Nominación al Latin Grammy

Nominación al Latin Grammy

Venezuela Sinfónica –como primer noticiario digital dedicado exclusivamente a la movida musical sinfónica de nuestro país- conversó con Justo Morao, productor del disco ‘Latin American Classics’, por el cual la Orquesta Sinfónica de Venezuela está nominada al Grammy Latino. En esta nominación están involucrados junto a la OSV, Theodore Kuchar como director; Rafael Rondón, como ingeniero de sonido y el propio Justo Morao, como productor. Cabe recalcar que es la primera vez que una orquesta sinfónica venezolana está nominada al Grammy Latino, premio que se entregará el próximo jueves 21 de noviembre en Las Vegas, Estados Unidos y Venezuela se verá representada con 20 nominaciones en diversas categorías, una demostración de la enorme calidad musical de nuestro país. Conversamos con Justo Morao para ahondar en el papel del productor musical y conocer más sobre esta área que ha cobrado gran auge en tiempos recientes. Latin American Classics destaca por ser una producción local, hecha por talento 100% venezolano, para el sello internacional de origen holandés, Brilliant Classics.

Evelyn Navas Abdulkadir/Patricia Aloy, Venezuela Sinfónica

Con gran sorpresa y alegría Venezuela Sinfónica acogió la nominación de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, la OSV, al Grammy Latino por el disco ‘Latin American Classics’, donde sus temas suenan como si fueran parte de una banda sonora de una película. Más aún, cuando este emprendimiento de la OSV es el segundo disco que graba para un sello internacional, Brilliant Classics y sobre todo, para el mercado internacional, en especial para Estados Unidos y el continente europeo, pues el ideal tanto de la Orquesta Sinfónica de Venezuela como del propio director artístico, Theodore Kuchar, era hacer conocer la música de nuestro continente en esas latitudes, y el encargo salió a la perfección. Hoy, la OSV –creada en 1930, con 83 años de historia- logra otro hito en su vida artística.

Justo Morao

Justo Morao

VS: ¿Cuáles son los méritos que tiene esta grabación para haber sido escogida en estos premios tan importantes?

JM: “Primeramente por el tema latinoamericano, porque en el Latin Grammy se cuida que los compositores y las piezas reflejen el espíritu de la región. Hay una marcada tendencia a resaltar a Latinoamérica en estos premios, ya sea como compositor, productor, cantante, agrupación o una institución como una orquesta sinfónica. Cabe destacar que en la categoría de música instrumental fueron postuladas más de 500 agrupaciones y sólo 5 resultaron nominadas finalmente”.

VS: ¿Cómo se hizo para postular esta producción discográfica?

JM: “Estoy afiliado en calidad de miembro a la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación Latinoamericana. Como parte de la normativa, la academia exige para los cantantes en cualquier género, la filiación al Grammy Latino. En el caso de géneros como la música clásica, el jazz, la alternativa o la música étnica, por lo menos, el productor o el staff debe estar afiliado a la la Academia Latinoamericana de Artes y Ciencias de la Grabación (Latin Grammy). Los miembros son ellos quienes votan para la nominación y también para la premiación. Así fue que como miembro envié la postulación de la Orquesta Sinfónica de Venezuela con el disco Latin American Classics”.

VS: Tenemos entendido que no es el único ¿Grabaste con la Sinfónica para Navidad?

JM: “Sí, produje un disco para la OSV, que es único, una joya. Como nunca se ha hecho un disco navideño en Venezuela. Se hizo bajo las mismas técnicas de Latin American Classics, pero tiene un reto aún mayor porque tomamos los carretes de cintas de estudio originales de temas ya tradicionales como de la Billo´s Caracas Boys, Cecilia Todd, Francisco Pacheco y Rincón Morales, los digitalizamos y remasterizamos y logramos sincronizar esos temas con la ejecución en vivo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Para ello contamos con la dirección orquestal de el maestro Alfonso López Chollett y dos arreglistas de primera, como son Pedrito López y Pedro Mauricio González. Utilizamos tecnología de punta en materia de microfonía, hardware y softwares de audio”.

VS: ¿Quiere decir que la magia de lo digital también es protagonista en esta producción?

JM: “Sin duda alguna en esta producción navideña es una protagonista increíble, porque es como si hubiéramos agarrado una máquina del tiempo y hubiéramos traído a la Billo´s hasta aquí o a la Orquesta hasta allá y así sucesivamente con todos los artistas. La cuestión es que el sonido es tan puro y tan hermoso, que el resultado es increíble. Es como si hubieran grabado juntos y se oye como si fuera una sola orquesta. La OSV con Billo´s, la OSV con Cecilia Todd, la OSV con Francisco Pacheco, por ejemplo”.

VS: ¿Quiénes se involucraron en la selección de los temas de ‘Latin American Classics’?

