Asociación Cultural Humboldt & Escuela de Música Mozarteum

Asociación Cultural Humboldt & Escuela de Música Mozarteum

Vía: notitimes.com

Cerca de 20 alumnas y alumnos de la Escuela de Música Mozarteum Caracas, con edades comprendidas entres los 9 y 16 años, ofrecieron el sábado en la tarde un recital en la Asociación Cultural Von Humboldt, en Caracas, donde demostraron los avances logrados en el proceso de aprendizaje desarrollado durante el periodo escolar recientemente terminado, dedicado a la ejecución del piano, el violonchelo, la viola y el violín.

Para el concierto de fin de curso, las y los estudiantes de piano tocaron en solitario mientras que el resto de los instrumentistas aprendices contaron con el acompañamiento en el piano de los destacados maestros Arnaldo Pizzolante y Carlos Gutiérrez, ambos docentes de la Escuela de Música Mozarteum Caracas, fundada en el año 2001.

Ricardo Lemus, violín – Danilo Ugarte, cello, Stefano Arena, piano.

Ricardo Lemus, violín – Danilo Ugarte, cello, Stefano Arena, piano.

Adicionalmente, algunos estudiantes se organizaron en ensambles para interpretar piezas como el Réquiem para tres chelos y piano, del checo David Popper, interpretado en esta oportunidad por Anna Herrera, Kamila Dotta y Frank Valderrey, junto a Carlos Gutiérrez. Otros hicieron un fragmento del Trío en Sol Mayor para piano, violín y chelo, de Wolfgang Amadeus Mozart, ejecutado por Ricardo Lemus (violín), Danilo Ugarte (Chelo) y Stefano Arena (piano).

Arnaldo Pizzolante

Arnaldo Pizzolante

La Sonata para chelo y piano en Re Menor, de Ludwig van Beethoven, tambipen formó parte del repertorio preparado para el espectáculo, en la interpretación en de Camila Vargas, acompañada por Pizzolante. Obra que sirvió la antesala a una seguidilla de piezas para piano solo entre las que se contaron Sonata en Sol mayor, también de Beethoven, tocada por Daniela Saglimbeni.

Carlos Gutiérrez

Carlos Gutiérrez

CUERDAS

La jovencita Patricia Dos Santos fue la encargada de interpretar la Siciliana de Robert Schumann, antes de la intervención de Ainhoa Genua con El negrito, del francés Calude Debussy. Posteriormente continuaron Lina Marea con la Canción de cuna, del venezolano Mosisés Moleiro; Juan Diego Parra con el Estudio en Re mayor, de Johann Burgmüller; Stefano Arena con la Sonata No. 5 en Do menor, de Beethoven; María Daniela Ruque con el Estudio en Do menor, de Frédéric Chopin y iEdison Bolívar, quien participó en las teclas con el Allegro bárbaro del húngaro Bela Bartók.

Las cuerdas fueron las protagonistas en la segunda parte del recital de fin de curso de la escuela Mozarteum, comenzando por la actuación de Arturo Blanco, quien preparó para la ocasión un fragmento del Concierto en Do mayor para viola y orquesta, compuesto por Johann Sebastian Bach.

También sonaron después del intermedio las obras Fantasía para viola y piano, de Johann Hummel, tocado por Celia Elías; un fragmento de La partita de Bach, realizada por la estudiante de violín Mercedes Rodríguez; Introducción y rondó caprichoso de Camille Saint-Saëns, interpretado por Ángel Santiago González en el violín; Concierto para violín y orquesta del belga Henri Vieuxtemps, ejecutado por la estudiante Fabiana Gómez; Concierto para violín y orquesta en Re menor del armenio Aram Khachachaturian, realizado por María Alejandra Jiménez y la Polonesa de Henryk Wieniawki, a cargo de la también estudiante de violín, Victoria Navarro.

Según contó al Correo del Orinoco la directora Escuela de Música Mozarteum Caracas, Elizabeth Marichal, este concierto es percibido por las y los estudiantes participantes como “una recompensa al esfuerzo realizado durante un año. Tocar ante el público los entusiasma y los estimula a prepararse cada vez con más empeño”.
JUNTO A LA OSV

Además de este y otros conciertos que realizan con los alumnos más destacados, Elizabeth Marichal destacó que desde hace algunos años la Escuela de Música Mozarteum Caracas realiza concursos internos en los cuales se seleccionan a las más destacadas alumnas y alumnos, quienes tendrán como premio tocar como solistas nada menos que con la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), primera institución de su tipo fundada en la tierra de Bolívar.

Como parte de esta selección, el próximo viernes 18 de julio, en el auditorio del colegio Emil Friedman de Caracas, tocarán junto a la OSV las y los solistas adolescentes Anna Herrera (violonchelo), Anaís Riera (viola), Ruth Magrobejo (viola) y María Alejandra Jiménez (violín).