Vicente Ríos, titular del Juzgado número 15 de Valencia e instructor del conocido caso Palau, se ha apartado del procedimiento por su “amistad íntima” con uno de los acusados, el consejero delegado de la empresa Patrocini de les Arts, Joaquín Maldonado


 VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

Vicente Ríos, titular del Juzgado número 15 de Valencia e instructor del conocido caso Palau, se ha apartado del procedimiento por su “amistad íntima” con uno de los acusados, el consejero delegado de la empresa Patrocini de les Arts, Joaquín Maldonado.

Fue el propio magistrado el que dictó una providencia en la que acordaba abstenerse de esta causa y remitía su exposición razonada a la Audiencia para que ratificara su decisión. En este escrito advertía de que mantenía una relación de “amistad íntima” con Maldonado, investigado desde abril de 2016, fecha en la que el magistrado se encontraba de baja por enfermedad –estuvo así hasta enero de 2017– y asumía la causa un juez sustituto.

La Audiencia estima justificada la decisión del magistrado de abstenerse del procedimiento aunque indica que la amistad manifestada “debería de ir acompañada de algún dato objetivo en función del cual pudiera el tribunal valorar la existencia de la misma”, sobre todo en el aspecto relativo a la de amistad cualificada o caracterizada por ser más intensa que la socialmente considerada como normal.

No obstante, el tribunal afirma en su resolución, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que teniendo en cuenta la valoración realizada por el magistrado, le sería imposible una actuación de acuerdo con el principio de imparcialidad, con lo que acepta su abstención del procedimiento.

En esta causa están acusados la exintendente del Palau Helga Schmidt –para quien el fiscal pide siete años y medio de prisión; el que fuera director financiero del Palau Ernesto Moreno –se enfrenta a ocho años de cárcel–; el presidente del consejo de administración de Patrocini –empresa vinculada al Palau y dedicada a captar patrocinadores–, José Antonio Noguera Puchol –siete años–; Joaquín Maldonado –otros siete años–, y el excónsul de Francia en Valencia y administrador de la sociedad Radcliffe –mercantil que actuaba de intermediaria en las contrataciones–, Pablo Broseta –siete años más–. Están acusados de delitos de prevaricación, malversación y falsedad.