Escrito por Fátima Fernández | Músicos de Alto Rendimiento | Cortesía Jesús Alcívar

Músicos de Alto Rendimiento

Músicos de Alto Rendimiento

¿Quién no ha sufrido de dolor de espalda? En la actualidad el dolor de espalda es una de las dolencias más comunes, tiene que ver con la adquisición de malas posturas, tensiones acumuladas, estrés y con la vulnerabilidad de la musculatura adyacente a la columna vertebral, todo esto relacionado especialmente con la ocupación y actividades diarias desempeñadas.

Dolor de espalda

Dolor de espalda

Uno de los aspectos corporales que siempre esta en corrección es la postura, desde la niñez siempre hay quien diga “siéntate derecho” o cuando alguien dice la frase postura correcta inmediatamente quien esta escuchando se endereza pero, ¿sabemos a ciencia cierta que es la postura?.  Esta se puede definir como ese equilibrio y control del cuerpo en el espacio tanto estático como en movimiento, implica un mínimo de tensión, esfuerzo y gasto energético.

La postura no solo depende de las condiciones del tono muscular, fortaleza de músculos y estabilidad de los ligamentos que protegen la columna vertebral; sino que también esta vinculada a las emociones y la personalidad. En los músicos no solo están presentes estos elementos sino que la postura también esta determinada por la técnica del instrumento, que en la mayoría de los casos va en contra de la naturaleza y equilibrio del cuerpo y es en estas posiciones que se dan los movimientos para la ejecución del instrumento.

Músicos de Alto Rendimiento

Músicos de Alto Rendimiento

La profesión musical requiere de muchas horas de trabajo en clases, ensayos, presentaciones y estudio personal, tiempo en el cual deben ser mantenidas las posturas requeridas por la técnica, implicando un sobre esfuerzo muscular por encima de su capacidad, tensiones y alteraciones en el equilibrio corporal influyendo directamente sobre el rendimiento ante la realización del movimiento, el sonido y la calidad de la ejecución instrumental; si sumado a estas características se adoptan posturas inadecuadas, pueden presentarse dolencias, contracturas musculares, así como cambios estructurales en la columna vertebral que definitivamente afectarían la práctica del instrumento.

Establecer la postura correcta durante la ejecución del instrumento es un aspecto muy importante a trabajar en los músicos desde el punto de vista terapéutico, con el objetivo de evitar la aparición de dolencias, fatiga y tensiones innecesarias. ¿Cómo lograrlo? El músico mantiene una postura determinada por la forma y técnica de su instrumento que no puede modificar, por lo que debe condicionarse para soportar los efectos de la práctica a nivel corporal; esto implica considerar varios factores.

El primero de ellos es el fortalecimiento adecuado de la musculatura de la espalda tomando en cuenta el instrumento, debido a que esto determinará si existen asimetrías corporales, o el uso más de un lado del cuerpo que otro, y los músculos que requieren mayor trabajo.

Otro aspecto a trabajar es el esquema corporal, es decir, el conocimiento y conciencia del cuerpo, puesto que esto permitirá saber en que momento se está en una postura no adecuada, identificar tensiones o molestias y solucionarlas durante la práctica.

Realizar una revisión postural antes de la ejecución sin el instrumento, verificando aspectos como el tener ambos pies bien apoyados, rodillas flexionadas, la cadera debe recibir el peso equilibrado en ambos ísquiones, hombros relajados a la misma altura, y la cabeza alineada con la columna erguida, todo esto al estar sentado. Igualmente si se está de pie es importante mantener el peso en ambos pies de manera equitativa tomando en cuenta estas indicaciones.

La relajación es fundamental en el trabajo postural debido a que además de ser una herramienta que facilita la disminución de las tensiones también es útil al momento de reeducar la postura, concentrarse, prepararse física y mentalmente para la ejecución instrumental, y luego de esta volver a la calma.

El cuerpo está en riesgo a sufrir lesiones solo por el hecho de permanecer mucho tiempo en una misma posición y más si esta sugiere un esfuerzo, si es incomoda y si estando en la misma se realiza gran cantidad de movimientos; por lo que incluir estos aspectos en el ejercicio profesional de la música no solo tiene que ver con la prevención de lesiones en la espalda, sino que es un paso para tomar conciencia del propio cuerpo, aumentar el rendimiento y tiempo en el que el instrumento es tocado sin cansancio o fatiga física, dándole a la columna vertebral el cuidado que se merece.

El músico es un profesional que necesita tanto entrenamiento y atención terapéutica como un deportista, es el atleta de las artes, mantener su cuerpo en pro del instrumento y relajarse para tocar es un valioso regalo para la Música de ALTO RENDIMIENTO.

Fátima Fernández
Terapeuta ocupacional especializada en músicos
“Entrenando Músicos de Alto Rendimiento” musicosdealtorendimiento@gmail.com
Teléfono: 04163470815