Texto escrito por el poeta Luis Alberto Angulo en relación a la obra musical compuesta por Luis Ernesto Gómez


Luis Alberto Angulo


Estrenado por el Ensamble Dal Niente (Chicago, EEUU).
Michael Lewanski, director
Carrie Henneman Shaw, soprano
Rachel Brown-Clark, violín
Chris Wild, cello
Jesse Langen, guitarra
Gregory Beyer, percusión
Teatro Amador. Festival MusicArte Panamá 2015. Panamá, 17 de Junio de 2015.

Un maestro, el poeta Ezra Pound, dice que la música de la poesía no es igual a la música de la música. Esto lo advierten los músicos poetas como Luis Ernesto Gómez, quien de manera categórica ha trocado La caja negra, un texto poético de Antología de la casa sola (1981), incluido en La sombra de una mano y Antología del decir (Monte Ávila, 2005, y 2013), en obra musical. Él consigue enterarse y enterarnos de eso impalpable de la música de la poesía, que únicamente puede confirmar, precisamente, la música de la música. Este logro suyo establece un puente entre lenguajes, confirmando por una parte la concebida supremacía de la música sobre la escritura literaria, y por otra, la disposición de la red creativa del artista. El texto adquiere un brillo inusitado, esplendoroso, ofreciendo una perspectiva franca a favor de la lectura afirmativa y sin censura; sin embargo, su mayor hallazgo es la independencia de su obra como creación.

Luis Ernesto Gomez fondo Enrico Armas Foto Beira Diaz

Luis Ernesto Gomez fondo Enrico Armas Foto Beira Diaz

Luis Ernesto Gómez (Maracay, 1977) logra en su composición, una lectura plena que no descansa sólo en las palabras y liberándolas de su peso, más allá del pretexto extra poético que la voluntad creadora pudo determinar, instiga positivamente esa relación entre poesía y música a favor de un nuevo orden creativo; el de la obra que surge como expresión de una fragmentación que concluye en el todo. Así como se señala una música de la poesía no idéntica a la música, también pudiera decirse que hay una poesía de la música que no es la concebida como tal; una expresión y un cántico sin necesidad de descripción ni onomatopeya. Me gustaría tener mejor formación musical para descubrir esas conexiones, sólo hago aproximaciones intuitivas y me valgo de lecturas que permiten avizorar el inmenso panorama que se abre a esa relación del lenguaje verbal con el no verbal de la música. Creo que todos los poetas confirman, con contadas excepciones, la inmensa deuda con la música, pero también creo que los músicos le deben mucho al lenguaje silencioso de la poesía que puede develar una presencia fundamental a sus creaciones.

El ritmo es una totalidad inherente a la poesía, un atributo, que como apunta la profesora Drina Hocevar en su gran aporte El ritmo en la poesía (Universidad de los Andes. Mérida, Venezuela, 2007): se resiste a entregar su secreto a esquemas categoriales. Puesto que él “es intuición y rítmica del universo” y “toda obra de arte es un ritmo único.” Hocevar, una estudiosa de Heidegger, hace anotaciones notables con respecto al lenguaje visto por el pensador alemán en su etapa madura. Dice el filósofo, por ejemplo, que “el lenguaje no es expresión ni actividad humana. El lenguaje habla. Lo que buscamos es el hablar del lenguaje en el poema. Y por ende, lo que buscamos yace en la poesía de la palabra hablada.” Comenta la profesora en éste, su trabajo doctoral de gran aliento -e insuficientemente reseñado en el país-: “Heidegger afirma enigmáticamente el camino hacia el lenguaje pertenece al decir determinado en la apropiación.” Y buscando resolver el aparente misterio, aclara que debemos tener presente que el lenguaje se diferencia del habla, y lo cita de nuevo: “Un hombre puede hablar sin cesar y a la vez no decir nada. Otro puede permanecer en silencio y decir mucho. Decir significa mostrar, dejar aparecer, dejar que algo se vea y se escuche. El hombre, señala la estudiosa, “en su absorción en el mundo ´ruidoso`, es sordo y ciego ante el `hablar` del lenguaje. Cita de nuevo a Heidegger: Sólo cuando el hablar y el oír son existencialmente posibles, puede alguien entender. “La estructura previa musical del discurso poético, debe entonces buscarse en el silencioso diseño musical”. “Heidegger se refiere a la naturaleza del lenguaje como Decir, como un monólogo que encuentra su estructura en el diseño abierto del Decir.”

Me alegra el encuentro del hablar y el oír en La caja negra, un texto escrito por quien ensayaba comprender la semiología, la teoría general de los sistemas y la comunicación, explicadas por José Bianchi en la Universidad de Carabobo. Lo rescata un poeta y músico a quien agradezco el arrojo de acercar mundos cercanos a él, pero distantes a casi todos los demás. Clausuro con la estrofa que fija uno de los ochos movimientos de la obra musical: Aquí hay un poeta que se asoma / desde donde el mar enturbia / y enceguece / un sueño de soles enredados / al paso del agua / entre las rocas.

La Caja Negra

A José Bianchi

Hace tiempo lancé al aire
cierta palabra
la dije con toda mi fuerza
y rebotando
rebotando se perdió
no fue atrás
entonces regresé a buscarla
ni adelante
porque ahora estoy aquí
o tal vez nunca dijo nada
aquella caja negra…

Aquí hay un poeta que se asoma
desde donde el mar enturbia
y enceguece
un sueño de soles enredados
al paso del agua
entre las rocas

Nunca he salido de aquí
todo ha venido
por corrientes subterráneas
he bebido sus viajes
y ese llegar
embriaga siempre

Es noche
y algo retoza aquí
acepto sin temor
el movimiento de hoja
…………………
y existe otra razón
que nunca digo
para que no sea verdad
otra cosa…

Con ojo abierto
de tanto nacer
contemplo sueño
y este pequeño átomo
salta y salta
sin motivo aparente
sin único y por solo gusto de saltar

Me quedaré
Amigo
todo lo que pueda
abriré puertas y ventanas
el techo
las paredes
y la base
Ordenaré las sillas
sobre el césped o la arena…

Continuaré escribiendo
en los rincones
para alejar la mala suerte
me negaré a vivir sobre espejos rotos
soy un viejo molino
que no descansa nunca…

De la muerte se regresa a cada rato,
uno es un continuo vivir
y morir aunque no quiere…
llega a esconder los huesos
en el único lugar no sospechable
bajo la piel turbia calca el peso
y por mucho espacio resiste
la estocada simple de los días.

Luis Alberto Angulo

Enlaces:
Sobre la obra musical de Luis Ernesto Gómez
www.luisernestogomezcomposer.com
Sobre la obra poética de Luis Alberto Angulo es.wikipedia.org/wiki/Luis_Alberto_Angulo