Waldo Aranguiz fue presidente de la ALACC, fundador de la FIMC y un activo director y promotor en la fundación y creación de asociaciones corales y eventos. Waldo fue un buen amigo de la FSCV. Paz a sus restos y nuestro cariñoso saludo a sus familiares y amigos.


Vía: mariaguinand.blogspot.com | Por Aléxis Páez Galindo

El maestro Waldo Aranguiz se inició en la música como niño cantor en el Coro del Instituto de Humanidades Luis Campino, que dirigía Mario Baeza Gajardo

En 1945, al terminar sus estudios secundarios en ese mismo colegio, ingresó al Seminario Pontificio donde siguió estudios de Filosofía, Ética, Psicología e Idiomas Clásicos (latín, griego y hebreo) pasando luego al Curso Doctoral de Teología en la Facultad respectiva de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Paralelamente, durante esos cuatro años, bajo la guía del Pbro. Fernando Larraín Engelbach, maestro de capilla y organista, estudió e hizo práctica diaria de Dirección Coral poniendo énfasis en el Canto Gregoriano y Polifonía Religiosa.

En 1950 se incorporó al Coro de la Universidad de Chile como ayudante de Mario Baeza Gajardo.

Allí comenzó a escribir sus primeros arreglos musicales

Se hizo cargo del proyecto de Extensión del Canto en la Universidad, organizando grupos corales en las diversas escuelas universitarias, algunos de los cuales dirigió.

Fruto de esa política de difusión nació también el Coro del Puerto de San Antonio, conjunto que dirigió durante 25 años.  Asimismo, asumió la conducción de otros grupos corales a los que ha llevado, invariablemente, a lugares de prestigio en el mundo musical.  El Coro del Puerto de San Antonio, Coro de la Universidad Católica de Chile, Coro Filarmónico del Teatro Municipal de Santiago, son algunos de los conjuntos que han estado bajo su batuta.

Continúa sus estudios de voz, armonía y contrapunto en la Escuela Moderna de Música, con los profesores Clara Oyuela y Miguel Aguilar.

En enero de 1957 organizó, en el Puerto de San Antonio, el Congreso Nacional de Directores de Coro que dio origen a la Federación Nacional de Coros de Chile, de la cual es uno de los fundadores de la Federación Nacional de Coros de Chile (FEDECOR) y de la que ha sido Presidente en varias oportunidades.

En 1959 se hace cargo del Coro del Estadio Español de Las Condes, que dirige por varios años y con el que participa en numerosos festivales y giras de conciertos.  En 1990 retoma la dirección del conjunto, esta vez con el nombre de Coro Juan de l’Encina, el que aún dirige.

En 1962 fundó el Coro Filarmónico Municipal, compuesto por más de 100 voces.  El Coro estuvo presente durante 14 años (hasta 1975) como parte fundamental en las temporadas sinfónico-corales y de la ópera del Teatro Municipal, actuando sus integrantes ad honorem sin recibir remuneración alguna.

Waldo Aránguiz ha desarrollado una doble carrera como músico y como dirigente del movimiento coral, en Chile y América, y es considerado como uno de los directores de coros más importantes del país.

Durante 1966 y 1967 recibió una beca del Departamento de Estado de los Estados Unidos y la Fundación Rockefeller, para perfeccionarse con el maestro Robert Shaw en la Meadow Brook School of Music de la Universidad de Oackland, Rochester, Michigan, ocasión que le sirvió, además, para contactarse con un grupo de destacados maestros de Norte y Sudamérica.  Esta relación ha facilitado sus posteriores tareas de coordinador e impulsor de la vida coral del continente, que constituye una de sus preocupaciones preferentes.

En 1973 recibió el Premio Nacional de la Crítica. En julio de 1975 funda el Coro Ars Viva –que aún dirige- con el cual se ha presentado en las principales salas de concierto y realizado numerosas giras por América.

Durante 12 años, hasta 1980, colaboró con Arturo Junge en la dirección de las Semanas Musicales de Frutillar, y en dos oportunidades viajó a Alemania como director asistente del Singkreis.

En 1981, fundó las Jornadas Corales de Villarrica que dirigió durante 10 años.

 Con el apoyo de la Municipalidad de Santiago fundó el Centro de Extensión Coral, que mantuvo diez coros en otros tantos barrios de la comuna.  Entre 1983 y 1985 hizo otro tanto con el Centro de Extensión Coral de Providencia.

En 1982 organiza la delegación de directores chilenos que concurren a Namur, Bélgica, donde se funda la Federación Internacional para la Música Coral (IFCM), ocasión en la cual es elegido Vicepresidente.

En los sucesivos Simposios Internacionales de la IFCM -celebrados cada tres años en Viena, Estocolmo, Vancouver, Sydney, Rotterdam y Minneápolis- participa en talleres de perfeccionamiento y reuniones de la IFCM, siendo reelegido para nuevos cargos directivos.  Actualmente se desempeña como Consejero Especial del Directorio.

En 1996 concurre a Novo Hamburgo, Brasil, donde se funda la Asociación Latinoamericana de Canto Coral (ALACC) desempeñándose como Vicepresidente hasta 1999.  Ese año es elegido Presidente Internacional de la institución y, en abril 2003, es reelegido por un nuevo período.

En 2002 es elegido Vicepresidente del Consejo Chileno de la Música, cargo que ejerce hasta hoy.  En junio de ese año es invitado a Alemania al Concurso Internacional de Coros de Cámara en Marktoberdorf. En octubre participa en el IX Seminario de Educación Musical del Foro Latinoamericano de Educación Musical (FLADEM).

Durante 2003 realiza numerosas actividades culturales, entre las que destacamos:  Cabildos Culturales (mayo); preside el jurado del 2º Festival de Coros Militares del CIM (agosto); el IX Seminario de Educación Musical del Foro Latinoamericano de Educación Musical (FLADEM), realizado en la Universidad Andrés Bello de Santiago (octubre).

En noviembre de 2003 recibe el Premio Municipal de Arte, categoría Música Docta, de la Municipalidad de Santiago.

En junio de 2004 es elegido presidente del recién creado Consejo Coral de Chile, organismo formado por:  la totalidad de las instituciones corales del país: Asociación Coral del Norte, Corporación Coral Universitaria, Federación Nacional de Coros de Chile, Sociedad Coral de Profesores, Asociación de Coros de la Carretera Austral, Asociación de Coros Municipales, Programa Crecer Cantando, Asociación Latinoamericana de Canto Coral.

En julio de 2004 participa en las III Olimpíadas Corales Internacionales en Bremen, Alemania, patrocinada por la Fundación Interkultur.  Es elegido miembro del Consejo y, como tal, viaja a las Olimpiadas.

A esta intensa actividad, agreguemos los ensayos y actuaciones que a lo largo del año ha ofrecido con los conjuntos de su dirección:  Coro Ars Viva  (Santiago), Coro del Estadio Español  (Santiago), Coro Armonía  (Talagante), Coro de Curacaví  (Curacaví), Coro Singkreis  (Santiago)

Waldo Aránguiz desarrolla numerosas actividades paralelas a la dirección, dictando cursos y talleres, sirviendo como jurado en concursos nacionales e internacionales, escribiendo obras para coros, colaborando como traductor en el Boletín Internacional de la FIMC (Federación Internacional para la Música Coral), y otras.  Es miembro permanente del jurado de “Crecer Cantando” del Teatro Municipal.  Y como presidente de la ALACC, impulsó la celebración de dos importantes eventos:  el Festival Internacional de Coros Mario Baeza y el Festival de Música Coral Chilena.