Comunicaciones OSL | Por: Oswaldo Rodríguez

Será este jueves 23 de abril a las 7:30 p.m. cuando el joven director Enluis Montes vuelva sobre el podio de la Orquesta Sinfónica de Lara para conducir un nuevo JUEVES DE CONCIERTO, en el Auditorio “Ambrosio Oropeza” (UCLA)

En esta oportunidad, el programa se ha estructurado en dos obras totalmente contrastantes desde todo los puntos de vista. La primera de ellas del compositor americano Georges Gershwin titulada “Obertura Cubana”, contentiva de una marcada influencia caribeña de ritmos y sones que en tan solo dos semana de estadía en la Habana pudo generar en Gershwin el impulso para componer esta obertura a manera de poema sinfónico. Originalmente la obra llevaba por nombre “Rumba” y fue estrenada en 1932 ante una multitud de personas en un concierto dedicado al compositor promovido por la Filarmónica de Nueva York.

En la segunda parte del concierto se podrá escuchar la primigenia mahleriana apodada “Titán.” Se trata de su primera sinfonía en Re Mayor y estrenada en 1889 por el propio compositor dirigiendo la  Sinfónica de Budapest. Esta genial obra del repertorio del compositor nacido en Bohemia en el dominio austríaco, hoy República Checa. Con esta obra Mahler irrumpe en el sinfonismo con una propuesta compositiva cargada de una enorme riqueza musical y que supuso un ruptura con los cánones hasta el momento concebidos por las leyes musicales. A lo largo del sinfonismo mahleriano puede evidenciarse la enorme carga emocional del compositor en torno a problemas transcendentales de la existencia humana.

Una marcha fúnebre en el tercer movimiento y el combate entre luz y oscuridad como analogía entre muerte y vida en el cuarto movimiento, son signos que perdurarán en la propuesta sinfónica de Mahler.