JM: “El concepto en sí es de la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Desde que el maestro Kuchar ingresó como director artístico, la OSV quiso innovar y reinventarse con temas del repertorio latinoamericano y ya se veía trabajando en los conciertos con ese material. Fue la gestión del maestro Kuchar con Brilliant Classics – sello con el cual ha grabado anteriormente – la que permitió la grabación de este disco. La participación de Rafael Rondón como ingeniero de sonido y la mía como productor general fue vital porque se utilizaron los mejores recursos tecnológicos que hay en el mercado mundial, con la mayor calidad para lograr una sonoridad muy especial en el disco, porque se grabó como si fuese un soundtrack de película y ese es el aspecto innovador, pues anteriormente se grababan los discos de música clásica con una microfonía periférica, es decir, se ponían uno o dos o tres o cuatro micrófonos periféricamente a la orquesta para que tomaran algunos sonidos, entonces en la mezcla más o menos se balanceaba.

En cambio, con ‘Latin American Classics‘, hicimos microfonía periférica combinada con microfonía interna, es decir hay micrófonos dentro de cada sección de la orquesta y por supuesto eso al momento de la mezcla final se puede controlar mejor la intensidad de cada sección de instrumentos y su balance, creándose una paleta de colores sonoros que reflejan sensaciones que van más allá de la misma música. Prácticamente se ven imágenes cuando oyes el resultado final, la música crea imágenes de toda América Latina. Por ejemplo, al oír Janitzio de Silvestre Revueltas prácticamente te trasladas a México, y casi se pueden percibir sus coloridas vestimentas y comidas, o sus bailes típicos.

Este disco en particular tiene eso, refleja una Latinoamérica hermosa, llena de colores, inmensa en toda la expresión de la palabra. Escucha en el disco la sonoridad y el colorido de las arpas y las marimbas, por ejemplo. ‘Latin American Classics’ refleja los colores, los sabores y los más bellos paisajes de nuestro continente. Al escucharlo eso es lo que se siente, los colores que van y vienen y aunque el repertorio ha sido tocado antes por otras orquestas sinfónicas del continente –se trata de un repertorio reducido frente al europeo- se van a dar cuenta de que la OSV logra tal magistralidad porque esta música suena como nunca antes.

Utilizamos tecnología digital, trabajamos con softwares que son estándar en la industria del audio, de grabaciones y del cine en Hollywood, Estados Unidos, utilizadas en música para películas y así grabamos, mezclamos y editamos este disco. El resultado es una joya única”.

VS: Ya con el disco en mano, ¿Cuáles son tus temas favoritos?

JM: “Particularmente para mí, Janitzio de Silvestre Revueltas es el más colorido, es el más mexicano, es el más representativo. Y el segundo movimiento de Danzas del Ballet “La Estancia” de Alberto Ginastera porque es lento, parece música dramática para una película. Yo no puedo concebir la música sin imágenes y estas dos piezas me dan una imagen muy clara de cómo debería sonar una orquesta latinoamericana. No debemos olvidar la ‘Tocatta Bachiana y Pajarillo Aldemaroso’ porque ésta es la mejor versión de ese tema que existe grabada. Es un tema muy comprometido a la hora de ensamblar y representa un trabajo de edición exhaustivo porque el tema como tal es muy difícil ya que hay mucha instrumentación muy rítmica en contratiempo y síncopas, que para una masa de cien músicos con frecuencia se les hace difícil caer perfectamente a tiempo, así que hubo que repetir muchas veces.

Hay mucha edición, edición que es válida porque se busca ayudar con la tecnología usándola moderadamente para no perder la calidad real de la orquesta. La tecnología ayudó a que esos pequeños problemas de ensamble para que pudieran ser resueltos pero con mucha moderación. En mi opinión, la ‘Tocatta Bachiana y Pajarillo Aldemaroso’ es la representación más fiel que Aldemaro Romero hubiera querido para esa pieza. Ese es el mejor tributo que se le podía hacer a él”.

VS: ¿Cómo tomaste la noticia al saber de la nominación y por quién te enteraste?

JM: “Lo cómico es que yo pensaba que la nominación que fue el 25 de septiembre, iba a ser como a las 7pm y entonces de repente en la tranquilidad de mi casa muy temprano ese día, y estaba la televisión encendida y me dijeron ‘Mira, ya como que salió la lista de nominados’. Yo estaba como indiferente, son más de 8.000 artistas maravillosos postulados para cinco puestos en sólo 17 categorías. Imagínate, sería un milagro quedar. Y de repente mi esposa me dice: ‘Latin American Classics quedó’ y ahí mismo llamó Rafael Rondón por teléfono y me dice: ‘¡Hermano…quedamos, quedamos!’. Yo estaba en shock. Me sentí muy bien, porque tiempo atrás le había dicho a Alejandro Montes de Oca –presidente de la OSV, cuando estaba editando el disco en el 2011: ‘Alejandro, este disco lo voy a mandar para el Grammy Latino y él se murió de la risa y dijo: bueno si…vamos a ver si va’. Y sí fue. Es la primera vez que una producción discográfica de la OSV se postula para los Grammy Latino y queda nominada. Esta sería la primera vez que una orquesta venezolana como tal queda nominada”.

