Con la presencia del director invitado Alfredo Rugeles, ampliamente conocido como compositor y director de orquesta, la Sinfónica de Mérida inicia su ciclo de conciertos en el Aula Magna de la ULA, el próximo viernes 18 de septiembre a las 7 de la noche.

“El destino llamando a la puerta”, o la Sinfonía 5 en do menor Opus 67  de Ludwig van Beethoven (1770-1827)  compuesta entre 1804 y 1808, es una de sus obras más conocidas. Estructurada en cuatro movimientos, la obra inicia con el famoso motivo rítmico que oscura y obsesivamente se extiende a lo largo de toda la sinfonía. Hacia el segundo movimiento, la calma y la luz se asoman en una melodía tranquila de manos de los violoncellos. El Scherzo del tercer movimiento es una suerte de danza que conduce al clímax triunfal del movimiento final, donde el hombre vence al destino.

Tocatta bachiana y gran pajarillo aldemaroso, compuesta por Aldemaro Romero (1928-2007), fue  estrenada en Caracas en 1998 con la Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho. Esta pieza escrita con elementos de la música de Bach se va mezclando a lo largo de la obra con el pajarillo: golpe de joropo llanero.  Esta fusión va mostrando un sentido distinto, más regional de la música europea.

La Obertura “Romeo y Julieta” compuesta por P. Tchaikovsky (1840-1893) en 1869, narra la famosa historia de W. Shakespeare, de dos jóvenes enamorados que a pesar de la oposición de sus familias, Capuletos y Montescos rivales desde tiempos inmemoriales, se casan en secreto y después de una serie de fatalidades y malentendidos terminan muertos uniendo en el dolor a ambas familias.

Esta historia inicia con armonías de aire eclesiástico. Más adelante, de manos de la sección de maderas y luego de los violoncellos aparece el tema de amor, que va diluyéndose hacia un súbito y dramático silencio de toda la orquesta: los amantes han muerto.