Por María Carolina Piña | Cortesía de María Elisa Flushing

"Le Mer" Claude Debussy

“Le Mer” Claude Debussy

La obra más conocida y más interpretada de Claude Debussy es sin duda ‘La Mer’ (la mar), una pieza en la que el compositor se sirvió de sus recuerdos de infancia. ‘La Mer’ es un tributo a ese elemento que Debussy admiraba y que lo acompañó durante toda su vida. De hecho, de no ser compositor, Debussy habría querido ser marino. El compositor no trata sin embargo de describir el mar sino de sugerirlo, con su estilo
impresionista musical que sólo Debussy dominó a cabalidad. ‘La Mer’ se compone de tres movimientos que pretenden ilustrar en música la calma y la fuerza del mar, su tumultuoso oleaje y su interacción con otros elementos de la naturaleza.

El primer esbozo lleva por título “Del alba al mediodía en el mar”: Debussy evoca la superficie espumosa del mar, su gradual despertar y la bienvenida al sol. En el segundo movimiento, “Juego de olas”, se escuchan la suavidad de las olas y su vaivén permanente. El “Diálogo del viento y del mar” completa este tríptico: dos fuerzas antagónicas en continuo forcejeo, el majestuoso mar tratando de resistir al viento, interpretado aquí por las maderas.

‘La Mer’ está considerada hoy la pieza más representativa de Claude Debussy, el compositor francés por excelencia, y forma parte del repertorio de todas las grandes orquestas del mundo por ser una de las más bellas y originales obras sinfónicas francesas del siglo XX.