versión explica que ya con la tercera edad cerca y la competencia de tanto artista joven que cuidan en forma especial su apariencia física, pues decidimos subrayar lo mejor que tenemos, nuestro Bello Público”. Sí, se refieren a la audiencia, esa que los sigue a pesar de no estar en Twitter y de manejar escasamente una cuenta en Facebook (alegan que aunque les encanta la tecnología, no tienen tiempo). Y es verdad, sus presentaciones suelen ir a sala llena.

VS: ¿Cómo combinaron sus talentos particulares?

RR: “Fuimos producto de la selección natural entre buenos amigos, nos quedamos quienes teníamos el tiempo y la fiebre para ensayar todas las semanas por amor al arte. Cada uno compone su parte, en percusión lidera Iván, las líneas de bajo las compone Richard, la guitarra Roberto, los arreglos de teclados que incluye varios instrumentos (piano, órgano, cuerdas y metales, entre otros) Rubén García, sentimos que estos arreglos de teclado le dan un carácter especial al grupo y en ese sentido creo que la responsabilidad de Rubén es muy importante. Sin embargo en la producción musical participamos todos”.

VS: ¿Cuándo decidieron que el repertorio iba dedicado al rock? ¿Qué tipo de rock tocan y por qué? ¿Tienen interés por otro tipo de música?
RR: “Tocamos Rock Clásico, que empezó a ser escuchado y reconocido a comienzo de este siglo por las nuevas generaciones como el origen de mucha de las corrientes musicales actuales. Todos tenemos otras actividades aparte de ensayar con el grupo semanalmente. Tocar canciones súper conocidas y versionarlas requiere menos tiempo que composiciones originales (con el tiempo hemos escrito varias aún inéditas). Además todos conocemos bien nuestro repertorio y  es sencillo con la formación clásica del Rock cubrir un repertorio amplísimo. Pero en especial es muy sabroso tocar el rock de las décadas de los años 60’ y 70’. A todos nos gustan otras corrientes desde la salsa, lo clásico (nuestro bajista es el primer bajo de la Filarmónica Nacional), música contemporánea, brasileña, venezolana, etc. Varios de nuestros integrantes tocan otros estilos musicales”.

VS: ¿Cómo surgió la combinación de rock con melodías sinfónicas?
RR: “En el año 2008 tuvimos la gran oportunidad de tocar con la Orquesta Filarmónica Nacional. Con ocasión de un ensayo nos vinieron a escuchar, por sugerencia de Richard Blanco Uribe, los maestros Pedro Mauricio González y Antonio Toñito Naranjo  quienes se entusiasmaron con la idea de fusionar al grupo con la orquesta para un concierto. Pedro Mauricio González y Gastón García hicieron todos los arreglos orquestales  y adicionalmente el maestro Pedro Mauricio dirigió la orquesta. Tuvimos la suerte de que el maestro Pedro Mauricio nos adoptó y ha sido el aliado indispensable para conectarnos con lo sinfónico. Somos además de amigos, sus admiradores incondicionales, así que en cada oportunidad que se presenta ya nos es mucho más sencillo asociarnos a la música orquestal  gracias a esta alianza”.

VS: En Venezuela, el movimiento académico ha crecido exponencialmente, ¿Cómo evaluan esa gran presencia de Venezuela a nivel sinfónico?
RR: “Es un orgullo contar en Venezuela con orquestas tan antiguas y profesionales como la Orquesta Sinfónica de Venezuela y en las últimas décadas, con la cantidad de excelentes orquestas que han salido del sistema nacional fundado por el maestro José Antonio Abreu. Ahora Venezuela no sólo es conocida por el petróleo, nuestras bellas mujeres, el béisbol, sino también por la excelente calidad, cantidad  y versatilidad de sus músicos  y orquestas. Lo increíble de este movimiento sinfónico es que no sólo ha logrado aumentar exponencialmente la difusión popular de la música clásica y clásica venezolana, sino que la cantidad de los excelentes músicos que se han desarrollado ha creado un vital y novedoso movimiento de música tradicional venezolana. También la calidad en general de la producción musical nacional se ha visto elevada y enriquecida gracias a los resultados de este apoyo especial a la música”.

VS: Han compartido escenario con grandes orquestas sinfónicas profesionales, ¿qué se siente estar en el escenario con músicos tan talentosos?
RR: “Ha sido un sueño hecho realidad, un honor y un orgullo. Somos profundos admiradores de los maestros de la Orquesta Sinfónica de Venezuela y de la Orquesta Filarmónica Nacional y compartir el escenario y disfrutar juntos de un concierto nos parece increíble. Como dice nuestro bajista somos unos suertudos con muy buena fortuna, ¡valga la redundancia! ¡Estamos muy agradecidos!”.

VS: ¿Es muy difícil para una agrupación presentar un show de fusión sinfónica? ¿Qué hace falta para lograr impulsar este tipo de conciertos?
RR: “Técnicamente hace falta varios elementos: arreglos orquestales excelentes y que el grupo de rock esté bien acoplado y toquen precisamente. Por otro lado, el tempo de cada canción es cuidadosamente estudiado y esto ayuda a la integración más firme y solida de la orquesta y el grupo y el público percibe el concierto con más ¨swing¨ y fuerza. La producción es compleja desde el punto de vista técnico y no es fácil contar con el tiempo o los recursos suficientes para hacer más presentaciones. Sin embargo, los resultados –a juzgar por el público- han sido excelentes. Ojalá tengamos la oportunidad de trabajar con más recursos y  tal vez con la participación de una de las grandes productoras del país. Ha sido gracias al  apoyo de las orquestas que hemos podido presentarnos. Dice mucho de la amplitud de criterio y la pasión con que los músicos y directivos toman su trabajo”.

VS: ¿Qué aportes dará la agrupación a Rockesta 2013? ¿Qué clase de rock escucharemos?
RR: “Escucharemos un concierto con muchos de los temas que presentamos con la Orquesta Sinfónica de Venezuela en el 2012. Sentimos que mucha gente no consiguió entradas ese día. El trabajo sinfónico es de mucha calidad y profundidad y vale la pena exhibirlo otra vez. Además presentaremos nuevas canciones y muchas sorpresas”.

VS: La mayoría de ustedes son empresarios, músicos y profesionales. ¿Cómo combinar la vida laboral y la musical?
RR: “La vida laboral de la mayoría del grupo es dentro de la música, sin embargo es igualmente complicado a veces combinar los requisitos laborales con los del grupo. Nuestra pasión por tocar y presentarnos es tanta, que siempre encontramos tiempo para hacer ambas cosas. Es cuestión de motivación y disciplina”.

VS: ¿Qué han aplicado de sus experiencias como profesionales a la música y a la agrupación?
RR: “La disciplina, y a pesar de no tener un productor, nuestro esfuerzo gerencial nos ha permitido asumir retos como éste”.

VS: ¿Están conquistados por las nuevas tecnologías para la música?
RR: “Claro que sí, nuevos equipos, formas de grabar, nuevas posibilidades técnicas y sonoras. La calidad que podemos obtener hoy ha sido mejorada grandemente por el desarrollo tecnológico. Sin embargo, mantenemos la esencia del sonido ‘vintage’ necesario para nuestro tipo de música. A nivel de redes sociales comprendemos su gran auge y utilidad, pero con tanto trabajo casi nos es imposible manejarlas en este momento”.