Como parte de la celebración se ofrecerán este fin de semana dos conciertos junto a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, en el Centro Nacional de Acción Social por la Música, en la ciudad Caracas.

Alfredo Rugeles destacado

Alfredo Rugeles destacado

Sra. Carmen Leonor Santaella

Sra. Carmen Leonor Santaella

La Fundación Enclave, asociación sin fines de lucro comprometida con el desarrollo integral de niños de bajo recursos, arriba a sus 20 años de exitosa gestión. Desde sus inicios en 1993, ha logrado consolidar el programa “Música para todos” dirigido a la clase más baja y necesitada del país, ubicándose en centros de estudios en las ciudades de Caracas, Maracaibo y Valencia en los que se incluye desde el preescolar hasta sexto grado de educación básica.

Para celebrar su vigésimo aniversario, Enclave tiene previsto invitar al público a disfrutar de diversos conciertos en Caracas, Maracaibo y Valencia. El sábado 4 y domingo 5 de mayo se realizará en la ciudad capital dos conciertos a las 11:00 a.m., con el apoyo de la Fundación Musical Simón Bolívar, perteneciente al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Bajo la dirección del maestro Alfredo Rugeles, más de 150 alumnos del programa “Música para todos” se presentarán en la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar de Venezuela” dentro de la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, en Quebrada Honda, sede principal del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

El programa cuenta con un repertorio de 17 piezas infantiles compuestas por el maestro Antonio Estévez y con arreglos del profesor Juan Francisco Sanz. Seguidamente, los presentes podrán deleitarse con la recopilación del profesor Antonio Khan, Suite Sinfónica Infantil Venezolana.

En ambos conciertos participarán: el Coro Estable de la Fundación Enclave, integrado por 131 alumnos; el grupo la Cátedra de Cuatro, conformado por 15 estudiantes; y el grupo Percusión Estable Afro Venezolana, compuesto por 9 alumnos. Todos provenientes de los colegios Niño Jesús de Praga (Catia), Corazón de María (Petare), María Auxiliadora ADS de las Damas Salesianas.

Los 20 años de la fundación cristaliza grandes logros: más de 50.000 niños se han beneficiado del programa “Música Para Todos,” marcando sus vidas y enriqueciéndola en diversos sentidos. “En todos estos años y en todos los colegios hemos tenido experiencias de vida difíciles, muy difíciles, entristecedoras, alegres y otras muy gratificantes: todas ellas, y en especial las que nos arrugan el corazón, nos dan la fuerza para que, a pesar de que a veces pensamos que no podemos, sigamos adelante dándonos cuenta que sí vale la pena” destacó la presidenta de la fundación Carmen Leonor Santaella.

Con estas presentaciones la Fundación Enclave no sólo aplaude veinte años de grandes avances sino que además consolida y afianza el modelo de sus programas educativos musicales, con el objetivo de continuar alcanzando el sueño de miles de niños desfavorecidos en el país, y contribuir de manera directa con el desarrollo sustentable de las regiones.

La organización se ha encargado de la educación, sueños y las sonrisas de miles de  niños a nivel nacional, brindándoles la posibilidad de desarrollarse en todos los aspectos de sus vidas, inculcándoles valores positivos como el respeto, la disciplina y la responsabilidad, y enriqueciendo su espíritu e inteligencia. La, quien encabeza este loable proyecto, señala en este sentido: “A través de la enseñanza de la música los niños aprenden disciplina, responsabilidad, compañerismo, atención, concentración, en medio de sonidos y ritmos desconocidos por ellos”, aseguró Santaella.

Cabe destacar que el programa que imparte la Fundación Enclave se extiende a hasta los familiares de los integrantes, quienes en definitiva representan los pilares fundamentales para impulsar y apoyar el talento musical de sus niños. “A través de este método, los niños comienzan sus primeros pasos en el colegio acompañados de las notas y los instrumentos: cantando y jugando, aprenden cada día y así van pasando de nivel en nivel tocando bandas rítmicas, flauta dulce y xilófono para después, con mayores conocimientos, emprender el camino hacia el aprendizaje de los cuatros, mandolinas, campanas, percusión afrovenezolana y el canto”, agregó su presidenta.