Escrito por Fátima Fernández | Músicos de Alto Rendimiento | Cortesía Jesús Alcívar

Músicos de Alto Rendimiento

Músicos de Alto Rendimiento

Las lesiones en los músicos no están únicamente influenciadas por el carácter de su aparición es decir donde se originan y sus posibles causas, en muchas oportunidades sus consecuencias son psicológicamente devastadoras para el músico puesto que lo  obliga a dejar de tocar, los signos y síntomas que se presentan son muy fuertes lo que significa a nivel físico la disminución del rendimiento  en el ejecutante.

La distonía puede definirse como un trastorno neuromuscular que implica una contracción sostenida e involuntaria de los músculos que pueden causar torsión, movimientos involuntarios repetitivos, así como la posible aparición de posturas anormales. Cuando se trata de una distonía focal significa que esta se da en un grupo muscular y zona específica.

Un grupo particular de la distonía focal son las conocidas como ocupacionales, en este caso el trastorno es desencadenado por la realización de una actividad motora repetitiva que tiene que ver especialmente con el desempeño ocupacional del afectado. La profesión musical no solo es compatible con estas características, sino que también se trata de una tarea que requiere gestos y movimientos muy específicos, de motricidad fina con alto nivel de entrenamiento.

Tomando en cuenta lo anterior, el músico es un profesional vulnerable a la aparición de distonía focal siendo esta una de las enfermedades mas temidas por estos profesionales debido a que esta significa una amenaza potencial y puede acabar con la carrera del ejecutante, otro factor es que la cura todavía no se ha encontrado en su totalidad por lo que psicológicamente es un golpe a la vida emocional e interpretativa del músico.

Las causas de esta terrible lesión a nivel físico responden a la repetitividad de los movimientos necesarios en la ejecución instrumental, la realización de estos en posturas difíciles que van en contra de la naturaleza corporal, el estudio durante largos periodos de tiempo, en el aspecto psicológico el obsesionarse con la perfección técnica en el estudio y repeticiones sobre los mismos movimientos, es decir, repetir cada vez que sale mal, hasta que salga como está escrito o como particularmente se cree que está bien, lo que forma parte de características particulares de personas que han padecido de distonía focal.

Algunos de los signos y síntomas que se presentan ante el diagnóstico de Distonía Focal son: dolor, descontrol de los movimientos voluntarios manuales sobre el instrumento, dificultad o enlentecimiento digital, tensión y rigidez de la mano o brazo, debilidad de la mano, temblor en los dedos y falta de independencia. La mayoría de estos síntomas se presentan en el momento de la ejecución del instrumento, especialmente cuando la obra es técnicamente exigente en cuanto a velocidad, o en la digitación, cambios bruscos en la rutina de trabajo, estrés y muchas horas de práctica.

El tratamiento a seguir en casos de distonía focal desde el punto de vista terapéutico depende necesariamente de un previo diagnóstico médico veraz y preciso con el fin de establecer claras técnicas multidisciplinarías (medicas, terapéuticas y psicológicas) con el objetivo de reeducar el movimiento distónico, corregirlo, manejar los efectos físico-mentales y facilitar la practica del instrumento luego de esto.

El trabajo corporal preparativo, expresivo, postural, relajación, psicomotricidad y el conocimiento del cuerpo en pro del instrumento forma parte de algunas soluciones terapéuticas para quien sufre de distonía focal en un trabajo tanto rehabilitador como técnico del instrumento logrando reaprender los movimientos para su ejecución y erradicando los efectos de la distonía todo esto con el objetivo de que el músico pueda tocar nuevamente con mayor conciencia y funcionalidad.

Conocer la existencia de esta enfermedad así como de las distintas lesiones que pueden presentarse en los músicos es de suma importancia para el desarrollo de medidas preventivas. Músicos de Alto Rendimiento tiene como premisa la prevención, educación en cuanto a la salud y alternativas terapéuticas que permiten al músico realizar su actividad con calidad y menores riesgos, esta terrible enfermedad que amenaza directamente la ejecución instrumental debe ser una alarma para comenzar a tomar en cuenta que no solo se trata del aspecto técnico musical es también de igual importancia el trabajo dedicado a la preparación o entrenamiento corporal para la práctica instrumental.

Finalmente reitero que el músico es un profesional que necesita tanto entrenamiento y atención terapéutica como un deportista, es el atleta de las artes, mantener su cuerpo en Pro del instrumento y relajarse para tocar es un valioso regalo para la música de ALTO RENDIMIENTO Y DE CALIDAD AL 100%….

Fátima Fernández
Terapeuta ocupacional especializada en músicos
“Entrenando Músicos de Alto Rendimiento” musicosdealtorendimiento@gmail.com
Teléfono:04163470815