La Orquesta Sinfónica de Venezuela con motivo de su 87° Aniversario, presentará este domingo 25 de junio a las 11:00 am, un concierto enmarcado en la serie “Solistas de la Sinfónica”, en la Asociación Cultural Humboldt. La oportunidad también servirá para la orquesta muestre el talento y el virtuosismo de dos de sus nuevos ingresos: Lila Vivas, una de las grandes figuras del violín de Latinoamérica y quien se hizo con el cargo de principal de los primeros violines en las pasadas audiciones, y el talentoso David Jesús Viña, solista encargado de los segundos violines.


Por Roberto C. Palmitesta R. | @rpalmitesta | ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA | 

Tanto Vivas como Viña se conocen desde niños y hasta son vecinos; ambos fueron integrantes de la Sinfónica Nacional Infantil, luego pasaron a la Sinfónica Teresa Carreño y ahora ingresaron juntos a la OSV, por lo tanto existe entre ellos el entendimiento ideal para interpretar una obra tan compleja como lo es el Concierto para dos violines del compositor J. S. Bach que además requiere mucha sincronía.

“Bach es un padre de la música, es el maestro de las fugas y eso se nota sobre todo en el tercer movimiento que tiene esa fuerza, pero el segundo es el más hermoso, provoca que sea eterno, que no termine. Yo le decía a David en los ensayos que más allá de las notas tenemos que disfrutar este concierto, porque es una delicia, lleno del misticismo que solo Bach ha podido escribir”, expresó Lila Vivas sobre la obra.

La violinista está consciente que tanto ella como su compañero enfrentan un gran reto: “Es un concierto difícil porque hay que cuidar la afinación de los dos violines, buscando los mismos colores y es una búsqueda sin fin porque es una obra que fue escrita hace tanto tiempo, que ha sido tocada tantas veces y tiene muchas maneras de interpretarse”.

“Esta obra fue escrita hace más de dos siglos y se sigue tocando, además tiene muchas grabaciones y fue interpretada por los mejores violinistas del Siglo XX. Cada versión es diferente. Lila y yo nos conocemos bien, entonces eso ayuda a que le demos un toque personal a nuestra versión”, destacó David Viña.

Para el joven violinista “Bach es un gran genio, su música trasciende lo terrenal y va hacia lo espiritual. Se trata de un concierto muy completo, porque las dos voces que representan los violines confluyen y son protagonistas”.

Vivas agradece a su nueva casa artística por la oportunidad de tocar para solista una obra tan representativa para el repertorio escrito para el violín: “estos ciclos de conciertos para solistas que produce la orquesta son importantísimos. Agradezco la confianza que dan para ser solista, para mí es un honor. También agradezco que le dieran la oportunidad a David”:

Ambos músicos formados en El Sistema y que ahora inician una nueva etapa profesional en la OSV están de acuerdo en que constituyen la pareja ideal para interpretar este concierto. “Tenemos 10 años tocando en la misma orquesta pero nunca habíamos tocado juntos como solistas, hasta ahora las ideas han fluido muy bien, hemos realizado un trabajo muy profundo. Estoy muy contenta de que David reciba esta excelente oportunidad como solista, él la merece porque es un músico muy completo y muy profesional”, explicó Lila.

Por su parte David expresó palabras de oro para su compañera: “Lila es una gran violinista, es extraordinaria, la admiro muchísimo tanto en el aspecto técnico como en el musical, estoy aprendiendo mucho con ella. Puedo decir que soy un violinista distinto al que era hace dos semanas cuando ambos comenzamos a montar este concierto”.

Una nueva etapa para Lila Vivas

Desde niña Lila Vivas fue muy respetada por su destreza con el violín. El maestro Abreu hablaba con orgullo sobre su enorme capacidad para entender y apreciar la música. Como concertina de la Orquesta Sinfónica Teresa Carreño no solo demostró su talento musical, también su capacidad de liderazgo y el gran apoyo que representaba para los directores. Siempre manifestó su amor por la música de cámara y nunca desaprovechó una oportunidad para tocar como solista con distintas orquestas. Tiene disciplina, constancia, madurez, dedicación, seguridad en sí misma y además es una mujer muy hermosa: en resumen cuenta con todas las llaves del éxito.

Ahora inicia una nueva etapa como principal de los primeros violines de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, patrimonio artístico y cultural de la nación. Con muy buen ánimo y el aplomo que la caracteriza atendió a Venezuela Sinfónica para contar cómo ha sido el inicio de esta nueva etapa y además ofrece un adelanto de sus planes futuros.

VS: ¿Cómo inicia esta nueva etapa para Lila Vivas?

