El especialista español estuvo este año en Venezuela transmitiendo sus conocimientos acerca del Método BAPNE.

Por Ana María Hernández Guerra
@amhg_periodista
ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA

Biomecánica, Anatomía,Psicología, Neurociencia y Etnomusicología: si se toman las iniciales de estas palabras tendremos las siglas de BAPNE, un método a través del cual se ofrecen recursos prácticos a los docentes para la aplicación de la percusión corporal como estrategia de enseñanza-aprendizaje.

En Venezuela, recientemente estuvo el maestro Javier Romero, un pionero en este método, quien instruyó a varios profesores y músicos sobre su uso y eficacia.

-En su trabajo reciente con los venezolanos, ¿cuáles fueron sus resultados? ¿qué percepción se lleva de los músicos venezolanos?

-He estado en Venezuela en diversas oportunidades dando talleres tanto en Caracas como en otras zonas del país desde hace más de 5 años. Tenía varios años sin visitar Venezuela, en esta última oportunidad, específicamente en abril de este año, fui invitado por el Sistema de Orquestas para dictar una serie de talleres a sus docentes a través del programa de Formación Académica, de esta forma ellos conocieron la metodología. De hecho algunos de los profesores que asistieron los conocía de mis visitas anteriores y pudieron conocer los avances que constantemente tenemos en BAPNE. Nuestro foco está vinculado a las funciones ejecutivas y la neuromotricidad.

-Siempre me llevo una excelente impresión del músico venezolano. Tienen un nivel altísimo y me exige mucho como docente mantenerles un nivel adecuado a sus habilidades. Tal como lo expresé en la revista de Educación Musical, en la cual realizaron un monográfico de El Sistema, siento una  gran admiración por el músico venezolano, las destrezas que posee para aprender y corporeizar la música son características que no se ven en todas partes del mundo.

-¿Está usted estableciendo bases para la enseñanza del método BAPNE en Venezuela?

-BAPNE ha tenido un crecimiento importante en los últimos años y hemos establecido bases en Latinoamérica en países como México, Costa Rica y Venezuela, en donde contamos con formadores y futuros formadores BAPNE. Este verano hemos iniciado en México y Costa Rica el primer Posgrado de la metodología BAPNE (http://www.metodobapne.com/es/blog/944-bapne-at-the-school-es) que tiene una duración de un año; este mismo posgrado se realizará en España a partir de Septiembre en Bilbao y Madrid, adicionalmente tenemos las Formaciones del Master Universitario (www.bodypercussion.master.com) en España e Italia.

-En Venezuela contamos con una formadora certificada con Master Universitario, la profesora Andreina Liendo (formada en España) que ha estado llevando a cabo cursos en diversas instituciones tanto en Caracas como en el interior del país y ha estado trabando la metodología en varios colegios con niños de preescolar, así como con los adultos mayores en el programa Juventud Prolongada de Chacao. Siempre estaremos abiertos a la posibilidad de seguir sembrando y fomentar lazos con los países interesados en nuestra metodología. Mi intención es poder realizar este Posgrado también en Venezuela, del que estaban muy avanzadas las conversaciones pero la situación actual nos ha obligado a posponerlo para más adelante. Tanto el interés del músico venezolano por formarse con nosotros que tenemos a 3 de ellos inscritos en el Posgrado de México.

-Este método, ¿tiene alguna relación con la musicoterapia?

-En realidad no. BAPNE es un método de estimulación cognitiva, socioemocional, psicomotriz y neurorrehabilitativa que tiene sus bases en la neuromotricidad, en donde utilizamos la percusión corporal junto con el ritmo, la palabra hablada o cantada y el movimiento para obtener mejoras en procesos de atención, memoria, funciones ejecutivas, lateralización y disociación del cuerpo. No utilizamos música de fondo porque esto genera otro tipo de estimulación, en nuestros ejercicios utilizamos nuestro cuerpo como instrumento, la voz y el desplazamiento para lograr los beneficios antes mencionados. Sí manejamos un aspecto terapéutico, pero desde otro punto de vista, ya que trabajamos tanto con personas sanas como con aquellas que tienen necesidades educativas y/o especiales tales como: Alzheimer, Parkinson, daño cerebral, dislexia, TDAH, entre otras.  BAPNE posee una tabla de ejercicios específicos como Handsball Change que están creados de forma individualizada para cada patología. Tenemos tesis doctorales y artículos de alto impacto que pueden consultarse gratuitamente. 

(http://www.metodobapne.com/es/grupo-investigacion/publicaciones)

-¿De qué manera ayuda a los músicos este método?

Aunque el método BAPNE no es un método musical, está fuertemente relacionado con la música. De hecho, para realizar el master universitario es un requisito tener conocimientos musicales ya que es necesario para entender la estructura de los ejercicios y los niveles progresivos que posee el método (son ocho niveles). Además que poseemos materiales y ejercicios que son de gran utilidad para la enseñanza musical, con lo que BAPNE se puede convertir en una herramienta de aprendizaje diferente para el músico. A esto le podemos sumar las ventajas antes mencionadas como son las mejoras en procesos de atención, memoria, concentración que son importantes dentro de la formación musical. En breve publicamos un libro titulado “BAPNE Solfege” donde le entregamos muchos recursos al profesor de música.  En el ámbito musical hemos tenido muy buena acogida dado que hemos sido invitados a dar cursos en CURTIS (Philadelphia), The University of the Arts (EEUU), Universidades de Japón, Jamaica, Noruega, México, Costa Rica, Venezuela y numerosos conservatorios de alto nivel en muchos países. El Método BAPNE es una herramienta más de trabajo que está a la disposición de todo tipo de usuario que la sepa emplear correctamente.

