Prensa FundaMusical Bolívar

Ambas obras, de las más exigentes para el repertorio de este instrumento en su género, serán interpretadas por el violinista y la pianista Ana Karina Álamo este sábado 19 de julio, a las 5:30 p.m., en la Sala Fedora Alemán del Cnaspm
César Franck

Álvaro Lárez

Dos de las sonatas más exigentes para la técnica e interpretación violinística serán interpretadas este sábado 19 de julio por uno de los miembros de la fila de primeros violines de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela (OSSBV), Álvaro Lárez. Junto a la pianista Ana Karina Álamo, Ludwig van Beethoven y César Franck resonarán con toda su fuerza en la Sala Fedora Alemán al Centro Nacional de Acción Social por la Música (Cnaspm), a las 5:30 p.m.

Ana Karina Álamo ©sherryferrante

Ana Karina Álamo ©sherryferrante

Lárez hizo un alto en sus ocupaciones como director itinerante del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela para hacerse cargo del reto de tocar la Sonata para violín y piano n° 7, Op. 30 de Beethoven, que será la primera en el orden del repertorio. La obra, que fue escrita entre 1801 y 1802 para el Zar Alejandro I de Rusia, “es técnicamente una de las sonatas más difíciles que escribió este compositor”, asegura el intérprete de 33 años y natural de la Isla de Margarita, donde inició sus estudios de música en el núcleo de El Sistema en La Asunción. “Siempre soñé tocarla, es una las que más me identifica”.

Luego de los 28 minutos que dura aproximadamente esta creación, Lárez y Álamo se convertirán en transmisores de otro gran reto técnico en cada uno de sus instrumentos y especialmente exigente en comunicar fuerza y pasión: la Sonata para violín y piano en La mayor de César Franck.

“Esta es una obra súper apasionada, extremadamente romántica. Sus líneas melódicas son hermosísimas, y si para el violín es súper exigente, para el piano más todavía”, comentó Lárez, quien dejó su puesto en la Orquesta Sinfónica de Madrid (España) en 2011 para incorporarse en la fila de la OSSBV, dar clases de violín en el Conservatorio de Música Simón Bolívar y dirigir a diferentes orquestas juveniles del país.