Corren las últimas décadas del siglo XVIII en Europa, las ideas ilustradas que hablan de fraternidad, libertad e igualdad retumban en los oídos de todos. En Francia, un pueblo pobre, cansado y oprimido se ha levantado contra una monarquía que sorda a sus peticiones los han hecho invisibles. Las manifestaciones artísticas, testimonios del devenir del mundo, no fueron ajenas a este tiempo de revolución. En esta oportunidad escucharemos la música en este gestar revolucionario interpretada por la Orquesta Sinfónica del Estado Mérida conducida por el Maestro Bruno Procopio, el Sábado 14 de julio de 2012, en el Aula Magna de la ULA a las 7:00 p.m. Entrada Libre

Fundación Orquesta Sinfónica del Estado Mérida

Fundación Orquesta Sinfónica del Estado Mérida

Bruno Procopio

Bruno Procopio

Programa

Jean Philippe Rameau (1683-1764)
Dardanus – Tragédie – Lyrique (1739)
(Estreno en Venezuela)
– Obertura.
– Prologue – Scene II: Tambourine

François Joseph Gossec (1734-1829)
Sinfonía da Caccia a 16 Stromenti obligati
(Estreno en Venezuela)
– Grave Maestoso
– Allegretto poco Allegro
– Minuetto
– Tempi di caccia

Wolfang Amadeus Mozart (1756-1791)
Symphonie N° 31”París” K. 297/(300a)  (1778)
– Allegro assai
– Andantino
– Allegro

François Joseph Gossec (1734-1829)
Offrande à la Liberté -La Marseillaise
(Estreno en Venezuela)

Etienne Nicolas Méhul (1763-1817)
La Chasse du Jeune Henry – Obertura (1791)

Jean-Philippe Rameau (1683-1764), compone en 1739 Dardanus.  Basada en el libreto de Charles-Antoine Leclerc de La Bruère, la ópera narra la historia de Dárdano, hijo de Júpiter y su guerra con el Rey de Frigia. La ópera plena de excelente música, sufrió al menos dos revisiones para simplificar la trama. Las versiones más recientes restauran la composición original de Rameau.

En 1773, el compositor francés François-Joseph Gossec (1734-1829) asumió la dirección del “Concert Spirituel”. Esta organización musical que atravesaba tiempos difíciles requirió la composición de obras que explotaran su potencial. En La Sinfonía en Re mayor (La caccia o “La caza”) hace uso de cuernos de caza en el minueto, siendo una de las obras más famosas que Gossec compuso para ellos.   Esta sinfonía se distingue por su maravillosa fusión de la melodía italiana y la elegancia francesa.

Cuando Wolfgang A. Mozart (1756-1791) viaja a Paris en 1777, se encuentra con una muy buena orquesta así que cuando recibió el encargo de Le Gros, director de los “Concerts Spirituels”, de componer una sinfonía para la orquesta de París, la escribió para impresionar no sólo a los músicos sino al público parisino. La Sinfonía en Re mayor conocida como París, no sólo destaca excelentemente la sección de cuerdas, sino que resulta la primera obra donde el compositor incluyó clarinetes. La sinfonía abre con un artificio técnico que era el orgullo de la orquesta de París: un hermoso y vigoroso unísono de cuerdas conocido como le premier coup d’archet, que se hace presente también en la apertura del tercer movimiento con un dúo entre la sección de violines.

François-Joseph Gossec, resultó unos de los compositores más comprometidos con el movimiento revolucionario francés. En 1792 compuso  L’offrande à la liberté, que comprende una célebre orquestación de La  Marseillaise escrita en 1792 por Rouget de Lisle para el triunfo de la República.

Etienne Nicolas Mehul (1763-1817), famoso compositor francés del siglo XVIII, escribió alrededor de 30 óperas.  La chasse du Jeune Henry (La cacería del Joven Enrique)  una  suerte de ópera cómica, basada en el libreto de Jean-Nicolas Bouilly, narra  un episodio de caza – desde el alba hasta la captura del ciervo- en la vida del rey Enrique IV de Francia. Estrenada en 1797 y dado el rechazo a la monarquia para ese momento, la ópera fue despreciada pero la obertura resultó un gran éxito, siendo la única parte de la ópera que se interpreta desde entonces.

Aracely Rojas B.