Entrar a la OSV ha sido una experiencia completamente diferente. No reniego nunca todo lo que me dio El Sistema y estaré eternamente agradecida con esa gran familia. Agradezco y le agradeceré siempre a El Sistema porque allí me formé y viví algunos de los momentos más importantes de mi vida, soy quien soy en parte gracias a esa institución, con todo lo que me enseñó. Me fui en buenos términos dejando las puertas abiertas. Ahora desde que llegué a la OSV el trato ha sido muy profesional, es algo distinto, porque son dos instituciones diferentes (El Sistema y la OSV) y cada una tiene su estilo y su manera de llevar las cosas.

VS: ¿Cómo te han tratado tus nuevos compañeros de la OSV desde que ingresaste?

El trato ha sido muy profesional, muy respetuoso, es un trato único, me tratan tan bien que a veces me da pena. La receptividad de los músicos ha sido excelente, con mucho respeto, todos han tenido palabras de felicitaciones por mi ingreso y me han manifestado que están de acuerdo con el cargo que me dieron. Estoy contenta y le agradezco muchísimo a la OSV por esta gran oportunidad.

VS: Tengo entendido que te enfrentaste a un proceso de audición muy fuerte, aunque sé que te gustan los grandes retos.

Si, así es, la audición fue muy fuerte y exigente, tuve que tocar unos solos para concertino muy difíciles ante un jurado estricto, conformado por solistas de alto nivel que hacen vida dentro de la orquesta.

VS: ¿Qué piensas hacer en un futuro? ¿Cuáles son tus planes? ¿Buscas desarrollarte como solista?

Es que yo no soy solista como tal.

VS: ¡Imagínate! No te creo que digas eso (risas)

No Roberto (risas), claro que si salen oportunidades como solista no las voy a desaprovechar, me encanta, pero lo que más me apasiona es la música de cámara, tú lo sabes, quiero buscar oportunidades en este campo como también quiero seguir tocando con la orquesta, sentarme a hacer mi trabajo en la fila de violines, pero como te digo, si salen oportunidades para tocar como solista pues no me quejo (risas).

VS: Si, es cierto, tú tienes excelentes cualidades para la música de cámara, prueba de ello son los festivales donde hasta has llegado a ganar. Imagino que tienes muchas expectativas en tu nueva etapa con la OSV.

Sí, me encanta, la orquesta tienen buenos proyectos y quiero apoyar en todo lo que pueda, como te comenté me encantan este tipo de series de conciertos, donde le dan la oportunidad a los solistas, sobre todo a los jóvenes. Estoy muy entusiasmada con la programación y los planes de la OSV.

VS: ¿Has pensado en abrir un espacio con miras a una posible carrera internacional como solista?

No, pero claro que me encantaría, si surge alguna invitación para tocar como solista invitada fuera de Venezuela claro que la aprovecharía. He venido abriéndome campo como solista pero en el interior del país, buscando tocar en diferentes ciudades, hace poco toqué junto a la orquesta del núcleo de Carora.

VS: Sí, ya que lo mencionas en ese núcleo están haciendo un gran trabajo.

Así es, es un núcleo super activo y la orquesta es de muy buen nivel. El maestro Felipe Izcaray ha hecho un gran trabajo inyectando a todos esos jóvenes sus conocimientos y les está dando otra educación, inclusive los pone a hacer repertorios semanales. Hacen vida jóvenes que tienen muchas ganas de abrirse campo en la música. Además de tocar, también di clases a los integrantes del núcleo y esa es otra cosa que me encanta: la docencia. Tanto en Carora como en Barquisimeto hay mucho movimiento y eso mantiene a los músicos motivados.

VS: No muy lejos de Barquisimeto, a pocas horas hay otro núcleo con mucho movimiento como lo es el de San Felipe, capital de Yaracuy.

Sí, claro, yo toqué allí una vez cuando ganamos el festival de música de cámara y luego nos dieron una gira de conciertos por varias ciudades. Me sorprendió la cantidad de niños y la cantidad de actividades que tienen. Me dejó asombrada un ensamble de música de cámara de niños que tenían como ocho o nueve años apenas.

VS: Te deseo el mejor de los éxitos en esta nueva etapa, la OSV debe sentirse muy dichosa y afortunada de poder contar contigo, estamos a la orden para apoyarte con tus actividades y ya sabes que cuando empieces a ser solicitada en el exterior nos vas a avisar para ser testigos de la noticia.

Gracias Roberto, seguro (risas), Dios quiera que sí. Gracias a Venezuela Sinfónica por el apoyo.