Inauguración con gran estilo para el festival de música de cámara. L’Occaso hizo los honores de casa y cuando habló de Assmann estallaron los aplausos.


Vía: gazzettadimantova.gelocal.it
Traducido por Luis Contreras | Licenciado en Idiomas Modernos | Profesor de la ULA |

MANTUA. Una fuerte e inolvidable emoción suscitaron las notas de la Quinta de Beethoven – aquella que todos reconocen – en la plaza de Santa Bárbara, donde más de 700 personas presenciaron la inauguración del festival Trame Sonore. El concierto interpretado por la Orquesta de Cámara de Mantua y la Sinfonietta Simón Bolívar – sobre un escenario dispuesto frente la basílica y con el público sentado de espaldas al templo – y dirigido por Umberto Benedetti Michelangeli;  además de ser dedicado a la ciudad, fue gratuito y maravilloso. Es la primera vez que este espacio, casi como un teatro al aire libre, alberga la gran música de Beethoven.

La inauguración oficial se llevó a cabo en el Salón de los Espejos del Palacio Ducal con el respectivo saludo y con Schubert interpretado por el violín de Nurit Stark, la viola de Danusha Waskiewicz y el violonchelo de Monika Leskovar. Stefano L’Occaso hizo los honores de la casa y realizó una breve presentación. “Soy el director suplente del Palacio Ducal, para este festival, y no sé durante cuánto tiempo”, comentó el director de Museos de Lombardía, aquel que todos recuerdan hasta hace poco tiempo como funcionario del palacio.

L’Occaso saludó a Peter Assmann, quien se encontraba en primera fila, dando lugar a un aplauso tan prolongado que el mismo director se vio en la necesidad de levantarse a saludar y hacer una seña para calmar los ánimos y continuar con el festival. L’Occaso, de igual manera, rememoró cuando nació esta idea, hace varios años, con el castillo de San Giorgio rodeado de música. Para aquel momento era Carlo Fabiano el director artístico y organizador del festival Trame Sonore. También recordó que el Palacio Ducal tuvo la oportunidad de experimentar la gran música: desde Monteverdi con los Gonzaga e incluso Vivaldi durante el periodo austriaco. Además, el Museo Arqueológico, que fue un teatro de corte, este año hospedará por primera vez algunos eventos musicales.

El alcalde Mattia Palazzi agradeció por el hermoso festival que representa Trame Sonore y también a la región, resaltando la presencia – por primera vez – del asesor regional Gianni Fava junto con la consejera Annalisa Baroni. Palazzi quiso además hacer reconocimiento a los numerosos voluntarios y al trabajo realizado por la orquesta durante más de un año para organizar el festival Trame Sonore que es actualmente considerado como un evento a nivel nacional.

Carlo Fabiano, emocionado, saludó a su amigo y mito del 900 Alfred Brendel. Cubierto de aplausos agradeció al municipio, a la región, a las distintas fundaciones, al Palacio Ducal y a todos aquellos que hicieron posible la realización de Trame Sonore. Además agregó que los conciertos son ofrecidos para los apasionados a la música, sin embargo desea también llevar la música a aquellos que no frecuentan este tipo de eventos. Durante el desarrollo del concierto, resultó espectacular y bien recibido el Trío en si bemol mayor. Luego, seguido de una larga ovación, todos los presentes regresaron a la plaza Santa Bárbara.

Assmann con una sonrisa acepta hacer un comentario. “Escuché un concierto bellísimo, entre los músicos había una estadounidense, una polaca y una croata; el compositor, Schubert, era austriaco y ahora escucharemos a Beethoven, quien nació en Bonn y, sin embargo, fue muy bien aceptado en Viena. La cultura no tiene fronteras”.