Vía: La Nación.com.ve | Freddy Omar Durán

Siempre fiel a  la filosofía de que la música es disfrute total y compartido entre quien la interpreta y quien la escucha, el maestro Rodney Winther, nuevamente toma la batuta  de la Banda Oficial de Conciertos Marco Antonio Rivera Useche, en dos particulares conciertos que se presentarán  el jueves 9 y el viernes 10 en el auditorio principal de la Unet, a partir de las 7 y 30 de la noche.

Nuevamente el maestro Rodney Winther nos honra con su visita y sapiencia para dirigir dos conciertos con la Banda Oficial de Conciertos. Foto Carlos Eduardo Ramírez. (Carlos Eduardo Ramirez)

Nuevamente el maestro Rodney Winther nos honra con su visita y sapiencia para dirigir dos conciertos con la Banda Oficial de Conciertos. Foto Carlos Eduardo Ramírez. (Carlos Eduardo Ramirez)

Esta es la quinta visita del director estadounidense quien para esta ocasión ha sido especialmente motivado por la integración al trabajo artístico, de la Coral del Táchira lográndose el encuentro de dos agrupaciones de larga tradición y renombre nacional e internacional.

De otra parte la experiencia y conocimiento del maestro Winther se ha volcado sobre una serie de talleres de dirección bandística y orquestal, impartidos este mes en el auditorio Rafael de Nogales Méndez del Centro Cívico, sin costo alguno, a través de los cuales se ha pulido aún más el gran nivel de nuestros músicos. Este mejoramiento continuo lo ha querido garantizar enfrentando a los músicos, a retos cada vez mayores, de los cuales el público será testigo al realizarse no un mismo concierto con doble función sino dos diferentes,  el del jueves con la participación de la Coral del Táchira.

Esta actividad, en su doble faceta formativa y de goce estético, ha sido posible gracias al apoyo de la Dirección de Cultura de la Gobernación del Táchira, la Alcaldía, el Iamfiss y la Embajada de los Estados Unidos.

El amor entre Winther y el mundo musical tachirense ha sido mutuamente correspondido, pues siempre se le ha requerido para entregar más y más, y él con todo el gusto acepta el desafío, entre otras razones, al tener la seguridad de contar con un valioso contingente artístico.

Su primer contacto con el mundo musical tachirense en el año 2000 fue posible gracias al enlace de Alejandro Rivas  con la Universidad de Cincinatti, hijo de Rubén Rivas, -artífice de la licenciatura en Música de la Unet- y padre de Ilych Rivas, el joven director de orquesta tachirense, quien con apenas 20 años ya hace noticia en el orbe sinfónico internacional: se siente orgulloso de haberle cedido por primera vez la batuta a aquel niño de escasos nueve años, introvertido pero en ese entonces de madura personalidad, a quien el maestro Winther le augura momentos de gloria.

Maravillosa, amable y poseedora de un  bello paisaje natural han sido los calificativos con los que ha definido la San Cristóbal, que en el transcurso de más de una década lo ha acogido; no obstante esas buenas razones, la principal para regresar una y otra vez ha sido  interacturar con tanto profesionalismo.

Ese vínculo se vio fortalecido al ser el gran director invitado por los 450 años de la ciudad y serle entregada por el gobernador Pérez Vivas la orden Manuel Felipe Rugeles en el marco de tal efemérides.

Dos grandes se unen

La  Banda Oficial de Conciertos Marco Antonio Rivera Useche, lleva una tradición de más de un siglo y en alguna época se le llamó la segunda banda de la República. Por otra parte la Coral del Táchira se ha desempeñado con grandes éxitos en sus 35 años de existencia, triunfando en festivales internacionales. Presenciarlas a las dos juntas resulta un gran acontecimiento para demostrar cuánta madurez ha ganado la música tachirense.

Como nos ha contado el maestro Winther, a pesar de ser la primera vez que ha trabajado con Alexander Carrillo y la Coral del Táchira se ha entendido de maravillas con él y sus coristas.

Pero aunque los conciertos de estas dos noches en la Unet  les exigen a los músicos, no quiere esto decir que el repertorio de ambas veladas  sea pesado, por el contrario será festivo y delicioso recorriendo un amplio mapamundi musical que incluye  países como México, EEUU, Venezuela y algunos de Europa.

Estas interpretaciones se inspiran en la filosofía musical de Winther que contempla siempre aspirar al máximo nivel, siempre disfrutarlo al máximo en su ejecución y esperar del público la máxima fruición.

Si bien el trabajo de las bandas y las orquestas sinfónicas, nos aclara Winther, se diferencia, ninguno se puede considerar superior al otro y hoy en día  muchos compositores se interesan  por crear partituras para bandas, amén de que mucho del repertorio popular que escuchamos en cine, radio y televisión se redescubre en esta modalidad.

El programa contempla una variedad de temas seleccionados para esta ocasión, entre ellos “Armenian dances”, Celebration Overture, La Fiesta Mexicana, El Señor de los Anillos, Danzas Folklóricas, Suite de Danzas Antiguas de América, Canción Colonial, Procesión de los Nobles, Puszta, Amazing Grace, Shenandoah, Suite Francaise, Three Penny Opera Suite, entre muchos más.