La Orquesta Sinfónica de Venezuela, Patrimonio Artístico de la Nación, realizó durante estas últimas dos semanas la grabación del CD de la Suite Onírica para Sexteto de Jazz, Orquesta Sinfónica y Coral del compositor brasileño Rafael Martini, bajo la batuta del destacado director de origen portugués Osvaldo Ferreira y la participación de Hildemaro Álvarez como productor musical. Los protagonistas de este maravilloso proyecto, nos cuentan como fue la experiencia.

Suite onirica_03

La OSV es una piedra preciosa de este país

Lo imposible sucedió, toda la exuberancia de un país como Brasil, cupo en una sola frase: “Belo Horizonte” acompañada con esa cadencia tan característica del portugués brasileño, en este hermoso lugar nos cuenta que nació, con sonrisa diáfana dice que es su primera vez con la Orquesta Sinfónica de Venezuela, su primera visita al país y también la primera vez que graba una composición de su autoría con una orquesta.

Rafael Martini, compositor de la Suite Onírica, llegó a Venezuela lleno de sueños, pero no sólo los suyos, sino con los de la historia de la humanidad, contados a través de su creación, así de profunda es su pieza, compuesta a cuatro manos con su compatriota, el poeta Makely Ka. Martini señala que los cincos movimientos de la partitura “hacen una referencia a los estados del sueño y hablan de los símbolos que son atávicos, de la herencia genética que tenemos y que une al último hombre con el primero. Es una obra que trae una estética híbrida con algo de Jazz, de música brasileña y de música sinfónica moderna”.

De su experiencia durante los ensayos y la grabación para el disco Suite Onírica con la OSV, Martini expresa que es un gran honor trabajar con la Venezuela, “siento que esta orquesta es una pieza preciosa de este país, que tiene mucho valor, estoy honrado de trabajar con estos músicos que son excelentes, muy profesionales y que tienen mucha alegría logrando que la música quede impregnada de esa felicidad. Estoy satisfecho de trabajar con un maestro genial, como lo es Osvaldo Ferrerira y con el gran productor Hildemaro Álvarez, todo está quedando maravilloso. Con relación al coro que acompaña a su obra en la grabación, Martini expresa que “ha sido un trabajo maravilloso, son cantores espectaculares, Jesús Alberto González Jiménez director del coro es un gran maestro, ha hecho una labor de interpretación fantástica”.

Suite onirica_01

Tan complacido se siente Martini con el trabajo realizado que expresó estar en conversaciones con otros colegas para emprender nuevos proyectos con la Sinfónica de Venezuela, “estoy hablando con compositores de todo el mundo”, acotó.

Suite onirica_04

Lo mejor de dos mundos

“Desde el primer día para mí fue una experiencia muy interesante, yo había trabajado en otras oportunidades con la OSV y fue inevitable, me enamoré de la Orquesta”, narra emocionado el afamado director Osvaldo Ferreira, quien afirma que él es en gran parte responsable de que la Suite Onírica se haya grabado con la Venezuela, “yo le dije a Rafael (compositor) que había toda la confianza de grabar con la orquesta”.

“Ha sido un placer increíble grabar la Suite Onírica con la OSV, es una orquesta que tiene un gran profesionalismo y un gran respeto por la música y por las personas con las que comparten y cuando es así, tenemos las condiciones ideales para que el resultado sea excelente”, así describe el maestro Ferreira el trabajo con la Sinfónica de Venezuela, durante las grabaciones de la obra de Martini.

Ferreira señala que quienes escuchen la Suite Onírica se van a encontrar con “algo muy actual, muy de los días de hoy, porque mezcla con mucha calidad y creatividad un poco de todo, la música académica, el jazz, la música popular, para mí tiene momentos donde siento como si estuviera en medio de un rock sinfónico, es una obra de mucho simbolismo, con una poesía hermosa y desde la perspectiva del músico que la toca es una obra que definitivamente nos ha dado mucho placer hacerla, tiene mucho ritmo, tiene lo mejor de los dos mundos”.

