Bajo la batuta de Gustavo Dudamel la principal orquesta de El Sistema dará una gira de 3 conciertos por el vecino país

Prensa Venezuela Sinfónica |

La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela – considerada entre las 10 mejores orquestas del mundo – bajo la batuta del astro Gustavo Dudamel, realizará una gira de tres conciertos en la ciudad capital del vecino país: Bogotá. El tour comienza el 28 de junio y terminará el primero de julio. Todos los conciertos se llevarán a cabo en el Teatro Mayor Julio Mario Santo.

Del programa que llevan para la gira destaca la Hipnosis mariposa, escrita nada menos que por el gran compositor venezolano Paul Desenne, comisionada por el propio Gustavo Dudamel en 2014 para rendir homenaje al maestro Simón Díaz y su obra musical. Representa entonces una excelente oportunidad para promover e impulsar la música tradicional venezolana en otro país. Justamente, es esa una de las críticas que han recibido siempre las orquestas de El Sistema: giran por todo el mundo, pero dedican pocos espacios en sus repertorios al trabajo de autores venezolanos.

@gustavodudamel @yujawang.official @palaumusicacat #LaBolivarEuropa2016

@gustavodudamel @yujawang.official @palaumusicacat #LaBolivarEuropa2016

Cada uno de los tres conciertos tiene un  programa completamente distinto en cuanto al estilo musical. El primero se llevará a cabo el 28 de junio con un repertorio que solo consta de la Sinfonía Turangalîla del francés Olivier Messiaen, teniendo como solistas a Yuja Wang en el piano y a Cynthia Millar tocando las ondas martenot, un instrumento nada convencional. El maestro Dudamel ya había dirigido a su orquesta con esta misma obra y con los mismos solistas, en septiembre de 2015 en Caracas y también en el Palau de la Música de Barcelona en enero de este año. Interpretarla una tercera vez repitiendo la fórmula, indica lo cómodo que se sienten los músicos con ella y la confianza en que saldrá aún mejor, resultando como ganador el público colombiano.

006

 

La Sinfonía Turangalila ha sido catalogada como una de las más importantes de la primera mitad del siglo XX y fue descrita como una “canción de amor” por el propio compositor Olivier Messiaen. Las ondas de Martenot es un instrumento electrónico inventado en 1928 por el compositor, ingeniero y cellista francés Maurice Martenot. Está formado por un teclado, un altavoz y un generador de baja frecuencia, que al combinarse con la orquesta, producen unas sonoridades únicas.

Paul Desenne sube al escenario para agradecer al director y a los músicos por la interpretación de su obra Hipnosis Mariposa, estrenada mundialmente para esta ocasión

Paul Desenne sube al escenario para agradecer al director y a los músicos por la interpretación de su obra Hipnosis Mariposa, estrenada mundialmente para esta ocasión

El 30 de junio será el día estelar en el que el público colombiano disfrutará de un repertorio con sabor latinoamericano. Abrirá la Hipnosis mariposa del venezolano Paul Desenne. “Esta es una de muchas piezas que he compuesto para el Sistema de orquestas y sus solistas desde hace varias décadas, explorando siempre las posibilidades extraordinarias de la música de raíz venezolana (y latinoamericana en general, especialmente de Colombia). Siempre repito que tenemos las mejores orquestas pero poco repertorio nacional, y sobre todo repertorio que exprese el presente musical tan diverso y creativo de nuestra región”, afirmó el compositor.  “Es un honor que la Simón Bolívar, orquesta de la cual formé parte (y de la cual todavía me considero miembro…) esté tocando esta obra por el mundo”, agregó Desenne.

007

 

Parece que el maestro Dudamel y la OSSBV decidieron tomar a la Hipnosis mariposa como bandera o punta de lanza de sus giras internacionales. Además del concierto de Bogotá, este año la obra también será interpretada al menos unas 5 veces más en eventos de relevancia mundial como los Proms de la BBC en Londres o en el Carnegie Hall de Nueva York.

“La música de Simón Díaz marcó la transición de la Venezuela rural a la urbana. Sus canciones sintetizan la magia de cantos y giros quizás milenarios, provenientes de la Orinoquía: cantos de ordeño, tonadas, exclamaciones. Hay una magia hipnótica en el arte de Simón, una hipnosis chamánica que cautivó y embrujó a toda una nación en un momento clave de su desarrollo moderno, señalándole sus raíces.  Los venezolanos portamos fragmentos de sus canciones, versos o incluso líneas melódicas enteras que resurgen de la memoria colectiva a todo momento, como si se tratara de una fuente musical subconsciente. La canción del Becerrito es una de esas canciones que suena con mucha facilidad en nuestro oído interno; “La Vaca mariposa tuvo un terné” es más que un verso, es la fórmula resumida del giro clásico del merengue en 5 tiempos, ritmo exclusivamente venezolano”, explicó Paul Desenne.

El mismo 30 de junio, el repertorio también incluye otra importante obra latinoamericana, las Bachianas brasileiras N° 2 del brasileño Heitor Villa-Lobos y la Suite 2: Daphnis et Chloé de Maurice Ravel.

El tercer concierto es muy diferente a los dos anteriores, si bien con el primero se quiso mostrar la música vanguardista del Siglo XX y con el segundo la magia y el sabor de la música latinoamericana, la presentación final de esta breve gira, pautada para el primero de julio, comprende un programa más tradicional y universal con dos obras del ruso Igor Stravinsky:  Petrushka y La Consagración de la primavera. Ambas representan un reto para cualquier orquesta debido al altísimo nivel técnico que requieren, pero todo el mundo sabe lo bien que se le da la música de autores rusos a las orquestas de El Sistema.005