Recuerda que pudo hacerlo tras ser detenida y que durante toda la instrucción nunca ha solicitado comparecer

Vía: www.lasprovincias.es | Por A. RALLO

La instrucción del presunto saqueo en las cuentas del Palau de les Arts se encuentra agotada. La que fuera intendente del coliseo, Helga Schmidt, había solicitado declarar por primera vez en toda la causa. Sin embargo, su petición ha sido rechazada por el juez. Considera el instructor que la petición se encuentra fuera del momento procesal oportuno, una vez ya se había dictado el auto de incoación de procedimiento abreviado que supone el cierre de la investigación. Sólo las acusaciones pueden reclamar la práctica de nuevas diligencias una vez se dicta la resolución anterior.

El juez rebate uno de los argumentos de la defensa: el hecho de que no haya declarado. «Es claramente fraudulento», concluye. Recuerda el instructor que en enero de 2015, tras la detención de Schmidt, se le intentó tomar declaración. Ella se acogió a su derecho a no hacerlo. En aquel momento, la causa estaba bajo secreto. Pero una vez levantada esa medida excepcional, la defensa se posicionó «en el más ominoso de los silencios» sin utilizar el derecho de todos los encausados de declarar «cuantas veces quiera y cuando estime pertinente». Así, la exintendente no puede tratar ahora de anular una resolución al alegar una indefensión que, en realidad, ha sido producto de su inacción a la hora de solicitar la declaración, según recoge el auto.

El instructor también rechaza la incorporación en la actual fase del procedimiento -la de preparación del juicio- de unos informes periciales sobre la empresa Patrocini, la firma creada para externalizar la búsqueda de colaboradores económicos para el coliseo. El argumento para negar esta nueva documentación es idéntico al de Schmidt: la petición es extemporánea.

El juez también ha resuelto la última de las cuestiones pendientes. Se trataba de un incidente de nulidad de actuaciones al que se sumaron prácticamente todas las defensas. El auto indica que, en ningún momento, se dejó indefensos a los letrados al rechazar nuevas diligencias y reprocha que no las pidieran durante la instrucción.

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que se han cometido delitos de prevaricación, falsedad y malversación. La exintendente Helga Schmidt se enfrenta a siete años y medio de cárcel. Los tres empresarios que supuestamente participaron en la malversación (José Antonio Noguera, Joaquín Maldonado y Pablo Broseta) afrontan la misma petición de pena. El peor parado del escrito del Ministerio Público es Ernesto Moreno, el alto cargo del coliseo que carga con una amenaza de ocho años de cárcel. El desvío de dinero se produjo a través de la empresa Patrocini y con los excesivos pagos a la empresa organizadora del festival Viva Europa.