La zarzuela es una realidad a debate. Así lo pone de manifiesto el grupo de expertos reunidos en el primer Encuentro Internacional de Zarzuela celebrado en Tequila, en el estado mexicano de Jalisco. 


Organizado por la asociación Zarzuela por el Mundo y Mundo Cuervo, y apadrinado por Plácido Domingo, las conclusiones, todavía pendientes de las últimas reuniones, apuntan a la necesidad de abordar una actualidad paradójicamente contradictoria. Vía: www.abc.es | Alberto González Lapuente

 

A la opinión unánime de que la zarzuela es una embajadora cultural imprescindible en el ámbito latinoamericano, donde siempre es recibida con entusiasmo, se une la necesidad de solucionar problemas estructurales que van desde la formalización de un mercado editorial suficiente que agilice la interpretación de las obras, la desastrosa imagen que el género ofrece a través de Internet, la paupérrima atención por parte de los medios de comunicación o la consolidación de nuevos públicos que coadyuven al relevo generacional. Algo especialmente preocupante según demuestran las últimas estadísticas de consumo musical, particularmente en España.

Hasta aquí han viajado, entre otros, Daniel Bianco, director del Teatro de la Zarzuela; el catedrático Emilio Casares, el productor Fernando Poblete; Fernando Sans, director de la revista Ópera Actual, y representantes de instituciones como la Fundación Guerrero, quienes han compartido mesa con invitados procedentes de distintos teatros latinoamericanos. De manera unánime se proclama que la zarzuela está en el adn de todos los hispanohablantes, lo que hace incomprensible la falta de políticas oficiales de protección que colaboren a su conocimiento, incluyendo la circulación de producciones entre los teatros, algo especialmente complejo en el ámbito americano.

Inevitablemente, sobre la mesa han estado las dificultades que, meses atrás, pusieron en peligro la autonomía del Teatro de la Zarzuela, hoy reafirmado en su posición referencial con proyectos particularmente exitosos como el Proyecto Zarza, volcado en la interpretación del género en clave contemporánea y juvenil. Es un ejemplo de las algunas propuestas que se están planteando en este encuentro en el que se ha defendido a la zarzuela como género histórico y, por lo tanto, obligado a una reformulación científica y escénica que sea capaz de afianzar sus valores teatrales y musicales, bien valorados en el ámbito americano pero paradójicamente en entredicho en España donde aún se discute una supuesta carga plebeya.

La programación concluirá con el espectáculo «Su majestad la zarzuela» a celebrar en el Conjunto de Artes Escénicas de Guadalajara y en el que participarán Ainhoa Arteta, Ana María Martínez, Verónica Villarroel, Laura Sheerin, Fabiola Herrera, Amelia Font, Arturo Chacón, Joshua Guerrero, Alfredo García y Juan Carlos Heredia. Allen Vladmir y el propio Plácido Domingo dirigirán a la Orquesta Sinfónica de Zapopán.