Hasta finales de julio estará abierta esta exposición en el hall de la Biblioteca Central de la Universidad Central de Venezuela, que cuenta con la curaduría de Vince de Benedittis.


Vía: www.eluniversal.com |  VINCE DE BENEDITTIS

“Tres músicos bajo las nubes de la UCV”, es la exposición que está abierta en el hall de la Biblioteca Central de la Universidad Central de Venezuela, y permanecerá a disposición del público visitante durante los meses de junio y julio de 2017.

Al reunir a tres grandes músicos del pasado, nos complacemos en intitular la exposición con un punto que identifica una común contemplación estética que nos producen las “nubes” (o “platillos”) de Alexander Calder (1898-1976) que se hallan suspendidos en los techos y paredes del Aula Magna.

Son sugerentes íconos “atmósfericos”, pues sirven de centro para el recogimiento de la belleza visual producida, y valen –asimismo- de gavión sonoro al cual contribuyen las pantallas insonorizadas sujetadas para este fin. Al igual que el Vitral de Fernand Léger (1881-1955) que está en el hall de la Biblioteca Central, el cual simboliza el prisma de la luz “exterior” donde se filtran los colores que tiene el cielo caraqueño.

Todo lo anterior, si ingresamos al Aula Magna, nos permite percibir un fenómeno -dentro de su recinto- como si estuviese sugerido –esta vez por medio del olfato- un cierto olor a “arte condensado”, pero que –a su vez- debería ser equiparado al índice acústico que también sintetizan las “nubes” de Alexander Calder en su conjunto. Ya que con dicha exposición se pretenden divulgar aspectos de la música de la Ciudad Universitaria y que toca destacarse por  los hitos igualmente fundamentales en la vida de éstos músicos venezolanos memorables:

Antonio Lauro (1917-1986) por haber sido Creador del “Trío de Guitarras de la UCV” mejor conocido como “Trío Raúl Borges”  desde 1969, gracias a la representación dada por la Universidad Central de Venezuela a través de su Director de Cultura, el Profesor Gustavo Luis Carrera.

Fredy Reyna (1917-2001) por haber impartido como Instructor de los “Cursos de Cuatro Solista” entre 1966 y 1970, que formalizó la UCV en el tiempo en que Carlos Augusto León fue Secretario de Cultura y en el marco que ofreció la primera edición del Concurso Internacional de Guitarra dedicado al maestro Alirio Díaz.

Vinicio Adames (1927-1976) por haber cumplido su labor como Director del Orfeón Universitario a partir del año 1954 -con el apoyo dado por Israel Peña para que la organización coral pasara a formar parte de la Dirección de Cultura- pero también, gracias a la empeñada labor de reorganización y profundización dada por el mismo músico larense (desde 1959)  y contribución o beneficio en su trayectoria hacia  la internacionalización del movimiento coral venezolano.

Para evocar a éstos tres músicos “bajo las nubes” de la UCV, gracias al apoyo logístico dado por la colega Claudia Delgado, se contó con la conferencia ofrecida sobre “Antonio Lauro: una visión a su centenario” de Alejandro Bruzual, junto a los recitales-conferencias: el “Cuatro solo, una propuesta de Fredy Reyna” de Ángel Fernández, al igual que “Huellas ancestrales: herencia de un mestizaje musical” de Oscar Battaglini y las palabras del Dr. Luis Segundo Jordán que enaltecieron, junto a la conferencia “Vinicio Adames, pilar fundamental del movimiento coral venezolano” de Eleazar Torres, la memoria del exdirector del Orfeón Universitario que junto a sus integrantes fue víctima del accidente de las Azores en el año de 1976.

No pretendo glosar a los profesores que cito en cada uno de los casos que se mostraron a través de esta serie de ponencias. Sin embargo, tanto en Antonio Lauro como en Fredy Reyna y en Vinicio Adames se percibe un mismo propósito de internacionalización e integración venezolanista del arte musical.

Así por ejemplo, Fredy Reyna -como reviviendo algún juglar renacentista- lanza su propuesta del cuatro solista sobre el fragmento de su raíz hispana. Vinicio Adames, un estudiante (egresado de la primera promoción de internacionalistas), ingresó a las filas del Orfeón Universitario y llegó a destacar como su director en escenarios internacionales. Y Antonio Lauro –quien haciendo simbiosis con Alirio Díaz como su más idóneo embajador ante el mundo, crea una guitarra de agua-tierra y forma venezolana.

