Por Patricia Aloy | Fotografía Carlos Dossena | Orquesta Juvenil de Sodre

No es raro escuchar que nombres de directores venezolanos resuenen en la escena internacional cada vez con más frecuencia, años de entrenamiento de trabajo constante, disciplina y esfuerzo han tenido efectos en la formación del carácter como músicos integrales de exportación.

Para Joshua Dos Santos el objetivo es muy claro: dirigir. Empeñado en descubrir el gran diseño de cada obra se sube al podio con frecuencia en nuestro país, prepara a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar cuando sale de gira con el maestro Gustavo Dudamel y es solicitado a menudo en el exterior para que acompañe a diversas orquestas como director invitado en algunas temporadas programadas. Su formación se parece a la de un atleta, simplemente no se detiene, después de todo es posible que la música resuma la razón de su existencia o por lo menos su mayor pasión.

Joshua como músico y comunicador social siempre nos hace saber a través de sus redes sociales cuál es su itinerario, eso nos permite a los que los seguimos, saber de los logros que va cosechando. En esta oportunidad confirmamos que la orquesta más antigua de México con 80 años de trayectoria, la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México le ha extendido una invitación para que los acompañe como director invitado en la Segunda Temporada 2016 durante cuatro conciertos.

Por primera vez Joshua Dos Santos dirige en México y en la compañía de la OFUNAM quien se distingue como una de las mejores orquestas de ese país. El escenario será la Sala Nezahualcóyotl, en el Centro Cultural Universitario de la ciudad de México.

La primera parte de los conciertos se llevará a cabo el Sábado 2 y Domingo 3 de abril presentando un repertorio que comprende las piezas “Suites para pequeña orquesta no. 1 y no. 2″la Suite de Pulcinella y La consagración de la primavera del compositor Igor Stravinsky. La segunda parte está programada para el 9 y 10 de abril donde se realizará el estreno nacional mexicano de la Obertura en mi bemol mayor del pianista y compositor polaco Ignacy Padrewsky, seguidamente sonará El concierto para piano no. 2 de Frédérick Chopin a cargo del solista canadiense Charles Richard-Hamelin (Ganador de la Medalla de Plata del Concurso Chopin 2015) y para finalizar interpretarán la Sinfonía No.3 de Krzysztof Penderecki

Esta oportunidad es apropiada para conversar con Joshua sobre su faceta de director internacional, ya no se trata de trabajar con jóvenes o pares, sino de variar las edades y las nacionalidades. Adaptarse con elegancia para liderar la conceptualización y producción de un concierto exitoso.

-Con la selección del repertorio que presentará en México, ¿qué reacción esperas generar en el público?
-Yo creo que va a ser muy agradable para el público poder disfrutar de estos dos programas que están llenos de mucha fuerza pero a su vez de mucho romanticismo, esto hace que sea accesible para los diferentes tipos de audiencia.

-Más allá de hacer música, dirigir a una orquesta internacional de 80 años de trayectoria debe tener una aproximación diferente, ¿cómo enfocas la visión de las piezas y los compositores a estos músicos?
-Los grandes maestros se encargaron de escribir las obras, ahora como director intento interpretar lo que ellos quisieron decir a través de su música y comunicarlo con sinceridad a la audiencia y a los músicos de la orquesta, de tal manera que no es la visión de Joshua Dos Santos sino la visión del compositor que revive a través de los músicos que la interpretamos.

-Le preparas al maestro Dudamel centenares de ensayos de la Bolívar mientras están de gira ¿En qué ha contribuido esto a la hora de subirse al podio?
-Hacer música de la mano del maestro Dudamel ha sido desde el punto de vista educativo lo mejor que me ha podido pasar. Ya son casi 5 años que tenemos como equipo y la percepción de la música empieza a cambiar, madurar es un proceso usual de la vida pero hacerlo al lado de una persona con la experiencia de Gustavo es un lujo.

-Realizarás el estreno nacional en México de la Obertura en mi bemol mayor del pianista y compositor polaco Ignacy Padrewsky ¿cómo te estás preparando? ¿Has recibido algunas recomendaciones?
-La preparación va muy bien, me he enfocado especialmente en la línea del tiempo y en la historia ya que la partitura realmente la tendré en mis manos al llegar a México.

-¿En algún momento te aventurarías a componer?
-Lo hice en algún momento hace más de 10 años, empecé con un concierto para contrabajo inspirado en Edicson Ruiz y algunas otras cosas, pero ninguna de las ideas floreció. Creo que me siento más a gusto con el proceso de orquestación que con el de creación en si, aunque últimamente ha regresado la idea de componer.

-¿Has percibido un gusto diferente por la medida del tiempo y el juego de los ritmos en la interpretación según el país donde te encuentres o la pieza debe ser interpretada con rigor según las anotaciones de los compositores.
-No creo que la zona geográfica deba influir en los aspectos musicales, posiblemente algunas cosas cambian, pero los estilos y las tradiciones forman parte de la historia y deberían viajar siempre con nosotros sin importar el sitio al que vayamos.

-¿Te atreverías a dirigir de memoria?
-Frecuentemente lo hago, forma parte de las enseñanzas del maestro Jose Antonio Abreu, te da cierta libertad sobre el podio y la posibilidad de enfocarte más en la música y menos en la partitura. Sin embargo si no me siento preparado para dirigir de memoria no lo hago.

-¿Cómo define Joshua Dos Santos su estilo de dirección: elegante, fresco, expresivo, tirano, líder?
-Es muy difícil definir uno mismo su estilo y en este momento creo que estoy nuevamente en un proceso de transición, buscando refinar algunos elementos, asi que eso dificulta un poco más responder la pregunta.

-En cada visita que realizas representas la insignia de El Sistema de Orquestas venezolano, ¿la gente se siente interesada por el fenómeno social de educación musical e integración?
-Parafraseo a Daniel Barenboim quien recientemente dió su opinión al respecto, “El Sistema más que un proyecto social es un proyecto musical humanitario”. Yo le tomo la idea y desde esa perspectiva considero que la gente si se siente interesada por el proyecto, especialmente con las situaciones  tan complejas que se viven en diferentes regiones del mundo, la música definitivamente puede ser un canal para aliviar tanto sufrimiento.

Por último Joshua compartió que a finales de abril estará dirigiendo nuevamente en Caracas en donde no se había presentado desde que comenzó el año. Luego en mayo realizará diferentes proyectos en Europa, especialmente con la Joven Orquesta de Barcelona y para septiembre está proyectado su debut con la Orquesta Filarmónica de Bogotá en Colombia.