La Cantata Criolla en su versión dancística se presenta por cuarta vez desde su creación en 2009. En esta oportunidad disfrutaremos de la puesta en escena el viernes 3, sábado 4 y domingo 5 de junio, en la Sala Ríos-Reyna, del Teatro Teresa Carreño como gala inaugural al quinto Festival de Teatro de Caracas y para celebrar el natalicio de nuestro gran compositor Antonio Estévez.

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas será la responsable de ejecutar musicalmente esta pieza que es referencia en el repertorio venezolano, bajo la conducción del maestro Rodolfo Saglimbeni y en la que participarán el Coro de Ópera Teresa Carreño, junto al barítono Gaspar Colón y el joven tenor Cristo Vassilaco, que está incursionando cada vez más seguido como solista en los escenarios de nuestro país, sin duda, una promesa con un precioso instrumento.

El Ballet Teresa Carreño junto a Teresa Danza Contemporánea tendrán una participación destacada y contará con la coreografía original de la maestra Mariela Delgado, quien desde Madrid publicó un video en la cuenta de Facebook de la Fundación Compañía Nacional de la Danza -Venezuela, invitando a disfrutar de este montaje. En las imágenes, Mariela abre el discurso diciendo “donde el verso es movimiento“.  Preludio que asegura un espectáculo multisensorial.

El público venezolano tuvo la oportunidad de sucumbir ante la fuerza de esta presentación en 2009 donde recibió el premio Premio Municipal de Danza, e incorporándolo nuevamente a la programación en reposiciones en el 2010 y 2012. La concepción del montaje promete sumergirnos en la historia, no sólo por el diálogo entre Florentino y el Diablo, sino por el dinamismo y la trascendencia de la danza. Esta puesta en escena tendrá una duración de 35 minutos e integra los géneros neoclásico, contemporáneo y tradicional, bajo la dirección artística de Fabiola Fazzino. 

La coreógrafa Mariela Delgado, expresó: “Desde el punto de vista coreográfico, La Cantata Criolla significó un reto muy difícil; completamente original, bastante complicado en la unión de tres géneros de la danza, género contemporáneo, neoclásico y tradicional. Personas movilizándose con sus propios códigos a través de un mismo tema de una misma conceptualidad”.

El bien y el mal se vuelven a enfrentar, en un montaje con más de 200 artistas en escena. El costo de la entrada es de Bs.250.