Pero volviendo a la imagen que nos propusimos señalar -en relación a las nubes de Calder-, valdría la pena recordar que éstas también contaban con la posibilidad –ya que este fue el propósito dado por Carlos Raúl Villanueva- de algún tipo de movimiento giratorio y, está cualidad, permitía intervenir –sin duda- el carácter que acústicamente podía dársele al Aula Magna como auditorio de primer orden para la audición musical.

Contemplando las nubes, en su movimiento estático, recobro la forma de poder imaginar la manera como la música sube a las nubes -pues éstas se las tragan- y terminan siendo nubes cargadas de música: sin encontrar aún el lugar donde esta se devuelva o desaparezca, y donde cada individuo debe persistir en soñar “con música entre músicas” como una vez le dijo Inocente Carreño a Antonio Estévez, en una carta fechada el 29 de octubre de 1987.

Así como el viento es el más noble y esperanzado “pastor de nubes”, propondríamos cerrar esta simbiosis con la propia imagen que dejó el maestro Alirio Díaz  -con su partida en el año 2016- pero que prevalece en su propio testimonio dado en el texto autobiográfico -Al divisar el humo de la aldea nativa (eds. 1984, 2004)- a través del extracto que tomo de su epístola “Al viejo dividive, árbol de amor, de alegría y la esperanza”:  “Cualquier gesto del viento o de la brisa bastaba para que, con el crujido entrañable de tus brazos tarareases tu musical mensaje: un sonsonete reiterativo y sugestivo que debió asemejarse al que aprendieron hombres y pájaros de inmemoriales parientes tuyos. Por cierto, así como se afirma que los humanos podrían ser más humanos desde el momento en que nutriesen su espíritu con mejores y más selectos sonidos musicales, asimismo se dice que los tuyos, la humanidad de tu deslumbrante cosmos, es definitivamente más dichosa cuando se nutre de los mismos alimentos, hipersensible como es a cuanto hay de tierno y expresivo en esos otros  misterios del universo de la música”.

Finalmente, se invita a quienes estén interesados, para que acudan a la Biblioteca Central de la UCV, a ver la exposición bibliográfica, ya que estará activa durante el mes de junio y comienzos de julio. La muestra expositiva rinde homenaje a estas importantes personalidades de la música venezolana, a través de una selección de materiales que forma parte de la propia colección del Centro de Documentación e Investigaciones Acústico-Musicales CEDIAM.

