¿Qué otra cosa se puede decir de Edicson Ruiz que no se haya dicho antes? Pareciera que fue ayer cuando su nombre pasó a la historia al convertirse en el primer latinoamericano y el más joven en ingresar a las filas de la Orquesta Filarmónica de Berlín.


Por Roberto C. Palmitesta R. @rpalmitesta | ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA | Fotografía Camilla Staglio

Hoy en día al hablar de evolución e innovación del contrabajo como instrumento, una de las primeras cosas que vienen a la mente es el nombre de Edicson Ruiz.

Con su espíritu incansable le ha dado un nuevo sentido al contrabajo tanto en Venezuela como en el mundo. Él ha sido una de las personas que más han ayudado a que el instrumento tenga un rol protagónico como lo del violín, la flauta, el piano o el violoncelo. Además, ha innovado con sus sonidos y le ha dado un impulso notable a la música contemporánea tanto en la vertiente orquestal como en la música de cámara.

Dentro de su apretada agenda Edicson tiene próximamente tres compromisos trascendentales que se traducen en debuts o “primeras veces”. El 21 de julio se presenta por vez primera en el Reino Unidos y será también la primera vez que el Wigmore Hall celebre en sus instalaciones un recital para contrabajo. En esta oportunidad estará acompañado por la pianista japonesa Yu Kosuge, quien ha realizado numerosas grabaciones para el sello discográfico Sony Music.

Luego, el 29 de julio, actuará acompañado por la gran violinista alemana Veronika Eberle, en el festival de música de cámara  “The Colors of Sound”, que se celebra en San Francisco, EEUU. Allí será dirigido por primera vez por el afamado director Kent Nagano. Esta ocasión servirá además para el estreno de la obra “Rumbach”, escrita para contrabajo y violín por el venezolano Gonzalo Grau. Posteriormente, en agosto, Edicson celebrará su debut como solista en Montreal, Canadá, siendo acompañado nuevamente por la virtuosa violinista alemana.

Con la chispa y el entusiasmo que lo caracterizan, Edicson le cuenta a Venezuela Sinfónica todos los detalles de estos tres nuevos retos. Además, ofrece otro adelanto importante de su agenda que involucra obras del compositor Efraín Oscher. La entrevista también sirvió para expresar sus sinceras y emotivas opiniones sobre la labor del maestro contrabajista Félix Petit, así como de la movida del contrabajo en Venezuela.

VS: ¿Cómo te preparas para tantos conciertos tan importantes e históricos?

En verdad estoy bastante cansado tras una agenda bien apretada, pensaba tomar el verano para descansar, pero surgieron tantos compromisos importantes que me dije a mi mismo que no era el momento para parar, más bien me siento listo y con un nuevo impulso, aprovechando estas excelentes oportunidades que se me presentan.

VS: ¿Cómo están tus expectativas con tu debut como solista en el Reino Unido? Vas a tocar nada menos que en el Wigmore Hall.

Mi maestro de contrabajo me comentó que el Wigmore Hall es una sala famosa por no llenarse durante las primeras presentaciones de un solista, dice que los debuts nunca son a sala llana y que si logro al menos vender la mitad de la sala debo sentirme contento. Hasta ahora tengo casi ¾ de sala llenos, así que estoy muy contento. Además en esa sala nunca antes se había hecho un recital de contrabajo, es toda una novedad, solo en los años 70 se presentó un cuarteto de contrabajistas, así que seré el primer solista-contrabajista, imagínate como debo estar, estoy a millón con esta presentación.

VS: Tienes grandes posibilidades de llenar la sala y hacer historia. ¿Qué nos puedes decir sobre el repertorio? ¿Tienes alguna otra presentación planeada para el Reino Unido?

Voy a tocar con la pianista Yu Kosuge quien ha grabado  una serie de discos para Sony, ella es muy reconocida, juntos habíamos grabado antes para la cadena de televisión NHK, que grabó nuestro concierto en Tokio, Japón.  Previo al concierto en el Wigmore tendremos un “Late Night” en vivo a través del Canal BBC 3, allí tocaremos la obra “Soledad” de Efraín Oscher y algo de Chopin, será una buena oportunidad para promocionar el concierto del viernes (21 de julio). En el Wigmore interpretaré nuevamente “Soledad” además de obras de Dittersdorf, Roland Moser y de Sperger.

