El pasado martes 26 de septiembre,  la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, con su director, el venezolano Gustavo Dudamel, dieron inicio a su nueva temporada de conciertos, la número 99 en la carrera de esta mítica orquesta, con un concierto de gala dedicado a recabar fondos para los diferentes programas  educativos que lleva a cabo la orquesta. El escenario fue el escultural Walt Disney Concert Hall.

 

Por Roberto C. Palmitesta R.| @rpalmitesta | ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA

Los resultados fueron exitosos con la ambiciosa meta de recaudar 3,5 millones de dólares que serán destinados a los diferentes programas educativos que lleva a cabo la orquesta angelina y que benefician a más de 150.000 personas

El maestro Gustavo Dudamel desde sus primeros pasos en el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela entiende bien la importancia que representan las iniciativas educativas que benefician a los jóvenes, y desde su llegada a la “LA Phil” le ha dado un impulso adicional a todas las ideas que representan beneficios socio-culturales.

Los resultados fueron exitosos con la ambiciosa meta de recaudar 3,5 millones de dólares que serán destinados a los diferentes programas educativos que lleva a cabo la orquesta angelina y que benefician a más de 150.000 personas, entre jóvenes músicos y sus familias, junto al personal docente. Sin duda es otro gran logro liderado por el venezolano. ¿Imaginan que este tipo de iniciativas pudieran ser llevadas a cabo en otra Venezuela?

La gala de apertura de temporada invernal también brilló con intensidad desde el punto de vista artístico, porque incluyó un programa de lujo, con obras que rindieron tributo a Wolfang Amadeus Mozart, incluyendo el Doble concierto de piano teniendo como solistas a dos superestrellas: Yuja Wang y Jean-Yves Thibaudet, una fórmula exitosa que ya el maestro Dudamel había usado con sapiencia. ¿Cuántas personas en el mundo no quisieran ver de nuevo a estos dos grandes pianistas juntos tocando la música de Mozart, con una excelente orquesta y bajo la batuta del orgullo del estado Lara?

Antes del concierto se realizó una recepción al más puro estilo de Hollywood en la que desfilaron estrellas del séptimo arte, del medio musical y audiovisual. Los solistas también hicieron presencia para satisfacer a su fanaticada, al igual que el maestro Dudamel, acompañado por su esposa, la talentosa actriz española María Valderde (Ganadora del Goya), quien impresionó con su belleza y estilo.

No solo los medios de comunicación especializados en música sinfónica se dieron cita, también aquellos dedicados a la moda y la farándula, quienes se dieron banquete comentando el evento de recepción. Excelente estrategia para atraer a otro tipo de audiencia al mundo sinfónico y a las actividades que se traducen en beneficios sociales a través del arte.