Vía: El Universal | 104 Aniversraio | VERÓNICA PÉREZ PEÑA

Tiempos de paz y amor. Ese es el espíritu con el que se fundó La Schola Cantorum, agrupación de voces mixtas que desde sus inicios ha perseguido la innovación y la peculiaridad en el canto coral.

La Schola Cantorum

La Schola Cantorum

Creada por Alberto Grau, reconocido en Venezuela y el mundo como uno de los grandes impulsores de la música coral, la agrupación se ha destacado siempre por tener repertorios muy originales, que difieren de las interpretaciones comunes de grupos musicales de este tipo.

“Como maestro de generaciones, Grau promovió y organizó en Venezuela los estudios profesionales de Dirección Coral, insistiendo siempre en la formación musical profunda y sólida. Como compositor ha elaborado todo un sistema de educación a través de muchas nuevas obras corales, que incorporan el movimiento y la expresión corporal. Grau es un verdadero maestro, generoso, disciplinado, exigente y sobre todo, apasionado del canto coral”, explica María Guinand, una de las directoras corales más prestigiosas del mundo, quien tiene más de cuatro décadas integrada a La Schola Cantorum.

“Creo que esta profesión no es ni de hombres ni de mujeres, es simplemente una profesión que requiere de vocación y formación profesional como artista; es fundamental estar convencido de querer enseñar con gran entusiasmo y poseer también capacidad de liderazgo”, añade.

En 1974, el grupo coral comenzó a resonar internacionalmente por haber recibido el primer lugar en el Concurso Internacional de Coros Guido D’Arezzo, en Italia, uno de los más importantes mundialmente. Después, los reconocimientos provinieron de los montajes de piezas como La cantata criolla (de Antonio Estévez), bajo la dirección del mexicano Eduardo Mata. “La Schola Cantorum, en sus 45 años de existencia, ha sido una agrupación coral que ha tenido por norte la excelencia y esto la ha convertido en un paradigma dentro del movimiento coral venezolano y latinoamericano -explica Guinand-. Sus programaciones y repertorios han sido seleccionados siempre con gran creatividad y asertividad, situándose como una agrupación de avanzada. Sin embargo, la Schola Cantorum no es solo una agrupación coral, es una escuela de vida, de formación musical a través del canto coral, donde se desarrollan programas como Construir Cantando (niños de la escuela primaria), la Cantoría Alberto Grau (agrupación de voces femeninas, ganadora de premios internacionales), la Schola Juvenil de Venezuela (jóvenes entre 12 y 23 años), las Voces Oscuras Juveniles (jóvenes varones entre 12 y 24 años) y las cátedras de Dirección Coral y de Canto Lírico”.

Durante 2013, cuando la agrupación coral alcanza su 46 aniversario, una de las sorpresas más agradables que podrá brindar es la interpretación de música sacra y del Renacimiento, con la que visitará diversas iglesias de Caracas, como “ofrenda a la paz y a la reconciliación”, objetivos de la coral desde sus inicios. Asimismo, continuará con su labor administradora de los repertorios corales en el país como parte de la Red de Música Internacional, una base de datos de la Federación Internacional para la Música Coral, cuyo fin es almacenar lo mejor del estilo armónico.