El Taller de los Juglares interpretará su más reciente repertorio y disertará sobre la pertinencia, valores, retos y complejidades de la música infantil en los tiempos modernos

Por invitación de la Universidad Federal de Minas Gerais el dúo venezolano se presentará por primera vez ante público y especialistas brasileños

Desde hace más de dos décadas Belo Horizonte ha sido considerado uno de los epicentros más importantes para la música infantil continental, gracias a la actividad formativa emanada desde la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Federal de Minas Gerais y al notable desempeño artístico de sus grupos emblemáticos, Rodapiao y Serelepe. Por su parte El Taller de los Juglares (Andrés Barrios y Bartolomé Díaz) son una importante referencia continental para este tipo de música y los apóstoles de lo que ellos mismos han denominado “lied para la infancia“, música infantil de alto contenido artístico, poético y estructural.

Del 24 de agosto al 3 de septiembre la emblemática agrupación venezolana estará ofreciendo talleres, coloquios y recitales en Belo Horizonte, conversando sobre la validez de la tradición en el contexto de la música infantil, metodología de creación y el canon como herramienta de enseñanza musical. Paralelamente estarán estrenando su más reciente programa CANTANDO ENTRE LÍNEAS A AQUILES NAZOA, dedicado íntegramente a la poesía lúdica y a las fábulas del piramidal bardo costumbrista venezolano.

Comenta Bartolomé Díaz, Director Artístico de la agrupación: Ir a Belo Horizonte a mostrar nuestro trabajo es todo un honor y un gran privilegio. El aporte que ha hecho esta región del continente y sus músicos especializados en repertorios para la infancia (como Eugenio Tadeu y Miguel Queiroz) es uno de los más contundentes, refinados y motivadores que conozco. En Belo Horizonte han sido tomadas muy a pecho las célebres palabras dichas en 2004 por el gran Eugenio Montejo: “Escribir para la infancia es algo perfectamente serio”. Vamos a Minas Gerais con la intención de mostrar cómo El Taller de los Juglares comulga con la tradición al hacerla parte de la modernidad. Nuestro montaje dedicado a Nazoa es una verdadera montaña rusa de emociones musicales. El talento de Andrés Barrios ha llevado esta poesía a cimas poco menos que imposibles de alcanzar por otros compositores, sean estos especializados en música infantil o no.