VS: Tu próximo “debut” será el sábado 29 de julio en el festival “The Colours of sound” en el que serás dirigido por primea vez por el maestro Kent Nagano con la orquesta de cámara Magellan. ¿Qué puede esperar el público de este selecto festival?

Será la primera vez que me dirige Kent Nagano, quien es un extraordinario director, yo estoy muy entusiasmado por trabajar con él y por tocar ante una nueva audiencia. Además este concierto es muy importante porque en él se llevará a cabo el estreno mundial de la obra “Rumbach”, escrita por el venezolano Gonzalo Grau. Se trata de un dueto para violín y contrabajo en el que compartiré con la gran pianista alemana Veronika Eberle. Esta obra es muy sabrosa de tocar porque está llena de elementos de la música latina, el primer movimiento es un Son Montuno, el segundo es afro-venezolano y el tercero es un guacuancó.

VS: Fíjate que me despierta la curiosidad el hecho de que una alemana interprete diferentes ritmos latinos, porque para algunos de ellos no les es fácil adaptarse a la salsa. ¿Crees que ella con todo y lo virtuosa que es pueda asimilar algo tan autóctono para nosotros como lo es esta obra llena de ritmos latinos?

Bueno ya se verá (risas). Ella es muy talentosa, puede asimilar lo que sea. Te sorprende la capacidad de los alemanes para entender y asimilar la música latina. Es impresionante. Además las almenas bailan salsa de una manera que te quedas loco (risas).

VS: En el festival “The Colours of sound” también interpretaras el Concierto Nº 2 para contrabajo de Carl Ditters von Dittersdorf.

Así es, este es un festival muy importante para la música de cámara en el que tocaré esa obra tan importante para el instrumento de un gran compositor como lo es Carl Ditters von Dittersdorf y bajo la batuta de Nagano, quien tendrá también su primera vez con un concierto para contrabajo. Todo parece indicar que será una experiencia maravillosa.

VS: ¿Cómo están tus expectativas de cara a este compromiso en el que serás dirigido por primera vez por Kent Nagano?

Como te comenté estoy emocionado, las expectativas de ser dirigido por un director de esta talla son enormes, más aún para enseñar el sonido del contrabajo, con obras de este instrumento lo cual no es usual en este festival, entonces el compromiso es mayor.

VS: Después de este compromiso en San Francisco tienes previsto otro debut como solista, esta vez en Montreal, Canadá, así que sigues conquistando espacios, tanto para ti como para el contrabajo como instrumento solista.

Sí, así es, tenía tiempo esperando por esta oportunidad para tocar en Canadá. Voy a dar un recital en Montreal, en el complejo cultural que es la sede de la Orquesta Sinfónica de Montreal, voy a estar participando dentro de la programación de un importante festival de verano. Como bien los dices voy a introducir el contrabajo como instrumento solista.

VS: ¿Cuáles son los planes en cuanto al repertorio para esta ocasión tan especial?

Volveré a tocar con la violinista Veronika Eberle, vamos a tocar el dúo para violín y contrabajo de Bottesini y estrenaremos también en Canadá la obra “Rumbach” de Gonzalo Grau. Estamos muy entusiasmados de poder tocar esta obra llena de sonidos latinos.

VS: Las instalaciones en las que vas a tocar son maravillosas y que justamente son la sede de la Sinfónica de Montreal, que es una orquesta que ha crecido muchísimo bajo la batuta de Kent Nagano. Además Montreal es una ciudad con una vida cultural muy interesante.

Sí, así es, esas instalaciones son maravillosas. Sin duda Kent Nagano ha hecho un trabajo formidable con esa orquesta y Montreal es una ciudad muy bonita. Estoy muy entusiasmado con esta presentación.

