La Orquesta Sinfónica de Venezuela, Patrimonio Artístico de la Nación, celebra este 24 de junio el 86° Aniversario de su primer concierto público, ejecutado con 41 músicos, bajo la dirección de su fundador, el maestro Vicente Emilio Sojo, en el Teatro Nacional. La gala inaugural tuvo como repertorio la Obertura del Cazador Furtivo de Weber,Nocturno Op. 70 de Giusseppe Martucci, la Sinfonía 34 de Mozart y finalmente, la Sinfonía N°1 de Beethoven, precedida por las arias La flamme purifie y Fries ombragies de Bach, con el tenor Luis Alberto Sánchez como solista.

A partir de aquel primer concierto, hasta la fecha, La Pionera ha logrado mantener el nivel de excelencia y compromiso de su primera presentación, logrando ser la orquesta sinfónica más antigua, y con mayor actividad ininterrumpida de Suramérica. Actualmente la OSV cuenta con un plantel de músicos profesionales experimentados y con una plantilla renovada con los mejores talentos juveniles.

Desde sus inicios la Sinfónica Venezuela  ha incursionado en todos los ámbitos posibles de la manifestación orquestal: ópera, ballet, musicales, música de cámara, musicales y series de conciertos, grabaciones de bandas sonoras, variados espectáculos sinfónicos, de los cuales destacan conciertos didácticos-infantiles, navideños, de música folklórica y popular, rock sinfónico y tangos, entre otros géneros musicales, convirtiéndose en una de las orquestas más versátiles de la región.

En 1981, año en el que la Orquesta Sinfónica de Venezuela realizó una gira memorable por el continente europeo, es declarada Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación. En junio del 2015, en reconocimiento a su impecable trayectoria y extensa labor musical, la OSV fue ratificada por la Asamblea Nacional como Bien Patrimonial de Interés Cultural y Artístico de la Nación.

Asimismo, es importante resaltar que en el marco de un emotivo concierto, se inauguró en 1983 la Sala Ríos Reyna, como la sede permanente de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, concretando así un sueño de más de 20 años de uno de sus directivos, el maestro Antonio Ríos Reyna, que en la década de 1960, de forma infatigable se dio a la tarea de conseguir un espacio digno para la institución. Para aquel momento, la intención era construir una Sala de Conciertos, que luego en la travesía del proyecto inicial, se convirtió en el Complejo Cultural Teatro Teresa Carreño, que hoy conocemos.

Un poco de historia

En enero de 1930 la Sinfónica de Venezuela realizó sus primeros ensayos, con la participación de 29 músicos aproximadamente, según consta en los registros históricos de la OSV. Reunidos en la Escuela de Música y Declamación de la Academia de Bellas Artes de Caracas, hoy Escuela Superior de Música José Ángel Lamas, por convocatoria del maestro Vicente Emilio Sojo, oficializan el nacimiento de la Sociedad Orquesta Sinfónica Venezuela y establecen los cimientos de la que sería la institución musical más firme en toda la historia orquestal de Venezuela.

Desde finales de 1929 se venía gestando la conformación de una nueva orquesta sinfónica, dado que la Unión Filarmónica de Caracas (1922-1929) había clausurado su actividad por falta de recursos económicos para su subsistencia. Aun así los músicos, dirigidos por el maestro Vicente Martucci, seguían interesados en tener una institución sólida. Compartiendo el interés con otros músicos colegas, los maestros Ascanio Negretti Vasconcellos, Luis Calcaño Díaz y Simón Álvarez hablaron con el maestro Vicente Emilio Sojo y le pidieron su apoyo para conformar la OSV, organismo que rebasó con creces las expectativas de su creación.

86 años después

La Orquesta Sinfónica de Venezuela, La Sinfónica, La Venezuela, La Pionera, La Decana, como llegó a ser conocida y querida por el público, ha vivido una intensa historia de retos inconmensurables y de logros grandiosos a lo largo de su existencia, y en ese quehacer de todos los días sigue comprometida, con la misma determinación de sus músicos fundadores, con el país que la vio nacer, crecer y desarrollarse, ofreciendo excelencia y calidad artística, guiando a las generaciones actuales, dando lo mejor de sí misma, ondeando con orgullo el tricolor nacional. Hoy sin temor a equivocarnos podemos decir que la OSV cumple 86 años protagonizando la historia musical de Venezuela.