El tenor, quien logró el reconocimiento internacional tras formar parte del espectáculo Los Tres Tenores, con Pavarotti y Plácido Domingo, también es un activista en la lucha contra la leucemia


Vía:  www.elhorizonte.mx

El tenor José Carreras, famoso por la calidad de su voz y su interpretación de obras de Verdi y Puccini, así como por la labor altruista en la que abandera la lucha contra la leucemia, celebra hoy su 70 aniversario. Nacido en Barcelona, España, en 1946, su trabajo se popularizó a partir del proyecto Los Tres Tenores, al lado de Luciano Pavarotti y Plácido Domingo.

Su recorrido musical inició a la edad de siete años, cuando ingresó al Conservatorio Superior Municipal de Barcelona, en el que estudió solfeo, piano, y canto. Luego de quedar impresionado con la película El gran Carusso, en un cine del barrio, descubrió que sólo quería estudiar para ser cantante. El éxito le llegó a en 1970 tras su interpretación del Réquiem del compositor italiano Giuseppe Verdi, con el que triunfó en Madrid.

De acuerdo a su sitio oficial, Carreras cuenta con una extensa discografía, que incluye más de 150 grabaciones entre las que destacan 50 óperas completas, oratorios, recitales clásicos y de música popular, por los que ha sido acreedor a diversos reconocimientos como discos de oro y platino en todo el mundo.

Luego de conquistar difíciles escenarios, en 1987 se enfrentó a su mayor reto, la leucemia linfoblástica.  Después de ser sometido a cirugías y tratamientos, el tenor logró una recuperación completa, por lo que se fijó la meta de crear una fundación en torno al padecimiento. “Me planteé un objetivo: conseguir que, algún día, las personas que estuvieran en mi situación tuviesen más oportunidades”, señaló en una entrevista.

Posteriormente, la fama mundial le llegó al formar parte del célebre concierto Los Tres Tenores, en el que compartió el escenario con sus colegas Luciano Pavarotti y Plácido Domingo. Actualmente  realiza una larga gira que sido considerada como su despedida de los escenarios, aunque él ha aseverado que no tiene una fecha establecida para dejar de cantar.