A 87 años del nacimiento de Ray Charles, exponente que ha contribuido en la escena musical para el jazz, rhythm and blues, soul, swing, entre otros estilos populares.

Por Julieta Poly | Vía: laizquierdadiario.com

Hoy hablaremos de una parte de la historia del soul, que abarca más de cinco décadas, estilo musical que fue creado por uno de los sectores más oprimidos de la clase trabajadora: la clase obrera negra estadounidense.

La música soul comienza en los años 30 en los EEUU y estuvo muy cerca de no llegar a existir debido al racismo imperante de la época, que generaba diferencias radicales en los derechos que tenían los blancos sobre los negros.

Los orígenes

Ray Charles Robinson nació el 23 de septiembre de 1930 en Albany, los Angeles. Proveniente de un hogar golpeado por la pobreza, en una época donde los derechos eran pisoteados y la clase obrera negra era vulnerabilizada por la segregación racial.

La madre de Ray, Aretha una mujer sola con dos hijos que criar y con muchos obstáculos en su maternidad, trabajaba de lavandera siendo el único sustento de su hogar. Ray era un niño inquieto, que obedecía las órdenes de su madre en las tareas del hogar.

A los cinco años fallece su hermano menor, George, producto de un desgraciado accidente doméstico. A partir de aquí el futuro músico comienza a perder la vista lentamente, y para los nueve años la ceguera ya era determinante, a causa de un glaucoma. Por aquellos años y oriundo de una familia con escasos recursos, Ray no tuvo posibilidades de un tratamiento. Sin embargo esto no fue un impedimento para desenvolverse en su mundo oscuro, teniendo sus otros sentidos lucidos. En 1937 su madre Aretha lo envía a San Agustín a una escuela para niños con capacidades diferentes.

Autodidacta en el piano, un día descubre que en su escuela alguien estaba produciendo aquella vibración que lo impactará para siempre. Se acerca, se sienta al piano y la magia comenzó.

A los nueve años Ray era ya un pianista de luxe, pero iba a pasar un largo tiempo para recorrer y conocer el mundo de la música. Se instruye y escucha músicos emergentes, se abastece de grandes intérpretes como Luis Jordan, un saxofonista que fue su gran admiración e influencia. Supo atesorar la variedad de estilos y sonidos que luego lo llevaron a volcar todo ese mar de música en el piano, a la edad de quince años fue único en improvisación.

En 1945 abandona el colegio, toma la decisión de seguir su camino y palpar las experiencias del ambiente musical en las estaciones de radios, con humildes conciertos, y viajando por distintos lugares.

Su madre fallece joven y Ray queda solo en el mundo, ya nada lo ata al lugar donde nació. Siempre preservó los consejos de su madre, en especial ésta cuando le decía; “No dejes que la gente te limite por ser ciego“.

Ray consiguió trabajo como pianista profesional con Ruth Brown una cantante de mucho nivel y talento, rompiendo con lo establecido y yendo contra los prejuicios por su color de piel y su ceguera. El estilo del Soul se transformó en un emblema para romper con aquella discriminación, fue un sonido de liberación y letras protestantes que empujaba a los oprimidos a quebrar sus propias cadenas .

La industria de la música no permitía que ningún negro llegara a grabar, era tomado como algo ofensivo.

La industria de la música no permitía que ningún negro llegara a grabar, era tomado como algo ofensivo. La compañía discográfica, Atlantic Records, supo que un nuevo estilo iba a ser un buen negocio, y así le dio lugar al rhythm and blues, un género de música popular afroamericano. Ya no hubo vuelta atrás, los negros se identificaban con este nuevo ritmo y con la voz atractiva de Ruth Brown y Ray Charles en el piano, ponían al mundo a bailar.

En muchas ocasiones las letras fueron censuradas por el tono sensual de las voces, aunque de todas maneras cada vez era mayor la demanda de escuchar a este nuevo emergente que revolucionó la música popular.

