Escrito por Prensa FundaMusical Bolívar

Dos ensambles del Conservatorio de Música Simón Bolívar protagonizaron la noche del sábado 13 de julio una velada musical dedicada a realzar los ritmos tradicionales criollos, puestos de manifiesto a través del talento y la creatividad de jóvenes que incursionan en el estudio y desarrollo de los géneros musicales venezolanos.

EL ENSAMBLE SIMÓN BOLÍVAR ES LA NUEVA AGRUPACIÓN DE EL SISTEMA QUE TRABAJARÁ POR LA MÚSICA FOLKLÓRICA DE VENEZUELA

EL ENSAMBLE SIMÓN BOLÍVAR ES LA NUEVA AGRUPACIÓN DE EL SISTEMA QUE TRABAJARÁ POR LA MÚSICA FOLKLÓRICA DE VENEZUELA

EL PEQUEÑO LUIS HERMOSILLA TIENE CINCO AÑOS Y ES UN AUTODIDÁCTA DE LAS MARACAS

EL PEQUEÑO LUIS HERMOSILLA TIENE CINCO AÑOS Y ES UN AUTODIDÁCTA DE LAS MARACAS

Este evento, llevado a cabo en la sala Simón Bolívar del Caspm, inició con las palabras de bienvenida del violinista y director Eddy Marcano, quien anunció el nacimiento de una nueva iniciativa de El Sistema: el Ensamble de Música Venezolana Simón Bolívar, compuesto por jóvenes músicos que se están iniciando en el estudio y práctica de la música tradicional.

Durante casi dos horas ofrecieron un concierto en el que se pasearon por un variado repertorio que incluyó distintos géneros, entre ellos merengues, pasajes, danzas zulianas, joropos orientales, valses, joropos con estribillo y fusiones latinoamericanas. De esta manera, mostraron el trabajo que llevan adelante las diferentes cátedras del Conservatorio de Música Simón Bolívar (CMSB), entre ellas la de arpa, a cargo de Leonard Jácome; cuatro, a cargo de Héctor Molina, y violín, encabezada por el joven Néstor Aponte.

EL DIRECTOR DE ESTE ENSAMBLE, EDDY MARCANO, JUNTO AL PEQUEÑO MARAQUERO LUIS HERMOSILLO Y EL JOVEN VIOLINISTA NÉSTOR APONTE

EL DIRECTOR DE ESTE ENSAMBLE, EDDY MARCANO, JUNTO AL PEQUEÑO MARAQUERO LUIS HERMOSILLO Y EL JOVEN VIOLINISTA NÉSTOR APONTE

 

LA SEGUNDA PARTE DE ESTE CONCIERTO ESTUVO A CARGO DEL ENSAMBLE DE MÚSICA AFRO-VENEZOLANA

LA SEGUNDA PARTE DE ESTE CONCIERTO ESTUVO A CARGO DEL ENSAMBLE DE MÚSICA AFRO-VENEZOLANA

Durante el concierto Luis Hermosillo, maraquero con apenas 5 años de edad, irrumpió en escena en calidad de invitado especial para deslumbrar al público con sus dotes musicales, su gracia y naturalidad. El niño originario de Carabobo comenzó autodidácticamente su carrera hace un año con un dvd del reconocido exponente de este instrumento, Luis Ernesto Laya. Desde entonces, no ha parado de estudiar y el sábado acompañó, por primera vez y sin ensayos previos, a los músicos del nuevo ensamble musical.

Desde el camerino, al finalizar el concierto, Marcano explicó: “El Ensamble se creó con la finalidad de que jóvenes y niños de El Sistema puedan tener la práctica y el acceso al conocimiento de cómo se hace la música venezolana. La idea es crear un espacio de honestidad para hacer nuestra música respetando los cánones y la raíz tradicional venezolana”. Agregó además que la idea de este concierto es dejar brillar a los jóvenes músicos, con apenas breves participaciones de sus mentores.

Gracias a su formación académica previa, estos jóvenes no solo interpretan los sonidos típicos del país sino que cuentan con los recursos para transformarlos. En palabras de Marcano: “La visten de gala, la ponen más bella de lo que es y esto es lo más genuino de este ensamble: que busca que profesores y alumnos podamos interactuar con los distintos géneros que hoy escucharon”.

El violinista, quien se desempeña como director artístico del CMSB, comenzó a tocar música venezolana a los 5 años de edad cuando vivía en Margarita, estado Nueva Esparta. “Me crié escuchando joropo, polo margariteño y, cuando el maestro Abreu llegó a Margarita sembrando orquestas, ya yo hacía música venezolana. Eso me ha permitido tener un interés especial hacia nuestra música dentro de El Sistema”.

Presencia afro-venezolana

La segunda parte del concierto estuvo a cargo del Ensamble de Música Afro-venezolana Simón Bolívar que, como parte del cierre escolar 2013, adaptó piezas del repertorio musical nacional a ritmos de herencia africana.

El maestro Javier Suárez, director, explicó que el repertorio del concierto surgió a partir de la inquietud de los cantantes, quienes aportaron los temas y los adaptaron la armonía a instrumentos como el cuatro, bajo, piano, voces y percusión.

“Trabajamos este repertorio a partir de obras originales de Simón Díaz, Ilan Chester, Rubén Blades, Francisco Pacheco, Andrés Cepeda, Juan Carlos Fernández, y los adaptamos a los ritmos afro-venezolanos y a la tesitura de las voces de los intérpretes”, explicó Suárez, quien además de dirigir la agrupación es percusionista.

Mercedes de Simón Díaz, al ritmo de un sangueo de Ocumare y tambor de Patanemo; Sebastián de Rubén Blades, latiendo con un sangueo de San Millán; A pasarla bien de Ilan Chester de la mano de un sangueo de Ocumare, y el emblemático bolero Tú mi delirio, de César portillo de la Luz, interpretado con tambor Quichimba, fue el repertorio que ofreció esta versátil agrupación.

“Estamos trabajando una serie de géneros tradicionales con el aporte de los músicos, jóvenes que llegan con muchas inquietudes al Conservatorio. Nosotros aprovechamos ese impulso y esa creatividad para enriquecer el proyecto y los temas de manera colectiva. Así vamos probando los ritmos y los tumbaos”, agregó su director.

La creación de estos ensambles ha sido posible gracias a la iniciativa de los maestros José Antonio Abreu y Valdemar Rodríguez y con la idea de dar espacio a la música venezolana y afro-venezolana dentro de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Despacho de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.