La Orquesta Sinfónica de Carabobo bajo la batuta del Maestro José Calabrese, deleitará a todos los amantes de la buena música éste domingo 31 de mayo de 2015 en el Teatro Dr. Alfredo Celis Pérez. La cita es a las 11:00 a.m. dónde podrán disfrutar de un amplio repertorio musical que se expande desde lo académico hasta nuestra gran música venezolana.

El estreno mundial de “Tres Venezolanas para un Corno”, del maestro José Calabrese, será el plato fuerte del concierto. Una pieza distribuida en 3 movimientos, inspirada en temas de compositores venezolanos. El primer movimiento basado en la glosa sinfónica más conocida del Maestro Inocente Carreño “Margariteña”, el segundo movimiento el merengue famoso de Adrián Pérez “El Muñeco de la Ciudad”, y el tercer movimiento rindiéndole homenaje a nuestro gran Aldemaro Romero con su Joropo a Millón en combinación con el Joropeando del maestro Calabrese, todo bajo la interpretación solista de la Cornista Jetsy Pierre.

Éste variado repertorio también contará con obras tales como, “El Aprendiz de Brujo” un poema sinfónico de Paul Dukas basado en una balada homónima de Johan W. von Goethe, que representa la historia de un aprendiz que hechiza sin permiso a una escoba para que le ayude a cargar agua. La popularidad de éste poema creció con el filme “Fantasía” de Walt Disney.

La “Sinfonía Nº 9 en Mi bemol Op. 70” de Dimitri Shostakóvich compuesta en el año 1945, tras el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa, por lo que se esperaba que el compositor escribiera una apoteosis triunfal de una trilogía de sinfonías de guerra, con una especie de “Sinfonía de la Victoria”, sin embargo el compositor les indignó componiendo en su lugar una sinfonía en forma de suite en cinco movimientos, de carácter altamente satírico y melancólico, que provocó un gran debate tras su estreno.

Por tanto, la Orquesta Sinfónica de Carabobo se complace en invitar a toda la colectividad carabobeña a asistir a esta cita de conciertos dominicales totalmente gratuitos, para el reencuentro con la cultura y el apoyo al talento venezolano que por más de tres décadas de arduo trabajo le ha obsequiado al estado un motivo para que la población se sienta orgullosa