En muchas ocasiones las letras fueron censuradas por el tono sensual de las voces, aunque de todas maneras cada vez era mayor la demanda de escuchar a este nuevo emergente que revolucionó la música popular.

El salto a la fama y las desventajas

Si cerramos los ojos y preparamos nuestros otros sentidos para sentir la música como lo hizo Ray, seguro que ella va a tocar cada fibra de nuestro cuerpo.

La música de Ray generó un acercamiento entre negros y blancos que iban a verlo en los conciertos, disfrutaban de su música, a pesar que las fuerzas de seguridad siempre buscaban generar un conflicto apelando al racismo de la época.

Muchos de los seguidores de Ray empezaron a darse cuenta que la música no hacia distinción de persona, ni raza ni color, sabían que algo estaba cambiando que estaban en un mismo salón todos mezclados sintiendo la música por igual manera, y de a poco se iba rompiendo la idea de que los negros debían estar de un lado y los blancos del otro.

Comenzó a trabajar de manera independiente, pero el turno del rock and roll había llegado y su momento de gloria comenzó a declinar. Ray se aferró a las adicciones, y se hundió en la soledad.

Tocar fondo lo empujó a relacionarse nuevamente con la iglesia cristiana, legado de su madre que fue una mujer muy creyente. Allí comenzó a tocar Gospel que es un estilo de música religiosa.

Continuó sembrando éxitos en su camino, en la década de los 50´ obtuvo gran éxito con “This little Girl of mine “, Drown in my own tears “, “Lonely Avenue” entre otros. Podía tocar lo que se le pidiera, sabía inventar todo en el piano y así fue fusionando y mutando los estilos. Con la llegada de una nueva compañía discográfica, ABC Records, en 1961 sale el nuevo single que puso a saborear a nuevas generaciones, “Hit the Road Jack” acompañado por The Raelettes, cuatro fantásticas voces femeninas que tenían el pulso de los chasquidos de sus manos, y una orquesta de músicos talentosos a nivel de Ray.

En 1959 se presenta en el Newport Jazz Festival con una de sus más aclamadas canciones “ What´d I say “ y graba un álbum en vivo, “ Ray Charles “, en Atlanta bajo un gran público Afroamericano. Sus canciones más reconocidas fueron llevadas a la tv, y tuvo participación especial en algunos programas de tv.

La revista Rolling Stone lo nombra en el puesto número diez de los cien mejores artistas de los últimos tiempos. Grabó más de 50 álbumes y 11 filmografías entre ellas documentales. En 1981 recibió la estrella en el paseo de la fama de Hollywood. Obtuvo más de 17 premios Grammy y tuvo al menos 10.000 shows en vivo con 53 años de carrera.

Seguro habrá más reconocimientos para hacer acerca de Ray Charles que no se destacan en esta reseña, pero lo que sí es seguro es que podemos indagar y escudriñar más acerca de este exitoso músico que ha contribuido en la escena musical para el jazz, rhythm and blues, soul, swing, entre otros estilos populares.

Constituye un ejemplo de superación y de lucha ya que en más de una ocasión en sus shows expuso su posición acerca de que el racismo

Ray tuvo que lidiar con los obstáculos de un mundo de sombras, y demostró con creces que su ceguera no fue ningún impedimento para cumplir sus sueños. Siempre emprendedor y valiente. Constituye un ejemplo de superación y de lucha ya que en más de una ocasión en sus shows expuso su posición acerca de que el racismo era una idea nacida de los sectores políticos y fuerzas que se beneficiaban en ese momento de la distinción entre blancos y negros.

El 10 de junio de 2004 en Beverly Hills California, fallece a los 73 años a causa de una enfermedad hepática. Rodeado de su familia sus restos fueron llevados al cementerio Inglewood Park de los Ángeles.

Ray Charles fue un encantado por la música, lo último que nos legó fue un álbum de dúos en el que participan artistas desde BB King a James Taylor.

Si cerramos los ojos y preparamos nuestros otros sentidos para sentir la música como lo hizo Ray, seguro que ella va a tocar cada fibra de nuestro cuerpo.