Vía: mariaguinand.blogspot.com | Por Iván García

¡Ah mis queridos cómplices! Tengo una emoción profunda y un orgullo grande. Vengo de viajar emocionalmente con el delicioso concierto que escuché en la Basílica Santa María del Pi en Barcelona- España, ofrecido por la Schola Juvenil de Venezuela dirigido por Luimar Arismendi, en ocasión del 50º Aniversario de las Jornadas Internacionales de Cant Coral-Barcelona. Este ha sido el primer concierto de la larga gira de conciertos que tiene nuestra Schola Juvenil por Europa.
Escuchar a estos jóvenes llenos de vitalidad es cosa que conmueve; demostraron una excelente calidad interpretativa en cada uno de los estilos que presentaron, desde el villancico de Francisco de Guerrero “Niño Dios de amor herido” – lagrimita en puerta – pasando por músicas de autores contemporáneos de comprometidas armonías y ritmos; hasta el difícil arreglo de Rafaél Suárez “El Gabán” y cerraron con un Calipso que bailaron con mucha gracia y conocimiento. Estos muchachos nos MAGNETIZARON con la versatilidad vocal y un trabajo de expresión corporal importante; movimientos estudiados y procesados que luego salieron con naturalidad expresiva. ¡El público enloquecido con y por ellos!

Y sí, uno se enorgullece de ver a estos jóvenes venezolanos que trabajan día a día, silenciosamente, concentrados, sin la espera del aplauso fácil (se vió en el escenario, un trabajo consciente y tutoreado), no hay arrogancia. No les fue fácil llegar acá a Europa, contaron con muy poco apoyo institucional: vendieron pasteles, hicieron rifas, buscaron métodos de recolección y… acá están representándonos orgullosos. Y yo tambien lo estoy. TODOS DEBEMOS ESTARLO!
Gracias a cada una de estas almitas cantantes por hacerme una noche especial, música con alma. Luimar Arismendi, Maria Guinand, Leandro Velarde, Anaida Carquez Soler, Alphie Pagano, Jhonn Andrix Marquina Huerta, Yorman Sequera Reyes, Manuel Pernía, Andrés Ferrer (en la organización).

¡Chic@s de la Juvenil, a continuar el recorrido y con la misma concentración! lo dicho!