Durante su paso por las ciudades de Beijing y Shanghai, la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño logró emocionar al público con su calidad interpretativa y contagiar a las audiencias con su alegría. El nivel de compromiso y entrega de los 167 integrantes de esta orquesta despertó gran interés entre las autoridades diplomáticas de Venezuela, presentes en esta nación asiática, por lo que manifestaron su deseo de proponer un proyecto para iniciar la enseñanza musical de El Sistema en China.