VS: Después de estos tres conciertos tan relevantes ¿qué más se puede esperar por parte de Edicson Ruiz?

Tengo otro compromiso super importante porque voy a interpretar en Berlín el 12 de septiembre las “Barroquianas venezolanas” compuestas por otro gran amigo como lo es Efraín Oscher. Es una composición para contrabajo y ensamble que forma parte de una serie de obras con el mismo nombre. La presentación se realizará en la sede de la Orquesta Filarmónica de Berlín.

VS: Cambiando el tema quería preguntarte ¿cómo ves la movida del contrabajo en venezolana con tantas buenas y novedosas iniciativas? Contrabajistas de la Bolívar y de la Sinfónica de Caracas están haciendo recitales muy interesantes de contrabajo y poesía, o de contrabajo y filosofía, liderados por Claudio Hernández.

Me parece genial, yo estoy muy sorprendido, es algo que ni yo me lo esperaba, estamos hablando de llevar al público la máxima expresión del arte con el protagonista menos esperado: el contrabajo. Esta idea de combinar la música con la danza, la poesía, la filosofía y otras disciplinas es realmente genial, Claudio ha hecho un gran trabajo. Este tipo de iniciativas representan una medalla más que merecida para el maestro Abreu y para Félix Petit.

VS: Sin duda el maestro Félix Petit ha hecho un trabajo trascendental en el desarrollo del contrabajo en Venezuela.

Todo lo bueno que pueda decir acerca del maestro Félix es poco, me quedo corto porque a él le debemos tanto que ni te lo imaginas.

VS: En Venezuela el maestro Félix Petit es al contrabajo como lo es el maestro Del Castillo con el violín.

Si, son dos grandes maestros, extraordinarios. Pero el maestro Del Castillo es más rumbero (risas), en cambio Félix es más reservado, es como Yoda de Star Wars (risas), es una persona que le gusta el bajo perfil y no le gusta la exposición mediática.

VS: Sí, es un hombre de una gran disposición para enseñar, pude verlo varias veces cuando yo trabajaba en el Conservatorio de Música Simón Bolívar.

A Félix se lo debemos todo y pensar que cuando comenzó nadie apostaba por él y fueron sus alumnos quienes comenzaron a llamar la atención, demostrando la calidad de su trabajo. Resulta que él fue quien mostró a tantas generaciones cómo funciona un contrabajo. “Felix Petit ha sembrado y cultivado las mejores semillas del contrabajo en Latinoamerica” Ahora el maestro se retiró y tiene un merecido descanso y veremos cómo continúa esa labor.

VS: Bueno, muchos contrabajistas de diferentes generaciones dicen que te puede tocar a ti tomar ese relevo y no te imaginas a la gran cantidad de ejecutantes del instrumento que tú has influenciado, y que están pendientes de tus videos en redes sociales y de tus conciertos para ver en qué forma pueden aprender de Edicson Ruiz.

Es un honor y me alegra mucho que mi trabajo sirva de enseñanza. Lamentablemente tengo muchos años sin ir a Venezuela porque la situación del país no lo permite, pero igual yo siempre busco y seguiré buscando la forma de ayudar. Pienso que son los alumnos de Félix y tantos contrabajistas que están haciendo cosas maravillosas son quienes mantendrán viva esa llama, yo siempre me quedo boquiabierto con cada talento que emerge, es impresionante lo fértil que es Venezuela con sus talentos musicales y no solo en lo académico, en otros géneros musicales también.

VS: Sí, es cierto, los contrabajistas formados en El Sistema han dado mucho de qué hablar en distintos géneros musicales, fíjate por ejemplo lo que está haciendo Freddy Adrián en el jazz y la música latina.

Lo que está haciendo Freddy Adrián con el jazz es impresionante, igual Carlos Rodríguez o Gonzalo Teppa con la música venezolana. Es que tanto el maestro Abreu con Félix Petit son unos pescadores de hombres, ellos han sabido como buscar lo mejor para todos nosotros y le han dado sentido a la vida de tantos niños y jóvenes.