El 15 de enero de 1930, un grupo de 29 ilustres músicos se reunieron en la Escuela de Música y Declamación de la Academia de Bellas Artes de Caracas (hoy Escuela Superior de Música José Ángel Lamas), por convocatoria del musicólogo, educador y compositor, el maestro venezolano Vicente Emilio Sojo, para establecer los cimientos de la que se convertiría en la institución más firme creada en toda la historia musical del país, la Sinfónica de Venezuela. El 24 de junio de ese mismo año la orquesta celebró su primera presentación.

Muchos de los músicos fundadores venían de la Banda Marcial de Caracas (la institución musical más antigua de Venezuela con 150 años de historia) y de otras instituciones vigentes a esa fecha, así como de la extinta Unión Filarmónica de Caracas, fundada en 1922 por el maestro Vicente Martucci.

Entre los músicos fundadores contamos con el siguiente plantel: DIRECTORES: Vicente Martucci, Vicente Emilio Sojo y Juan Bautista Plaza. VIOLINES: Ascanio Negretti Vasconcelos (concertino), Pedro Álvarez, Antonio Ríos Reyna, Francisco Delgado Albornoz, Mario García, Roger Leal, Miguel León Rivero, Ángel Sauce, y Pedro Monasterios. VIOLAS: Luis Calcaño Díaz, Oscar Grünwald, Maximiliano Ochoa y César Travieso. CELLOS: Carlos Áñez, Antonio Oyón (cello/ bajo) y Andrés Áñez (cello/bajo). BAJO: Juan Manuel Tovar. FLAUTA: Simón Álvarez. OBOE: Antonio Buraglia. CLARINETES: Oreste Denti y Pedro Antonio Urea. CORNO: Valeriano Blanco. FAGOT: César Guzmán. TROMPETA: Federico Ayesta. TROMBÓN: José Dolores y PERCUSION: Abel León.

El maestro Sojo entre 1930 y 1947 se dio a la tarea , de lograr la estabilización económica de la Orquesta Sinfónica de Venezuela y con los recursos en mano, marcó como prioridad la profesionalización de sus integrantes, permitiendo el ingreso de músicos extranjeros de altísimo nivel, para completar la formación inicial de los ya existentes a la fecha.

La mayoría de esos maestros se quedaron en el país, haciendo vida, creando familias, dando clases a la par de su labor en La Sinfónica. Ellos formaron a las generaciones de músicos que hoy lideran en la OSV y en otras tantas instituciones musicales de renombre. Desde 1947 la Sinfónica de Venezuela cuenta con el apoyo y patrocinio del Ministerio de Educación, hoy Ministerio del Poder Popular para la Educación.

Desde sus inicios la Sinfónica de Venezuela ha incursionado en todos los ámbitos posibles de la manifestación orquestal: ópera, ballet, musicales, música de cámara, musicales y series de conciertos, grabaciones de bandas sonoras, variados espectáculos sinfónicos, de los cuales destacan conciertos didácticos-infantiles, navideños, de música folklórica y popular, rock sinfónico y tangos, entre otros géneros musicales.

En 1981, año en que le fuera otorgado el título de “Patrimonio Artístico de la Nación”, la orquesta emprendería una de sus más relevantes giras a seis países europeos: Holanda, Alemania, España, Suiza, Austria y Francia. En 1998 realizó otra importante visita, en esa ocasión a Portugal, donde se presentó en la Expo Lisboa 1998 y fue la primera orquesta venezolana en presentarse en la ciudad de Funchal, isla de Madeira. En 2005 en el marco de su septuagésimo quinto aniversario, realizó una gira por varias ciudades de Italia, en homenaje al Bicentenario del Juramento del Libertador Simón Bolívar en el Monte Sacro, Roma.

En 2007 viajó a la Federación Rusa, siendo la primera orquesta venezolana en hacerlo, presentándose en las ciudades de Izhevsk, Vótkinsk (Festival Tchaikovsky), Moscú y San Petersburgo. Ya en el año 2008, vuelve a ser pionera ofreciendo una serie de conciertos tanto en la ciudad de Atenas como en Patras, al año siguiente la OSV volvió a Grecia y luego se presentó en Italia.

La Sinfónica de Venezuela, rumbo a su aniversario número 86, marcó un hito histórico con su creación, manteniendo el nivel de excelencia y compromiso de su primer concierto, logrando ser la orquesta sinfónica más antigua y con mayor actividad ininterrumpida del continente latinoamericano. Actualmente cuenta con un plantel de 80 músicos profesionales, una plantilla renovada con los mejores talentos juveniles y veteranos, dedicados a entregar lo mejor de sí, con profundo amor por Venezuela.