Prensa FundaMusical Bolívar

Dirigida por Dietrich Paredes, el 23 de julio, a las 5:00 pm, en la Sala Simón Bolívar, del Centro Nacional de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Honda, la joven agrupación regresa a principios del siglo pasado hasta finales de los años 30 a través de tres grandes compositores

Sinfónica Juvenil de Caracas

Sinfónica Juvenil de Caracas


La Sinfónica Juvenil de Caracas hace un viaje en el tiempo. La primera parada será la Rusia de 1901. Serguei Rachmaninoff compone su segundo concierto para piano, que en esta oportunidad será interpretado por el solista Kristhyan Benítez. El siguiente destino se escribió tres décadas después, en 1913: La Consagración de la Primavera del ruso Igor Stravinsky. Y, en 1938, Silvestre Revueltas le coloca música al poema Sensemayá, que evoca el canto para matar una culebra. El conductor de esta travesía será Dietrich Paredes, quien alzará su batuta este miércoles, 23 de julio de 2014, a las 5:00 pm, en el Centro de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Honda.
Kristhyan Benítez Foto: Leonardo Panigada

Kristhyan Benítez Foto: Leonardo Panigada


El carácter místico y pagano de las culturas latinoamericanas se verá reflejado a través de la interpretación del poema sinfónico Sensemayá, “Canto para matar una culebra”, escrita por Revueltas. La pieza está inspirada en un poema del mismo nombre y busca, a través de una rítmica compleja y de gran belleza, representar la cadencia de los sonidos caribeños.

Luego, la Sala Simón Bolívar recibirá al venezolano Kristhyan Benítez, solista de trayectoria internacional y uno de los invitados favoritos de la casa. Esta vez, el joven pianista interpretará el Concierto N°2 para piano y orquesta, obra que consolidó al ruso Serguei Rachmaninoff como compositor y que, hasta nuestros días, es repertorio obligado para los pianistas profesionales.

Las obras del innovador Igor Stravinsky suponen un reto para cualquier orquesta. La SJC, integrada por más de 190 músicos y su director titular, Dietrich Paredes, cierran esta presentación con La Consagración de la Primavera, una de las que ya es centenaria y que ha sido una de las más influyentes de la historia de la música.

Este concierto es parte de la programación regular del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.