Dos integrantes de la nueva orquesta del Sistema cuentan en exclusiva los detalles de esta nueva formación musical, resultado de la fusión de las orquestas Teresa Carreño y de Caracas

 

La Sinfónica Juan José Landaeta es una muestra del talento que queda en Venezuela
Por Várvara Rangel Hill
ESPECIAL PARA @vzlasinfonica

El Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles acaba de presentar una nueva agrupación, la Sinfónica Juan José Landaeta (OSJJL), “heredera del linaje” de otras dos agrupaciones emblemáticas del programa social, la Teresa Carreño y la Caracas, que alcanzaron fama mundial en sus presentaciones por los escenarios internacionales. El resultado de la fusión de ambas orquestas debutó el 27 de enero con un repertorio exigente, la Sinfonía Nº1, “Titán”, de Gustav Mahler, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, bajo la dirección de Jesús Uzcátegui.

El lanzamiento de la OSJJL no fue recibido con bombos y platillos. El anuncio desató por las redes sociales más pasiones que la obra del compositor checo. Los internautas lamentaron que la fusión era el resultado de “lo que queda” de la Teresa Carreño y la Caracas, y que no era el “nacimiento” de una orquesta.   

Los usuarios de las redes sociales insistieron en que la unión de las dos orquestas se debía a la migración de músicos que en los últimos dos años desoló las filas, tanto, que dejó solo músicos para una sola agrupación. Venezuela Sinfónica conversó con dos integrantes de la OSJJL que contaron -en exclusiva y bajo el resguardo de su nombre- cómo se llevó a cabo la fusión. Además, confirmaron que se trata de una situación lamentable por el éxodo de sus compañeros, dieron su opinión sobre otros problemas e información sobre Christian Vásquez y Dietrich Paredes, exdirectores de la Teresa Carreño y la Caracas, respectivamente.

–  ¿Por qué decidió formar parte de la Orquesta Sinfónica Juan José Landaeta?

-Músico 1: La verdad es que no lo decidí… Simplemente, en una reunión, en enero, nos informaron que crearon un proyecto, por la falta de músicos en las dos orquestas, y decidieron fusionarlas para crear una sola orquesta, sin consultar al menos si los integrantes preferían llamarla como una de las dos antes creadas y, tal vez, seguir con el currículum que honradamente se ganó alguna de las dos orquestas en épocas pasadas.

-Músico 2: Formar parte de ésta nueva orquesta no fue algo que decidí en el momento en que se creó. Pero soy músico del Sistema y el deber de todos y cada uno de nosotros es hacer música, ya sea en la Sinfónica de Caracas o en la Sinfónica Teresa Carreño. Somos una familia y lo que realmente importa es hacer música al más alto nivel independientemente de la orquesta en las que nos toque hacerlo.

– ¿En qué momento supo o fue oficial que dejaría de existir la Sinfónica Teresa Carreño?¿Cuánto tiempo perteneció a esta agrupación?

-M1: Desde los últimos ciclos de conciertos ya se rumoraba que era lo más lógico fusionarlas,  pero oficialmente fue en enero, antes de empezar la temporada que llamaron a una reunión para explicar el plan de proyecto.

-M2: A principios de éste año, en una reunión con las dos orquestas, se hizo oficial la fusión de la Sinfónica de Caracas y la Sinfónica Teresa Carreño, la cual llevaría el nombre de Juan José Landaeta, en honor a la primera orquesta génesis del Sistema. Formé parte de la Sinfónica de Caracas desde que aún era Juvenil.

-Puede contar cómo fueron quedando vacíos los atriles de su antigua orquesta. ¿Fueron todos al mismo tiempo o paulatinamente?

-M1: Fue paulatinamente. Desde la primera gira se han ido poco a poco, en grupitos de cinco, quizás mes a mes, se desmantelaba  la orquesta.

-M2: Comenzó poco a poco, uno que otro compañero que se iba a estudiar. Pero llegó ese momento en que la crisis fue empeorando rápidamente, y la cantidad de compañeros que se iban, aumentó drásticamente.

– ¿En cuánto estima que ha sido la pérdida de talento con la fusión de las orquestas Teresa Carreño o la Caracas?

-M1: Pienso que la pérdida de talento es debido a la situación insustentable del país. Sin la fusión simplemente la segunda orquesta no existiría para seguir trabajando. La pérdida de talento es debido a la situación del país. Luego de la fusión muchas personas buscaron ingresar a otras orquestas como la (Orquesta Sinfónica de) Venezuela, la (Sinfónica) Municipal (de Caracas) o la Filarmónica (Nacional), cualquier agrupación dónde el nivel sea mayor y paguen mejor.