-Una vez que los maestros tienen conocimiento de este método, ¿cómo les ayuda, particularmente, en el trabajo de sus aulas, con sus estudiantes?

-El Método BAPNE está en contacto directo con el profesorado y siempre le preguntamos sobre los dos grandes problemas que observan continuamente en el aula. La respuesta es unánime: problemas de atención y problemas de conducta (falta de respeto hacia el profesor o sus propios compañeros). Es por ello que esta metodología se ha centrado en crear una serie de actividades que propongan la mejora de esta problemática. Para obtener resultados académicamente ciertos empleamos test validados. Esta es la razón por la que trabajamos preferentemente en el estudio de las funciones ejecutivas.

Nuestro equipo de investigación ya posee datos publicados que evidencian que si hay una mejora en los procesos atencionales, control de impulsos, memoria de trabajo, comportamiento socioemocional y trastornos motores. Colaboramos con responsables de alto nivel médico y neuropsicológico que diseñan los protocolos de investigación para no dar palos de ciego. Por ejemplo, en el Posgrado de Costa Rica está inscrito un Médico Cirujano el cual comenta que le viene genial el Método BAPNE porque le ayuda al proceso atencional cuando opera.

En estos momentos tenemos una investigación en curso con pacientes de Alzheimer en el que los datos obtenidos son muy positivos y podemos aportar estrategias para la mejora de la calidad de vida. Se ha demostrado que los procesos de atención disminuyen si pasamos horas sentados y repitiendo para aprender algo, es decir, ¿usted puede pasar cuatro o cinco horas sentado ante el ordenador sin cansarse?, pues los alumnos no deberían estar sentados la mayoría del tiempo como ocurre frecuentemente en las aulas. Con BAPNE se tienen una gran cantidad de ejercicios que no tiene  una duración mayor a los 3 minutos, los cuales se realizan de forma grupal, en donde solo necesitamos nuestro cuerpo y los cuales nos ayuda a focalizar la atención, mejorar las funciones ejecutivas que implica lo que es planificación, control de impulsos, atención ejecutiva, logro de metas, autorregulación y motivación. Adicionalmente a través de nuestras actividades trabajamos implícitamente los valores, de esta forma un docente puede introducir estos ejercicios junto con los objetivos que desea cubrir y tendrá un mejor rendimiento, al ser una actividad novedosa y de integración, la cual posiblemente despertará interés en sus alumnos. En BAPNE siempre buscamos innovar ya que contamos con un grupo de investigación conformado por  profesionales de diferentes áreas como docentes, neuropsicólogos, pedagogos, músicos, terapeutas, logopedas, entre otros, que se encuentran constantemente buscando diferentes visiones que la metodología puede aplicar en diversos ámbitos. Todas estas investigaciones son publicadas en revistas de alto impacto así como en congresos internacionales.(http://www.sciencedirect.com/search?qs=bapne+&authors=&pub=&volume=&issue=&page=&origin=home&zone=qSearch)

-¿Se puede aplicar este método a otras áreas del saber o es exclusivo para músicos?

-Sí, el método BAPNE se aplica desde niños de edad preescolar hasta el adulto mayor. Poseemos una amplia bibliografía (http://www.percusion-corporal.com/index.php/es/libros-y-dvds ) en donde existe una gran cantidad de ejercicios para ser realizados en cada etapa evolutiva.

Es importante destacar que así como sentamos nuestras bases en la neuromotricidad, nuestro paraguas es la teoría de las Inteligencias Múltiples, con lo que en las sesiones BAPNE se pueden trabajar no solo aspectos matemáticos o lingüísticos, sino corporales, intrapersonales, interpersonales, musicales y cada una de las inteligencias propuestas en esta teoría. Todo docente que conozca la metodología lo puede aplicar en su ámbito educativo y logrará obtener los beneficios que plantea la metodología siempre que se realice de la forma secuenciada y estructurada que poseemos. Como decimos en BAPNE: lo poco que sabemos, lo sabemos entre todos. Mientras más ramas se sumen a nuestra propuesta más podremos aportar en la educación.

-¿Por qué exactamente se trabaja con la percusión?

-BAPNE inicia en el año 1998 con una serie de viajes que realizo a África, esto cambió mi perspectiva sobre la visión del movimiento y la importancia que tiene el cuerpo en nuestro aprendizaje. El músico occidental tiene más la percepción de que la música está solo en la cabeza, el cuerpo es solo técnica. En cambio el africano expresa su música con todo el cuerpo, la parte cognitiva o racional está en un segundo o tercer plano. Somos seres corpóreos y desde que nacemos aprendemos del movimiento corporal, todo inicio del conocimiento es a través de nuestros sentidos y con el tiempo le restamos importancia al factor crucial que representa nuestro cuerpo en el aprendizaje. La percusión corporal es el arte de percutir en el cuerpo produciendo diferentes sonoridades con una finalidad didáctica, terapéutica, antropológica y social. No la empleamos con un fin de dar un espectáculo o concierto, como lo hacen compañías como Stomp o Mayumaná sino con fines académicos, pedagógicos y terapéuticos. Cuando realizamos una sesión BAPNE no buscamos la perfección sino adquirir habilidades más no destrezas como lo implica la danza.