La Suite Onírica va a dejar una huella en el mundo de la música

A cargo de lo que él ha llamado el Coro Onírico, Jesús Alberto González Jiménez director titular del Coro de la Opera del Teatro Teresa Carreño, refiere que quedó enamorado de la Suite Onírica desde el primer momento, expresó que buscaron cantantes de primera línea para llevarla a cabo, “cada uno de ellos quedó prendado desde los primeros ensayos, es una obra que marca una pauta importante desde el punto de vista de la estructura de la estética musical, es un honor para nosotros y estoy seguro que para la OSV realizar esta producción y llevarla a la realidad de un CD. Considero que es vanguardista y va dejar una huella importante en el mundo de la música”.

Cuando piensas en lo mejor que puedes ofrecer tienes que pensar en la Venezuela

El pianista, compositor y productor Hildemaro Álvarez, se ha hecho cargo de toda la producción de la Suite Onírica, expresa que el compositor estaba en la búsqueda de “una forma de expresión pura y diáfana, para la ejecución de su obra”. Ambos coincidieron que era necesario encontrar un sonido consistente, en este sentido Álvarez comentó que “por fortuna, obra y gracias de Dios me he movido en los proyectos más vanguardistas, lo que me ha llevado varias veces a los Grammy, y cuando pensé en ofrecerle a Rafael, lo mejor de lo que había, pensé en la Sinfónica de Venezuela y tomamos a la OSV como la protagonista para este proyecto”.

El productor señaló que la Venezuela también mostró un gran interés en participar en este proyecto y lo abrazó dentro de su seno, “lo que fue agregando elementos valiosos a la producción, que aunque no son tangibles se perciben en la música, lo que se escucha en las grabaciones es precisamente el amor la entrega la disciplina de la OSV, porque de esa forma acogen todos sus propósitos, y esto no ocurre con todas las orquestas en el mundo”.

Álvarez definitivamente se siente muy contento con la OSV, manifestó que “ha estado magnífica, siempre lo es, prácticamente tenemos un disco perfecto, son ligeros detalles para acoplar todas las grabaciones que no se hicieron en simultáneo, pero todo está tan bien realizado que va ser poco el trabajo que eso va a generar”. El productor estimó que el disco podría estar listo en dos meses y medio aproximadamente.

La grabación de este disco ha sido un gran acierto

Luis Farfán vicepresidente de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, expresó que en la grabación de la Suite Onírica, desde el punto de vista técnico se encuentran complacidos y honrados, destacó que “el equipo de producción de Hildemaro Álvarez es muy profesional y ha estado al máximo nivel”.

Farfán manifestó que para la OSV es muy importante retomar su carácter innovador dentro de la música latinoamericana, expresó con orgullo que la Sinfónica Venezuela estrenó las obras de los grandes compositores venezolanos e internacionales, y están volviendo a “reanudar la iniciativa de trabajar con nuevos compositores y desarrollar su música”.

Al referirse a la dirección del maestro Ferrerira, Farfán la catalogó como clave en el proyecto, lo describió como un músico excelente y muy amable, con el que el trabajo fluye de manera armoniosa, asimismo destacó la valiosa colaboración del concertino de la OSV, Alfonso López Chollett, quien trabajó la obra antes de la llegada del maestro Ferrerira, de igual forma mencionó el gran apoyo que brindaron los profesores Seo Yeon Lee y Franklin Ruque tanto a la Sinfónica como a los productores del proyecto”.

Por otra parte Farfán considera que la Suite Onírica se va a convertir en una referencia mundial de la música actual y para las futuras generaciones, porque tiene un lenguaje musical neoclásico dentro de lo contemporáneo, una forma musical establecida con ritmos latinoamericanos bien pincelados, “el maestro Martini es un genio, con un dominio absoluto de los instrumentos, encontró el equilibrio entre lo popular y lo sinfónico. Creo sinceramente que va a ser un éxito total. Para la Venezuela ha sido una tremenda experiencia tenerlo con nosotros, hemos establecido una relación que está generando nuevos proyectos, con él y con otros compositores”.

Este disco es la tercera producción dentro de los nuevos lineamientos que tiene la OSV, con la intención de reinventarse dentro del proceso creativo y económico, en este sentido Farfán enfatizó que la institución no puede quedarse de la manera tradicional, esperando a que el público vaya a escuchar sus conciertos, “porque eso lo hacen todas las orquesta en este país, tenemos que crear en otras direcciones, crear obras que queden para la posteridad y desde las nuevas corrientes compositivas. Con mucha humildad pero con mucha satisfacción debemos decir que la grabación de este disco ha sido un gran acierto”, concluyó.