José Carmelo, como lo llaman comúnmente sus amigos y compañeros, es un músico carabobeño que ha sabido posicionarse como uno de los jóvenes directores más destacados del país. Con una apretada agenda y una gran gestión cultural, esta figura de la dirección venezolana se encuentra en constante crescendo


Actualmente es Director de la Banda Sinfónica 24 de Junio (Patrimonio Cultural del Estado Carabobo con 94 años de existencia), además de ser Director Adjunto de la Orquesta Sinfónica de Carabobo, Director Académico del Movimiento Sinfónico y Coral Juvenil Brasileño y Directivo de la Fundación Festivales de Carabobo.

Entre sus logros del año 2016 se destacan: la creación del Coro Orquesta Sinfónica de Carabobo, el cual se presentó en un extraordinario concierto inaugural el pasado domingo 11 de diciembre en el Teatro Dr. Alfredo Celis Pérez de la Universidad de Carabobo. La creación del Coro Infantil Semilleros Musicales de la Banda Sinfónica 24 de Junio, programa educativo que procura la formación de generaciones de relevo para garantizar la permanencia de esta institución casi centenaria. La presentación de su primer libro titulado: “Guía para Directores de Orquestas Noveles en Venezuela”, bautizado en la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo y publicado por el Fondo Editorial Carabobo y la Secretaría de Cultura de Carabobo. La creación del Primer Concurso Nacional de Composición de la Banda Sinfónica 24 de Junio, el cual invita e incentiva a todo el gremio de compositores venezolanos a escribir para el formato de Banda Sinfónica. Y su exitosa participación como director musical y académico en el 4to Seminario Internacional del Movimiento Sinfónico y Coral Brasileño celebrado en la ciudad de Brasilia, capital de la República Federativa de Brasil.

Con las agrupaciones que lidera ha dirigido exigentes obras como 9na sinfonía de Beethoven, Cantata Criolla de Antonio Estévez, Ballet El Lago de los Cisnes de Tchaikovski, La Consagración de la Primavera de Stravinski, Zarzuela La Verbena de la Paloma de Tomás Bretón, Sinfonía India de Carlos Chávez, entre otras grandes obras. Además de grandes fusiones, como por ejemplo, la unión de la Banda Sinfónica 24 de Junio y el cuarteto de Jazz del afamado guitarrista Carmelo Medina (Guitarrista de Guaco, La Súper Banda de Venezuela) presentados en el Teatro de la ópera de Maracay y las coproducciones con el Estudio Integral de Flamenco Carolina León, haciendo obras de corte español.

La Dra. Emir Giménez, Secretaria de Cultura de Carabobo, escribió lo siguiente: “Cuando se presentan conciertos que José Carmelo dirige, tales como la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven, el público siente como este Director proyecta su energía, pasión, dulzura y profesionalismo a músicos, coralistas y solistas; de manera que impregna a los ejecutantes e intérpretes la magia espiritual que proviene de la música, combinada con emociones, sentimientos y paz interna; esta actuación al frente de la orquesta va tejiendo un halo envolvente que integra el conocimiento sobre el arte de dirigir, técnica y ensayos para inundar de notas el silencio en donde los asistentes disfrutan en un escenario donde sólo la música protagoniza el momento.”

Entre los reconocimientos recibidos durante el año se destacan: La Mención Especial de Mérito Bolívar y Urdaneta, otorgado por la Sociedad Bolivariana de Carabobo y el Reconocimiento Especial por parte del Consejo Legislativo de Carabobo.

José Carmelo Calabrese, orgullo de los carabobeños y digno representante de Venezuela, sigue creciendo, empuñando su batuta y llevando arte y cultura a todos los espacios.