Vía: El Nacional | GERARDO GUARACHE OCQUE

La artista, miembro de la Simón Bolívar Big Band Jazz, recorrerá la banda sonora de su vida en formato de cuarteto. Conviven en su repertorio Michael Jackson y John Coltrane

Linda Briceño Foto: ©Francisco Osal

Linda Briceño Foto: ©Francisco Osal

Quien ha estado expuesto al talento de Linda Lee Briceño conoce su capacidad para abrirse camino, a fuerza de feeling, hacia el corazón de su audiencia. Es una habilidad innata. Ciertamente. Pero también se vale de destrezas que ha estado desarrollando desde que tenía 4 años de edad. La trompetista y cantante, ahora de 25 años, salió del cascarón y comenzó a hacer pública su búsqueda artística.

Mis canciones favoritas es el nombre del show que presentará el domingo en el Centro Cultural BOD-Corp Banca, acompañada por Gonzalo Teppa (contrabajo), Adolfo Herrera (batería) y Gabriel Chakarji (piano). Convivirán en el repertorio del concierto temas como “Dedicated to You” de John Coltrane, “Human Nature” de Michael Jackson y “You’ve Got a Friend” de Carole King.

Linda Briceño Foto: ©Francisco Osal

Linda Briceño Foto: ©Francisco Osal

Cuenta que no había sentido una conexión tan profunda como la que experimenta cuando interactúa con Teppa y Herrera. “Gonzalo está loco, al igual que Adolfo, con quien tengo algo en común: estamos enamorados de las canciones. Yo conversaba con él y le decía que la gente está acostumbrada a verme haciendo jazz, pero él me respondió que aunque esté tocando algo de Don Omar, siempre y cuando se pueda hacer una buena versión, está bien”.

Donde Briceño toca se abren puertas. Estando en Davos, Suiza, en una convención del Foro Económico Mundial, compartió con otros líderes juveniles. Ella, en su rol de global shaper, actuó frente a la delegación de jefes de Estado latinoamericanos. De aquel performance, que curiosamente presenció el presidente de Polar, Lorenzo Mendoza, y el mandatario mexicano Felipe Calderón, surgió una invitación para que participara en la Gala de la Fórmula 1.

Su lectura de “Bésame mucho” fue un hito en aquel recital que ofreció en Barhein. Por eso se reunió en el estudio con el pianista Gonzalo Grau y el percusionista Diego Álvarez –sus amigos– y grabó una versión que desató furor en Youtube. “Lo curioso es que ésa fue la primera toma que grabamos y quedó fantástica. Esa canción es un tema que ha tenido mucho que ver conmigo en estos meses. He tenido acceso a muchas personas que no conocían mi trabajo. Creo que no importa si estás haciendo jazz u otra cosa; siempre y cuando tus canciones sean buenas y tengan un mensaje, vas a llegarle a mucha gente”.

Briceño, quien se mudará a Nueva York en agosto para estudiar jazz performance en la New School of Music, ha estado asomando sus propias composiciones. Es una faceta desconocida por muchos, aunque practica el oficio desde la adolescencia.

“Empecé a tomarme el asunto en serio cuando pude mostrarle cosas a los amigos de mi papá (el baterista Andrés Briceño). Él pensaba que era una etapa mía porque yo fui roquera, rapera, de todo (risas); creía que era sólo una fiebre. Tuve horas de soledad con la guitarra y encontré una pasión, así que comencé a grabarlo todo en una computadora. Mucha gente espera de mí un disco supertrancao de fusión y jazz, pero eso no representa lo que soy. Creo en algo más allá: en la música y la palabra que se unen para aproximarme a las personas”.

Briceño ya grabó un álbum, que deberá pasar por un proceso de masterización, mezcla y posproducción. Allí la trompetista de la Simón Bolívar Big Band Jazz compartirá su viaje creativo, desde “Pegada a ti”, la primera canción que compuso, hasta otras más recientes, que involucran vivencias más adultas. Ella tiene claro el carácter autobiográfico de sus obras: “Los artistas contamos nuestras historias a través de lo que hacemos”.