Destacados Eventos Sinfónico

Inspirado en el recuerdo grato de los profesores que contribuyeron en su formación


Prensa Secretaría de Cultura | María Villalobos

Sus buenos consejos permitieron hacer realidad sus anhelos: dirigir una orquesta. José Miguel Rodríguez nació en Maracaibo el 23 de febrero, 1995, refiere que desde el momento que Claudio Caldera –su mejor amigo estudiaba flauta- experimentó atracción por el instrumento. “Pero el profesor Pablo Baüer me dijo que no tenía condiciones. Entonces, decidí estudiar violín. El maestro Ramón Aranguibel inició mi formación en el Núcleo Santa Rosa de Agua”.

José Miguel Rodríguez ingresó a la Sinfónica de la Juventud Zuliana “Rafael Urdaneta” a los 18 años, gracias al apoyo de la profesora Yanina Albornoz. Venía de cursar estudios con Énder Burgos y Rosa Chacín cuando formó parte de la Orquesta Infantil y la Juvenil del Conservatorio de Música “José Luis Paz”. “A Ivette Ferreira le debo lo que soy como persona y músico. Ella, para mí, es como mi mamá musical”. También da méritos al maestro Rhios Sánchez, quien lo impulsó en la parte profesional.

“La música da muchas alegrías y tristezas, pero no hay nada que no cure un aplauso del público. La mentalidad del venezolano debe cambiar, porque para tener un buen país se necesita ser un buen venezolano, hay que salir adelante, no nos rindamos nunca”.

Forma parte de la fila de violines de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo. “Hace dos años y medio gané -por concurso- la Dirección Asistente de la Sinfónica de la Juventud Zuliana “Rafael Urdaneta”. Me preparo cada día para dar lo mejor a lo que más amo: la música, porque es un gran compromiso estar con músicos de tu edad y ser quien los dirige, pero cuando hay confianza se gana el aprecio”.

Recibe clases magistrales con Teresa Hernández, en  Coro, estado Falcón y en el Centro de Acción Social por la Música. “A Teresa la amo como una abuela, me apoya y está pendiente en todo momento de mis avances y de mis conciertos”.

El 12 de febrero dirigirá el concierto en honor a la Juventud en el Centro de Arte Lía Bermúdez. “Será un gran concierto, dirigiremos el maestro Rubén Cova, Miguel Rodríguez y yo. Este evento reunirá a ex músicos de la Sinfónica “Rafael Urdaneta”, con un atractivo repertorio que agradará el público”.

Para José Miguel Rodríguez el concierto que más trabajó fue “Romeo y Julieta”, el pasado enero en el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez. “Me gusta explicar al público lo que escuchará. Desvirtuar eso de que la música clásica es aburrida. Por eso nuestros conciertos son un llenazo total, porque tratamos de innovar en todo momento, esto me satisface en lo personal”.

El joven director de orquesta culminará en julio próximo sus estudios de musicología en la Universidad “Cecilio Acosta”. “Me encanta la cocina. Soy un deportista frustrado y por ello disfruto al máximo los partidos de fútbol. Quiero estudiar idiomas. Practico y entiendo algo de italiano y quiero aprender francés,  pero lo que más me llena es la dirección de orquesta y tocar violín. Aspiro dirigir una ópera o un ballet”.