Prensa FundaMusical Bolívar

Durante esta presentación estuvieron presentes la agrupación larense Shaddai dúo, integrada por Michael Sánchez y Daniel Morán, y el Ensamble de Andrés Briceño
Ensamble Atalaya

Ensamble AtalayaEnsamble Atalaya

La noche de este jueves, 5 de diciembre, los niños y jóvenes del Festival Internacional de Percusión de Los Llanos aplaudieron de pie y mostraron su admiración a quienes hoy se han convertido en sus mentores y profesores, los integrantes del Ensamble Atalaya.

Esta agrupación fue el primer ensamble de percusión que se creó dentro del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Constituido por la fila de percusión de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, Atalaya nació en julio de 2003. “Lo que comenzó como un juego, hoy ya se ha convertido en una referencia e impulso para los nuevos muchachos”, expresó Félix Mendoza uno de sus integrantes y fundadores.

La forma divertida de hacer y ejecutar la música es lo que caracteriza a esta agrupación. Ellos disfrutan en el escenario, y así lo siente el público. Con obras como Better Days Ahead, de Pat Metheny, y Repercusiones, de Matías Azpúrua, los percusionistas con una avanzada trayectoria se enfrentaron a un público que ellos consideran “difícil”: sus alumnos. Al parecer el reto se cumplió. La nueva generación de percusionistas pidió bises y al salir del escenario solo esperaban retratarse en cámara con sus admirados profesores.

“Me siento feliz y orgulloso. Hace 10 años nosotros éramos los únicos; hoy ya vemos a tantos ensambles y muchachos queriendo hacer más y mejores cosas que nosotros”, manifiesta el impulsor de este ensamble y de lo que hoy se conoce como el FIPLlanos, Acuarius Zambrano, quien además se robó aplausos y aclamaciones por parte de “sus muchachos” luego de ejecutar un performance que dejó ver la agilidad y el virtuosismo con que toca la marimba.

En esta presentación, la última antes de la clausura del festival este viernes 6 con un concierto a cargo de los participantes, también estuvo presente la agrupación larense Shaddai dúo, integrada por Michael Sánchez y Daniel Morán; así como el Andrés Briceño Ensamble, cuyo líder se ha encargado de fusionar la batería con los tambores afrovenezolanos.