Bibliografía seleccionada para la exposición

ADAMES, Vinicio. [Selección de arreglos corales de:] 1. Canto Aragüeño;  2. Tesorito Lindo; 3. Penumbra; 4. Golpe y Estribillo; 5. Adeste Fideles;  6. Ensoñación; 7. Luna de los maizales;  8. Pasaje;  9. Serenata.  [Nota: esta selección musical pertenece al Maestro Raúl López (actual Director del Orfeón Universitario) quien prestó gentilmente el material coral de su archivo.]
ADAMES, Vinicio. Vinicio Adames por siempre… [Título de su Discografía reproducido en C.D.]
BATTAGLINI Suniaga, Oscar. El cuatro. Continuidad y evolución con respecto a la guitarra renacentista. Caracas: Fundación Centro Nacional de Historia, 2014.
BATTAGLINI Suniaga, Oscar y Alejandro Bruzual. “El mapa de Venezuela en música: la simbiosis entre el compositor y el intérprete: Antonio Lauro y Alirio Díaz. Entrevista a Alejandro Bruzual realizada por Oscar Battaglini Suniaga, en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, martes 25 de abril de 2017”. En: Revista Musical de Venezuela N° 53, enero-abril, 2017.
BRUZUAL, Alejandro. Alirio Díaz. Ensayo biográfico. Caracas: Comala.com, 2001.
BRUZUAL, Alejandro. Alirio Díaz. Il  Chitarrista dei due mondi. Milano: Edizioni Curci, 2014.
BRUZUAL, Alejandro. Alirio Díaz. Guitarra de tierra profunda. Caracas: C.N.E., 2015.
BRUZUAL, Alejandro. Antonio Lauro [2da. Ed., 1998.] Caracas: Fondo Editorial FUNDARTE, Alcaldía de Caracas, 1998.
BRUZUAL, Alejandro. Fredy Reyna. Ensayo biográfico. Caracas: Secretaría de la UCV, Alter Libros Ediciones, 1999.
BRUZUAL, Alejandro. Fredy Reyna. Ensayo biográfico. Caracas: Deltaven, 1997.
BRUZUAL, Alejandro.  La guitarra en Venezuela. Desde sus orígenes hasta nuestros días. Caracas BCV, 2012.
BRUZUAL, Alejandro.  “Lauro y los Orfeones”. En: Cultura Universitaria N° 114, julio de 1993.
BRUZUAL, Alejandro.  Raúl Borges. Maestro de maestros de la guitarra venezolana. Caracas: Deltaven, 1996.
CASTILLO, Alecia. Discurso de orden pronunciado por la Prof. Alecia Castillo H. el 8 de julio de 2004 con motivo de los 30 años de la Fundación Vinicio Adames. http://servicio.bc.uc.edu.ve/derecho/revista/idc27/27-22.pdf
CASTILLO D’Imperio, Ocarina. “Autonomía y cultura ucevista.” En: UCV Autónoma. Caracas: Ediciones del Rectorado de la UCV, 2008.
COLMENARES, Abner J. [et. Al.] El Aula Magna y la síntesis de las artes. Caracas: Dirección de Cultura de la UCV, 2003.
COLOMBANI, Heli. Orfeón 25 años. Caracas: Dirección de Cultura de la UCV, 1968.
COOK, Federico. El cuatro venezolano. Caracas: Cuadernos Lagoven, 1986.
CORTÉS, Ricardo [et. Al.] Un cuatro para cuatro. [Trabajo de asignatura realizado conjuntamente por el autor referido junto a Gisela Gilarte, Fredy Moncada y Erin Vargas para la Maestría en Musicología Latinoamericana de la UCV, 1995].
DÍAZ, Alirio. “Antonio Lauro 60 años de una vida musical total” En: Música en la vida y lucha del pueblo venezolano (Ensayos) / Alirio Díaz. Caracas: Instituto Latinoamericano de Investigaciones y Estudios Musicales “Vicente Emilio Sojo”, 1980. [Artículo originalmente publicado en El Nacional, Caracas, agosto 3, 1976.].
DÍAZ, Alirio. Al divisar el humo de la aldea nativa. Caracas: Monte Ávila Editores, 2004.
GAMBOA, Graciela. Vinicio Adames: una página de oro en el movimiento coral venezolano. https://www.venezuelasinfonica.com
HERNÁNDEZ, Ivo. Antonio Lauro. Caracas: El Nacional, Bancaribe, 2007.
LAURO, Antonio. “Caroní Music Catalogue”, 2002.
LAURO, Antonio. “Orfeones estudiantiles y restauración de nuestro folklore.” En: Música en la vida y lucha del pueblo venezolano (Ensayos) / Alirio Díaz. Caracas: Instituto Latinoamericano de Investigaciones y Estudios Musicales “Vicente Emilio Sojo”, 1980.
LAURO, Antonio. Quatro valses venezolanos for guitar, revised by Alirio Díaz. Amsterdam: Broekmans & Van poppel, 1963.
LAURO, Antonio.  Seis por derecho. Padova: Zanibon, 1977.
LAURO, Antonio.  Sonata para guitarra. Caracas: Dirección de Cultura, 1967.
LAURO, Antonio.  Sonata para guitarra. Caracas: Dirección de Cultura, 1991.
LAURO, Antonio.  Suite venezolana. Amsterdam: Broekmans & Van poppel, 1963.
LAURO, Antonio.  Suite venezolana para piano. Caracas: Ediciones del Ministerio de Educación, 1965.
PENÍN, José. La voz plural: Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela. Patrimonio Artístico y Cultural  de la Nación. Caracas: Dirección de Cultura de la UCV, 2008.
PROVENZALI, Mariela. Ciudad Universitaria de Caracas. Síntesis de las artes mayores: seis décadas 1953-2013  Caracas: Fundación BBVA Provincial. [Detalle de las Nubes de Alexander Calder en el Aula Magna].
REYNA, Fredy. Método de cuatro. Caracas: Ediciones Fredy Reyna, 1956 [Incluye Disco L.P.]