Blog www.sinfonicadevenezuela.com/ Evelyn Navas Abdulkadir.

Este año luce agitado en compromisos para el venezolano Joshua Dos Santos, de origen caraqueño, pero criado en Valencia, Estado Carabobo. Desde muy joven se dedicó la dirección orquestal y ya es asiduo verle dirigiendo las principales orquestas sinfónicas del país y diferentes agrupaciones sinfónicas de América y Europa. Con la Orquesta Sinfónica de Venezuela logró debutar hace unos par de años y desde entonces quedó un vínculo, que este año al conmemorarse el 85 Aniversario de nuestra institución, se ha afianzado más y contaremos con su respaldo para una serie de conciertos de gran envergadura, plenos en una riqueza sonora que cautivarán al público desde el primer momento. Su batuta se ha hecho sentir con energía y sutileza a la vez durante los ensayos de esta Serie Internacional y eso se apreciará en la calidad artística final de un concierto que luce desde ya como un verdadero reto y cuya invitación los caraqueños no pueden perderse.”.

Prensa OSV: Maestro, sobre el repertorio, ¿Qué nos puede comentar sobre la Sinfonía N° 40 de Mozart y de la Sinfonía N° 2 de Brahms?

JDS: “Por supuesto son dos obras muy importantes del repertorio sinfónico. Mozart es universal, para mí puede ser tocado en cualquier concierto con cualquier otra obra, me encanta la atmósfera que puede crear y la satisfacción que da dirigirlo y tocarlo. La segunda sinfonía de Brahms es de las más tocadas por su gran fuerza y requiere al igual que Mozart de un minucioso trabajo de estética y sonido, es un programa realmente difícil”.

Prensa OSV: ¿Qué puede esperar el público de este concierto?

JDS: “A mí me gusta utilizar siempre obras contrastantes, del tal manera que el público puede esperar de todo. Al final yo creo que esa es la idea que desde el público haya diferentes visiones, apreciaciones y sentimientos. Considero aburrido si todos sentimos cosas parecidas sobre el mismo concierto”.

Prensa OSV: ¿Cuándo fue la primera vez que oyó o disfrutó de Mozart y Brahms? Son compositores emblemáticos para los músicos y para el público, que siempre aprecia sus obras.

JDS: “Brahms ha sido siempre muy importante en mi vida. Conocí su cuarta sinfonía tocando violonchelo cuando tenía 14 años y luego fue una de las primeras obras que dirigí unos años más tarde, de tal manera que tengo ya tiempo en la búsqueda de lo que Brahms es para mí. Por otro lado, a Mozart lo he llevado con calma, he dejado que el proceso de madurez en mi vida me vaya diciendo cual puede ser el mejor camino con Mozart. Todavía lo estoy asimilando”.

Prensa OSV: ¿Qué significa para Usted dirigir a la Orquesta Sinfónica de Venezuela? 

JDS: “Me siento muy contento, lo importante para mí es hacer música, procurando siempre llevarla al más alto nivel posible, y la verdad es un gusto poder dirigir la Sinfónica de Venezuela”.

Prensa OSV: Como joven músico y a la vez comunicador social ¿Qué significan los 85 años de la institución y qué mensaje le deja a nuestros seguidores en redes sociales?

JDS: “85 años son bastantes, pero nunca demasiados, y mucho menos al lado de las grandes obras del repertorio universal que tienen 200 o más años, de tal manera que con 85 años de la Orquesta Sinfónica de Venezuela sigue teniendo su espíritu joven intacto y esperamos siga siendo así por muchos años”.

Prensa OSV: ¿Mensaje final?

JDS: “A los seguidores de la orquesta, que sigan apoyando a la OSV y no se pierdan el próximo 23 de mayo un concierto que sin duda les encantará”.