-M2: La fusión de las dos orquestas nos da a nosotros, los músicos que aún quedamos acá, la oportunidad de continuar lo que tenemos años haciendo, es la unión del talento que ha quedado de ambas. Yo amo profundamente a la Sinfónica de Caracas, la llevo en mi corazón, sin embargo, pienso que ésta unión no es pérdida en lo absoluto ¡Todavía hay mucho talento acá!

-La migración de venezolanos continúa ¿tiene futuro esta nueva orquesta con ese panorama?

-M1: Creo que el tema migratorio no es el principal problema que afecta el futuro de este proyecto, sino el ingreso monetario, por más que se quiera defender la ideología del Sistema, en esta época se hace casi imposible no intentar buscar más alternativas de  ingreso y por eso sacrificar el pertenecer a una orquesta. Es bastante inquietante que hasta el personal de mantenimiento (sin menospreciar el trabajo) tiene un ingreso mayor a un músico de la élite, que se exige y tiene la presión de lograr algo sublime como el arte.  

“También pasa que muchos de los mejores músicos que pertenecían a las antiguas orquestas  han ingresado en las orquestas topes, como las dos Bolívar, que también ha sufrido de muchas bajas y pérdidas de talento”, agregó el músico 1.

-M2: Pienso que el Sistema, Venezuela, es una fuente inagotable de talento. Es increíble la cantidad de gente talentosa que se ha ido, pero también es increíble el talento que aún queda acá. El futuro de ésta orquesta, y del Sistema como tal, depende de los que aún quedamos, no importa si nos vamos pronto o no, depende que lo que hagamos hoy acá, y de lo que dejemos al irnos.

-¿Qué otros problemas enfrentan en el Sistema por la situación  del país y la migración del talento?

-M1: El tema político ha sido el principal problema del Sistema. Luego del pronunciamiento de Gustavo (Dudamel) rechazando algunas cosas de lo que pasaba en Venezuela, ha frenado los compromisos y presentaciones en el exterior que se han ganado las orquestas del Sistema y el aumento salarial para los músicos.

-M2: Los problemas que enfrentamos en el Sistema son los mismos que enfrentamos todos los venezolanos. La profunda crisis económica, el sueldo que no alcanza, y aun, si lo triplicaran, tampoco alcanzaría. Todos conocemos y vivimos a diarios esos problemas, lo trascendental aquí es seguir luchando y no caer en la desidia, lo que para mí es lo más peligroso en estos momentos.

-¿Ya se decidió quién será el director de esta nueva orquesta? ¿Sabe que papel jugarán ahora los directores Christian Vásquez y Dietrich Paredes dentro del Sistema?

-M1: Los directores titulares de esta nueva orquesta son Christian Vásquez y Jesús Uzcátegui. No tengo información qué pasó o cómo quedó  Dietrich Paredes.

-M2: Pues de hecho, el maestro Christian Vásquez, nos dirigirá en estos próximos conciertos, y en la ausencia del maestro Dietrich Paredes, está el maestro Jesús Uzcátegui, quien conoce muy bien el sistema, y está dando lo mejor de sí trabajando arduamente con la orquesta.

-¿Qué mensaje le da a los detractores de la Sinfónica Juan José Landaeta?

-M1: Puede ser cierto que la OSJJL sea la sombra de lo que fue la Teresa Carreño de Venezuela, pero de algún lado se tiene que empezar, y creo que este proyecto desde cero no empezó, así que toca seguir construyendo (así sea por amor al arte) los que decidan continuar en esa nueva orquesta.

-M2: El mensaje no solo se lo daría a los detractores, se los daría a todos y cada uno de los músicos que aún estamos aquí, mis queridos colegas; y es que sigamos tocando, cantando y luchando como nos enseñó nuestro querido maestro José Antonio Abreu.  El aquí y el ahora es lo que tenemos, así que, sigamos haciendo nuestro trabajo, sigamos haciendo música,  y sobretodo sigamos demostrando que hay, y habrá Sistema para rato.

***Los músicos entrevistados prefirieron el anonimato para evitar controversias con directivos del Sistema.
***Venezuela Sinfónica solicitó entrevista para este trabajo verbalmente y por escrito al personal de prensa del Sistema y no obtuvo respuesta.