La Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), anuncia la primera producción discográfica de Música Sinfónica Ecuatoriana, como parte de un proyecto binacional que reúne los talentos más destacados de Ecuador y Venezuela, bajo los más altos estándares de calidad.

La Orquesta Sinfónica de Venezuela cuenta con la presencia en nuestro país, del pianista y compositor ecuatoriano Juan Castro Ortiz, solista de esta trascendente grabación. La OSV como la primera institución sinfónica de nuestro país y la más antigua de Suramérica responde así al creciente vínculo artístico y cultural que une a estos países hermanos.

Alfonso López Chollet

Alfonso López Chollet

Bajo la batuta del maestro Alfonso López Chollet, la OSV abordará temas especialmente seleccionados para resaltar la calidad musical de Ecuador, que incluye obras del propio maestro Castro, tales como A la sombra del Inca, poema sinfónico para piano y orquesta; Si no estás, obra ganadora del Concurso Nacional del Nuevo Pasillo Ecuatoriano 2014 y Todos somos Ecuador, además de temas muy reconocidos del repertorio popular ecuatoriano, como el Toro Barroso y Alma Lojana, entre otros. Todo ello con el fin de resaltar la hermosa y rica cultura musical del pueblo ecuatoriano, como nunca antes se había hecho a nivel sinfónico y ese honor le corresponde a la Orquesta Sinfónica de Venezuela en representación de lo nuestro.

Sobre la producción de la música ecuatoriana
Recién comenzado el proyecto de grabación, ya la OSV se encuentra realizando las primeras grabaciones, con la reciente llegada del pianista y compositor ecuatoriano Juan  Castro.
La  producción musical está  a cargo de la  Orquesta Sinfónica de Venezuela y del pianista y productor venezolano Hildemaro Álvarez, quien  además  ha  sido  el  encargado  de  realizar  las orquestaciones  y  arreglos  magistrales del disco y como coproductor el maestro y violinista ecuatoriano Franklin Ruque, miembro de la OSV, junto a un equipo  de  grandes  profesionales venezolanos, colaboradores  permanentes  de  la  productora  “Interactive  Line Production & amp; Media” (ILPM) encargada de coordinar el proyecto y que él mismo Maestro Álvarez dirige para Venezuela y Latinoamérica.

Cabe resaltar que el maestro Hildemaro Álvarez posee una grandísima trayectoria como pianista acompañante y músico de grabación de los artistas más importantes del país, desempeño que le ha permitido estar nominado al Latin Grammy en varias ocasiones,  destacando además por la nominación de su disco como pianista solista en el 2014 en la categoría de mejor Álbum de Jazz del Año.

Como director, el maestro Alfonso López Chollet, versátil músico venezolano, abordó este proyecto con entusiasmo y compromiso. Bajo su batuta se logró un sonido cautivante para la música sinfónica y popular ecuatoriana. Su experiencia como director en música académica, ópera y ballet y una sólida carrera con triunfos en Venezuela y en el exterior, fueron el principal aval a la hora de considerarle para este nuevo disco de la Orquesta Sinfónica de Venezuela.

Por su parte el maestro ecuatoriano Franklin Ruque, destacado violinista, productor musical y gestor cultural, ganador del Segundo Premio en el concurso internacional de Violín Vatelot-Rampal  París 2007, poseedor  de una sólida formación musical y con una amplia trayectoria artística internacional reconocida en el país desde hace 15 años, participa en este gran proyecto como coproductor y concertino invitado de la Orquesta Sinfónica de Venezuela y siendo un amplio conocedor de las raíces de la música ecuatoriana además de ser un estudioso de la evolución que ha tenido ésta  a través de la música culta, le dará al proyecto credibilidad musical al ser el Ecuador su país natal.

Esta es la primera vez que el talento artístico sinfónico de Ecuador y Venezuela se une para un proyecto en conjunto, con el objetivo de abordar la música ecuatoriana de una manera moderna y única, elevando sus melodías y ritmos tradicionales a nuevas y actuales dimensiones convirtiendo al repertorio seleccionado en verdaderas joyas musicales y marcando pauta para la música latinoamericana de esta década.