Vía: El Blog de la Creativa.com

Vasily Petrenko, director de las Filarmónicas de Oslo y de Liverpool, manifestó recientemente en una entrevista recogida en el diario noruego Aftenposten de la que se hacía eco The Guardian, que los hombres son mejores que las mujeres cuando se trata de dirigir orquestas. Dirigidos por un hombre, los músicos se encuentran con menos distracciones eróticas, según Petrenko. “Tienen menos energía sexual y pueden concentrarse más en la música”, ya que “una chica guapa en el podio” puede distraer la atención hacia otros pensamientos. El director de orquesta de origen ruso también apuntó a las cargas familiares como otro de los puntos débiles de la mujer, argumentando que “cuando las mujeres tienen familia, se les hace cada vez más difícil cumplir con las exigencias de esta profesión”

Vasily Petrenko

Vasily Petrenko

Las críticas no se hicieron esperar e incluso pidieron públicamente la dimisión de Petrenko. La directora ejecutiva de la Joven Orquesta Nacional británica, Sarah Alexander, comentó que “era muy decepcionante que Petrenko expresase un punto de vista tan cerrado cuando precisamente él es director de una organización liderada por una mujer (la noruega Ingrid Roynesdal, que al mismo tiempo es también directora de orquesta) y en la que la totalidad de gerentes senior y la mitad del personal docente y sus miembros son mujeres, para las cuales promovemos activamente una visión de futuro liderazgo”.

Tras unos días de polémica, que en España pasó misteriosamente desapercibida (solo la revista Scherzo recogió la noticia), Petrenko matizó sus declaraciones a través de la página web de la Filarmónica de Oslo, comentando que sus palabras se sacaron de contexto y que en todo momento se refería a la situación de las orquestas en Rusia.

Sin embargo, los comentarios de Petrenko no hacen sino poner de manifiesto las desigualdades de género en el mundo de la dirección de orquesta. Y es que, a pesar de un balance que se muestra cada vez más positivo para las intérpretes de orquesta, pocas mujeres llegan a las posiciones más altas en el campo de la dirección.

Una de ellas es la directora estadounidense de la Baltimore Symphony Orchestra Marin Alsop, que en septiembre se ha convertido en la primera mujer en dirigir La última noche de los Proms de la BBC. En este pódium de la igualdad la acompañan la australiana Simone Young, directora de la Ópera de Hamburgo, y Briton Sian Edwards, ex directora de la Ópera Nacional Británica y nueva cabeza de la Real Academia de Música.

Marin Alsop

Marin Alsop

 

 Simone Young

Simone Young

Marin Alsop reconoce que desde que empezó ha escuchado comentarios similares a los de Petrenko, aunque “tomármelo con humor siempre ha sido mi mejor defensa”. No es para menos, cuando un reconocido director le espetó que “las mujeres pueden dirigir a Mozart, pero no a Mahler”.

Patricia Adkins Chiti, presidenta de la Fundación Mujeres en la Música, aborda parte del problema: “la música en femenino, nacida de la creatividad de una compositora, especialmente en el campo de la música clásica, no suele tener cabida en los medios de comunicación tradicionales. A esto se le añade la ausencia de mujeres en los consejos de administración de las instituciones musicales, culturales y artísticas”. La combinación de estos ingredientes forma un cocktail nada optimista: “a pesar del trabajo incesante e ininterrumpido de la Fundación, la situación ha cambiado muy poco, como no hace más que confirmar el caso Petrenko”.

La estrategia para combatir este panorama pasa necesariamente por la construcción de alianzas, uno de los objetivos del programa WIMUST (Women in Music Uniting Strategies for Talent), que hace unas semanas organizó un evento en Londres con figuras como la compositora Errollyn Wallen M.B.E, la productora de radio Debbie Golt y la música de jazz Issie Barrett.

Y tú, ¿qué opinas sobre el caso Petrenko? ¿Conoces más ejemplos de mujeres al frente de orquestas?