Escrito por Prensa FundaMusical Bolívar

Este viernes 15, a las 6:00 pm, en el Centro de Acción Social por la Música, 140 niños y niñas arpistas, maraqueros, cuatristas, guitarristas y ejecutantes de mandolinas y de bandolas, recrearán el Corrío de Florentino y El Diablo, así como otras creaciones de compositores populares. Y a partir del sábado 16, numerosas agrupaciones del Programa Alma Llanera de Guárico, tomarán todas las plazas de los municipios y pueblos de ese estado para ofrecer un ciclo de 40 conciertos

Ensamble Típico

Ensamble Típico

Ensamble Típico

Ensamble Típico

Ensamble Típico

Ensamble Típico

La música popular y folclórica venezolana, esa que brota del llano adentro, de las selvas y montañas, de nuestros caudalosos ríos, con sus armoniosos sonidos que cautivan desde el Amazonas hasta la punta más occidental de la Península de La Guajira, se dejará sentir de nuevo en Caracas. La Orquesta Juvenil e Infantil Alma Llanera del estado Guárico, regresa al Centro de Acción Social por la Música este viernes 15 de febrero, a las 6:00 de la tarde, para ofrecer el Corrío de Florentino y el Diablo, basado en el poema de Alberto Arvelo Torrealba, así como otras obras, entre ellas Tucupido, de Ángel Castillo y Joropos del llano adentro, ambas con arreglos de Luis Herrera. “Esperé 50 años para escuchar a una orquesta como esta”, exclamó Juan Vicente Torrealba cuando escuchó por primera vez a la Orquesta Alma Llanera. Y será esta misma agrupación guariqueña, integrada por 140 niños, niñas y jóvenes, quienes bajo la dirección del profesor e hijo de cultores, José Luis Herrera, recrearán los sonidos del llano en la sala Simón Bolívar del CASPM. Francisco Delgado (Florentino) y Franklin Carpio (El Diablo), serán los solistas del contrapunteo.

Con este concierto, a través del cual se le rinde tributo a la música popular y tradicional, El Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela continúa la celebración de su 38 Aniversario. En  Guárico, estado emblemático donde el Programa Alma Llanera está presente en todos sus 15 núcleos, se realizará, a partir del sábado 16 de febrero, un ciclo de 40 conciertos que tomarán las plazas y otros espacios públicos de pueblos y caseríos de los 15 municipios de ese estado.

El 1 de marzo se realizará el concierto de cierre del mencionado ciclo, durante el cual se le rendirá homenaje a 73 cultores quienes han sido los “transmisores” que han acompañado a los profesores de El Sistema en la enseñanza de la música de la región, así como en la ejecución de los instrumentos tradicionales. Entre los cultores que serán homenajeados están Jesús Hernández (bandola), Natalio Rivas (arpista), Miguel Aguirre (bandola), Carlos Natera (bajo y guitarra), Ángel Romero (mandolinista), Ibrahim Herrera (maraquero) y Ramón Rojas, Ángel Ávila y José Antonio Ávila (compositores y ejecutantes de varios instrumentos), entre muchos otros.

Orientado por las premisas sociales de igualdad, inclusión, gratuidad, masificación y descentralización, el Programa Alma Llanera se ha ido consolidando en los más de 280 Núcleos de El Sistema en todo el país. Está fundamentado en cuatro lineamientos: 1) Enseñanza y Aprendizaje, como materia obligatoria, de un instrumento tradicional venezolano; 2) Rescate y Preservación de la música folclórica y popular, a través del trabajo conjunto entre los maestros de El Sistema y los cultores; 3) Promoción, por medio de la investigación y arreglos del repertorio tradicional de cada región, y 4) Difusión, a través de la interpretación del repertorio y la creación de orquestas, agrupaciones y ensambles.

Con el Programa Alma Llanera, la Red de Orquestas y Coros, perteneciente a la Fundación Musical Simón Bolívar -adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela-, corona su impacto de acción social. Como ejemplo, en el estado Guárico, más de dos mil jóvenes y niños de poblados muy alejados y menos privilegiados económicamente, como La Negra, El Soroco, El Castrero o Puño de Oro, cuentan ya con sus orquestas y ensambles infantiles y juveniles de música popular y tradicional venezolana, cumpliendo así con el lema del 38 aniversario de El Sistema que reza: “Los niños y jóvenes venezolanos crecen con la música”.