Reyna Paz Avendaño | cronica.com.mx

La pianista venezolana Gabriela Montero, considerada una de las mejores improvisadoras de la música clásica, se presentará este viernes por primera vez en el Palacio de Bellas Artes acompañada de la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por Carlos Miguel Prieto, con quien interpretará el concierto No. 2 de Rachmaninov, además de piezas de Bernstein y Gershwin.

Gabriela Montero

Gabriela Montero


“La música también sirve para que brillen temas que son más importantes que la propia música, como los problemas de la humanidad. Un buen día para mi no sólo es dar un gran concierto, sino llegar al público y poder transmitirle mi mensaje como ser humano”, destacó en entrevista vía telefónica desde Los Ángeles, Estados Unidos.

Para Gabriela Montero, la música es utilizada para muchos temas de interés universal, como hablar de paz y de asuntos tan importantes como el respeto. Por ello en los últimos años, señala, ha usado la música para denunciar la situación trágica y de violencia que vive su país.

Una de las polémicas obras para piano y orquesta que la artista compuso en 2011 fue Ex patria, la cual plasma el sufrimiento humano generado por la corrupción política de Venezuela y actualmente es una obra en proceso de grabación junto con el concierto No. 2 de Rachmaninov, que tocará en Bellas Artes.

“El repertorio que ofreceré en México es un concierto que he tocado desde niña. Casualmente el año pasado, Carlos Miguel Prieto, mi querido amigo y colega, lo tocamos en Costa Rica y Panamá con la Orquesta de las Américas (YOA, por sus siglas en inglés). Y ahora lo grabamos para mi próximo disco que incluirá mi obra Ex patria”, destacó.

Además, el concierto en el país incluirá Danzas sinfónicas de West Side Story 22’ de Leonard Bernstein, así como Cuadros sinfónicos de Porgy and Bess 24’ y Obertura Candide 5’ de George Gershwin.

VOCACIÓN. Gabriela Montero ofreció su primer concierto a los 5 años de edad, tres años después debutó en Caracas con un concierto que le permitió obtener una beca para estudiar música en Estados Unidos. A los 11 años, dijo, pisó su primer escenario mexicano con la Orquesta Sinfónica de Maracaibo y ahora regresa tras varios años de no tocar en la capital.

—¿Cómo nació tu amor al piano?

—Empecé a tocar de oído, a los 18 meses tocaba varias canciones infantiles. En mi familia no hay músicos, mis padres por iniciativa de mi abuela decidieron ponerme un pianito en mi cuna como regalo de cNavidad, pero se dieron cuenta que me pasaba horas tratando de imitar las melodías para dormir que me cantaba mi mamá.

“Más que me impulsaran mis padres, la música me encontró a mi, sin duda que nací para ser pianista y lo increíble en esta historia es que por intuición de mi abuela, el piano llegó a mí a tan temprana edad”, agregó.

LATINA. En 2009 Gabriela Montero fue invitada a tocar junto con el violinista Itzhak Perlman, el violonchelista Yo Yo Ma y el clarinetista Anthony McGill, para recibir la presidencia de Barack Obama, experiencia que culminó en un cuarteto lleno de diversidad.

“Yo Yo Ma a quien conocía como colega, recibió una llamada de Obama, le pidió que organizara un cuarteto de músicos clásicos reconocidos en el medio, que fueran versátiles y que cumplieran con ilustrar las diferentes características de las personas que conforman Estados Unidos. Yo como madre, latina, mujer y artista llenaba esos requerimientos”.

Gabriela Montero reconoció que a pesar de su exitosa trayectoria, le gustaría incursionar más en la composición y también comentó que después de México, se presentará en el Oregon Bach Festival con la Boston Symphony Orchestra, en la RTÉ National Symphony Orchestra de Irlanda y en el Recital Leipzing de Alemania.

Los conciertos serán en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, el viernes 27 de junio a las 20:00 horas y el domingo 29 de junio a las 12:15 horas.