VS: ¿Y lo han tomado con la dimensión de lo que significa la noticia o todavía están en shock?

JM:
“Estamos en shock todavía, pero por supuesto, lo hemos difundido. Hay compañeros míos de Berklee que están en Ecuador, Colombia, Brasil, México y EEUU, que me han llamado y se han alegrado mucho por la noticia porque algunos de ellos ya han postulado sus diferentes trabajos y no han conseguido la nominación, aún con grandes esfuerzos”.

VS: ¿Qué significa esta nominación al Grammy Latino para el país?

JM: “Como venezolano es un triunfo para nuestra cultura y nuestro esfuerzo. Es un triunfo para hacer notar que nosotros podemos grabar y producir aquí lo que queramos con un nivel técnico y un nivel musical de muy alto nivel”.

VS: Si es un producto merecedor de una nominación a los Grammy Latino ¿por qué no está disponible en el mercado venezolano?

JM:
“Este disco se hizo con la idea de exportar la música latinoamericana para Europa. Se vende en los EE.UU. porque allí hay una representación de Brilliant Classics. Más que todo era para que los europeos conocieran nuestra música. Hasta la gente de Brilliant Classics está en shock, porque se sorprendieron de quedar nominados al recibir el email de notificación. Sin embargo, se están haciendo las gestiones debidas para tener el disco en el mercado local”.

VS: ¿Quién va a asistir a la premiación en representación de la Sinfónica?

JM: “Va a ir el profesor Alejandro Montes de Oca por la Orquesta Sinfónica de Venezuela. El Maestro Kuchar está de gira en conciertos por Finlandia y no puede asistir”.

VS: ¿Qué se siente cuando falta poco para la entrega del Grammy Latino?

JM: “Yo siento que esto es maravilloso, nosotros esperamos ganar, sin embargo, la sola nominación nos llena de orgullo. Es algo que pondré en mi currículo. Es otra bendición más de tantas experiencias buenas que he tenido al trabajar con gente tan profesional. En el campo de la música clásica son muy pocos los productores, por ejemplo en Nueva York son contados y cuando ellos te dicen que ‘este disco ya es un clásico’, eso en sí son palabras mayores. Sobre todo porque en América Latina y más aún en Venezuela, no hay casi productores especializados en música clásica, que conozcan la sonoridad de una orquesta, que conozcan las piezas, que puedan servir de vínculo entre lo tecnológico y lo musical. Yo diría que ese nicho de producir música clásica o sinfónica es algo en lo que me gustaría especializarme”

VS: ¿Hubo una verdadera química entre Rafael Rondón, la Orquesta Sinfónica de Venezuela y Justo Morao en el momento de grabar el disco?

JM: “Yo siempre encuentro un ritmo. Los primeros días que se graba un disco, cualquiera que sea el estilo, estás conociendo el ambiente, conociendo a los músicos. Para esta oportunidad era la primera vez que conocía al Maestro Kuchar, que fue muy receptivo, y esto lo quiero resaltar: El maestro me dio toda la confianza para parar la orquesta durante la grabación, cada vez que fuera necesario. Imagínate, ¿quién le va a parar una orquesta a un director de talla mundial? La verdad es que Kuchar fue muy generoso. Y recuerdo que me dijo: ‘Justo, para la orquesta completa, aunque al dirigir yo tenga los ojos cerrados’. Y así lo hice, para mí significo un gesto de una confianza increíble, lograr esa química con los músicos. La orquesta en ese momento sonó con un nivel altísimo, porque había algo mágico en el ambiente. Y eso se potenció aún más en la grabación del disco de navidad.

Esa buena energía, la buena vibra queda grabada en la cinta o queda grabada en el disco duro, eso es algo que lo han dicho los viejos profesores de producción e ingeniería de sonido de Berklee, que grababan a Aretha Franklin, Peabo Bryson y Michael Jackson. Por ejemplo yo tuve un profesor que fue productor de Whitney Houston y tuve otro que fue productor y arreglista de la Disney Company; y ellos me decían que cuando había buena vibra en la orquesta o en una grabación eso quedaba grabado en la cinta, era como un aditivo que hacía que todo sonara muy bien y todo se compactara. Y es real, y ese también es uno de los trabajos del productor, mantener el buen humor, el ánimo y la potencia para tener un producto de calidad, tal como se obtuvo con ‘Latin American Classics’ y ahora con ‘Navidad en el Alma’.”